fbpx

Blog - Puerto Escondido - México

Tiempo de lectura: 4 minutos

A
A

07.07.2021

LLANO presenta "Oda al Viento" de Mano Penalva en México

Puerto Escondido, México
9 mayo, 2021 – diciembre, 2021

Vientos de navegación / Viento en popa / Vientos para navegar

¿Cuántas cosas terribles podría disolver el viento de las nubes?
—João Guimarães Rosa, Grande Sertão: Veredas

Siempre hay cierta distancia (tan corta como profunda) entre la idealización de una nueva obra, su proceso de investigación conceptual, sus procedimientos de materialización y el resultado final. Ode to the Wind (Oda al viento) es un proyecto sobre una fuerza implacable de la naturaleza. Se trata de trabajar con la brisa, no como un obstáculo o un estorbo, sino como una especie de coautora, incorporando sus potencialidades. Esta es una obra sobre dibujos y líneas (líneas que son, en realidad, puntos infinitos). Esta es una obra sobre el tiempo, ya que reside en la imprevisibilidad de los elementos, en la espontaneidad de la materia, en la falta de control. Esta es también una obra sobre las fronteras: parámetros geográficos para la organización humana política, social y económica; median y controlan los desplazamientos, instigan y escalan los conflictos, delinean y conforman las identidades, además de ser paisajes, de seguir ríos y cordilleras, mares y bosques.

La nueva pieza de Mano Penalva surgió en respuesta a una invitación a intervenir una playa de la costa del Pacífico mexicano. El proyecto comenzó, inicialmente, con las preguntas y las cuestiones que planteaba el contexto de la instalación, en consonancia con las investigaciones más amplias del artista. Por un lado, el concepto de América Latina en contraste con las nociones de división global Norte-Sur —un conflicto entre fronteras geográficas y geopolíticas desarrollado en el marco de los estudios postcoloniales— reavivó las cuestiones sobre el patriotismo y la identidad regional, vinculado específicamente con Brasil, y en un espectro más amplio con el resto del continente más allá de los movimientos identitarios. Por otro lado, surgieron reflexiones en torno al significado de intervenir un espacio situado en un país con tantas capas de conflicto y tensión, especialmente en lo que respecta a la frontera con Estados Unidos.

Así, Penalva concibe Ode to the Wind I (Oda al Viento I), una bandera —elemento de considerable peso simbólico en las ideas de territorio, poder, nacionalismo y pertenencia (así como de separación y xenofobia)— que mide los 112 cm de alto por 116 cm de ancho establecidos por la norma, sujeta a un asta de 5 metros de altura cerca del mar. Realizada en tela blanca, contiene las fronteras interiores entre todos los países latinoamericanos (incluso dentro de las islas, pero excluyendo las costeras). El artista transformó el contorno de estos límites en hilos gráficos de lana negra, extendiéndolos sobre la tela. Al no seguir el trazado geográfico real, se aproximan ficticiamente o, aunque no estén físicamente distantes, delimitan experiencias absolutamente distintas. Más que una abstracción o una ampliación de estos perímetros, es como derramar mapas sobre un plano vacío, una pizarra limpia, confabulando nuevos territorios. Adheridas a la bandera con velcro, las franjas oscuras parecen flotar, rodeadas por todos lados por el fondo brillante, como si fueran líneas de islas en un gran archipiélago o constelación.

Con el tiempo, y la acción fortuita del viento, las tiras se desprenderán y, poco a poco, la bandera quedará desnuda. Con cada desprendimiento, surge una nueva composición pictórica todavía anclada a su versión anterior. Y con cada nueva versión, el significado de la bandera se transforma entre la blancura total y las formas originales. Si en las antiguas guerras y conflictos por la tierra una bandera ganaba nuevas rayas o estrellas para simbolizar los territorios conquistados, en Ode to the Wind los elementos compositivos se desvanecen, como si estas líneas se borraran, como si los países y provincias metafóricos se disolvieran sobre la tela clara.

Un resultado secundario de este proyecto es Ode to the Wind II (Oda al viento II), realizado con los mismos materiales, recursos, formatos y procedimientos. Sin embargo, esta segunda bandera solo contiene un trazo que representa la frontera entre México, país que ayuda a delimitar lo que llamamos América Latina y donde está instalada la obra; y Estados Unidos, país que, políticamente, representa al Norte global. Esta frontera es la única que no está presente en la primera versión de la obra, lo que marca su importancia en los rasgos conceptuales del proyecto: aquí, esta latinidad no se representa simplemente como una identidad, sino como el telón de fondo de reelaboraciones que cambian las banderas y las fronteras y los nombres y atribuciones que les otorgamos. El largo hilo negro podría cortar por completo el plano blanco, pero no lo hace; flota sin tocar ninguno de los márgenes, como si estuviera a la deriva en el mar o como si fuera una gran topografía interrumpida igualmente subordinada al tiempo.

Es imposible predecir si algún día estas banderas quedarán completamente deshabitadas, desiertas. Los hilos que se desprenden al azar revolotearán y se alejarán; tal vez vuelvan a reunirse en algún otro lugar para tejer nuevos paisajes al margen de la condición específica de tiempo-espacio que es el rectángulo de tela vacío: volver a dejarlos en blanco es, tal vez, crear la oportunidad de construir algo nuevo, fuera de control, donde todo sea posible, incluido el futuro. Sin embargo, nunca perderán su naturaleza: seguirán siendo banderas y las fronteras seguirán siendo fronteras aunque sus trazos sucumban al viento, aunque sus líneas sean solo imaginarias.

—Texto por Julia Lima, marzo de 2021

www.manopenalva.com

http://llano.mx/

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha