Blog

Tiempo de lectura: 2 minutos

A
A

30.01.2018

Los animales muertos

Museo Tamayo Arte Contemporáneo, Mexico City
3 de octubre de 2017 – 18 de febrero de 2018

A través de dibujos y procesos manuales, Jorge Satorre (Ciudad de México, 1979) indaga sucesos que podrían parecer insignificantes frente a su contexto general o que en ciertos momentos han pasado desapercibidos. La elección de estos acontecimientos como punto de partida corresponde a episodios omitidos en la memoria del lugar donde trabaja, imágenes repetitivas que aparecen en su mente, o bien a sus investigaciones sobre las formas mismas de buscar rastros y contar historias a partir de ellos.

El proyecto que Jorge Satorre desarrolló para el Museo Tamayo lleva a proporciones exageradas la combinación de una escena mental recurrente para el artista con un accidente común en el proceso de elaboración de suelos de barro artesanales. Por un lado, la escena es ese momento en el que dos lobos acechan a un borrego, una imagen que inevitablemente hace eco de uno de los relatos más usados en narrativas de persecusión, a menudo cargadas de connotaciones sociales, políticas o religiosas. Por otro, el accidente es el acontecimiento que sucede en el proceso de secado de las piezas de barro cuando los animales nocturnos llegan a caminar sobre ellas, imprimiendo sus huellas y volviéndolas inservibles para quien las produce. Según considera el artista, descubrir estas anomalías en el barro es un momento de decepción en el que, paradójicamente, el trabajador se reconoce a sí mismo en su oficio, consciente de sus procesos y las normas que definen su labor. Paralelamente, mirar las huellas frescas formula el rastreo de los animales a partir de señales que dejan en el terreno.

Tomando las ideas del historiador italiano Carlo Ginzburg, referencia central para el trabajo de Satorre, este acto de inferir el pasado inmediato a partir de marcas en la naturaleza es una de las primeras manifestaciones narrativas en la humanidad y el origen de un proceso mental que da paso a los métodos usados en psicoanálisis e investigaciones criminales. A partir de estas concepciones, las piezas aquí mostradas sugieren una búsqueda de pistas a la vez que ponen en marcha un ejercicio de narración y reinterpretación de los sucesos, los hallazgos del artista y las ficciones que los entrelazan. A través de eventos que cuentan pequeñas historias cotidianas, Los animales muertos recrea el relato proverbial del lobo y el borrego, explorando los distintos símbolos e imaginarios que lo constituyen, tanto colectivos como personales, sugiriendo, asimismo, que el visitante haga su propia búsqueda de rastros y significados.

http://museotamayo.org/

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha