fbpx

Blog

Tiempo de lectura: 2 minutos

A
A

01.06.2017

Bar Huerequeque

Espacio Odeón, Bogotá, Colombia
26 de abril de 2017 – 10 de junio de 2017

Felipe Arturo conoció a Huerequeque en un viaje a Iquitos, llegó allí tras la pista de los relatos de la selva y específicamente buscando las historias del caucho, y las ciudades y olvidos que la bonanza dejó a su paso.  Llegó a Enrique (nombre de pila de Huerequeque) por su personaje del guía y cocinero borracho del barco cauchero en la película Fitzcarraldo de Werner herzog, pero encontró en él a un narrador único de la selva colonizada.

Las historias de Huerequeque sirven no solamente como un relato, sino también como un documento. En este caso ese documento es la narración de episodios de la vida de un colono de la selva que desde su experiencia personal da cuenta de una historia cultural, política y social. Huerequeque ha traducido sus vivencias a poemas y relatos que se dedica a contar en su bar en Iquitos, uno de estos puertos de la selva peruana que prospera y decae con cada nueva bonanza de la depredación.

Fue en ese bar donde, a lo largo de cinco años y tres viajes, Felipe Arturo escuchó a Huerequeque y a través de él los relatos del Amazonas y su colonización. Escuchó cuentos como Oro en el que relata cómo cayó preso en un yacimiento de oro en la figura que todavía hoy existe como “peonaje a deuda”, y cómo logró comprar su libertad con un truco de cartas. Conoció también los poemas Amazonas y Depredación sobre la grandeza de la selva, su belleza y su poder, así como su detrimento frente a aquellos que buscan colonizarla. Y encontró relatos como Chola fiel e Indio malo que dan cuenta de las relaciones de género, poder y raza que persisten a lo largo de la historia de la colonización.

El “Bar Huerequeque” es una forma de introducirse en la Amazonía peruana. Aquí, como en Iquitos, se pueden oír las historias de la selva desde la voz única de quien las ha vivido.

http://www.espacioodeon.com/

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha