Reportes - Cuba

Aldeide Delgado

Tiempo de lectura: 9 minutos

A
A

11.05.2018

#00Bienal de La Habana: Aldeide Delgado en conversación con Yanelys Núñez y Luis Manuel Otero

Por Aldeide Delgado, La Habana, Cuba
5 de mayo de 2018 – 15 de mayo de 2018

Más allá de lo político: lo humano, el amor y la creación

Reconocido como el evento más significativo de las artes visuales en Cuba, las reacciones ante la cancelación de la 13ª Bienal de La Habana debido a los efectos del huracán Irma en las instituciones culturales cubanas no se hicieron esperar. El artista Luis Manuel Otero y la historiadora del arte Yanelys Núñez se decidieron a realizar una bienal alternativa #00Bienal de La Habana cuya celebración se llevará a cabo entre el 5 y el 15 de mayo de 2018.

Aldeide Delgado: ¿Cómo surge la idea de realizar la #00Bienal de La Habana? ¿Hubo reacciones similares por parte de otros artistas ante la cancelación de la Bienal de La Habana?

Yanelys Núñez & Luis Manuel Otero: La #00Bienal nace en el momento en el que las autoridades culturales cubanas hacen pública la suspensión de la treintañera bienal oficial. La noticia circuló en las redes sociales —lugar donde también se generó un gran debate— y los espacios independientes de La Habana. Varios cuestionamientos salieron a relucir, por ejemplo: ¿por qué no se había contado con los artistas para tomar tal decisión y hasta cuándo el estado cubano iba a seguir mediando y operando de manera negativa y a su libre albedrío en el futuro inmediato de sus ciudadanos? De las tantas propuestas que aparecieron en el aire, una de ellas fue realizar la bienal de forma independiente al estado y nosotros dimos el paso al frente para comandarla.

Vista de instalación #00Bienal. Imagen tomada de Instagram (usuario: @luzzescobar)

AD: ¿En qué medida se propone la #00Bienal como una bienal alternativa?

YN & LMO: En un principio la #00Bienal surge como un gesto donde intentábamos llamar la atención sobre varios puntos, uno de ellos era sobre la iniciativa personal y cómo esta podía existir paralelamente a la institución-Estado en el futuro inmediato de Cuba sin fantasmas negativos ni paranoias; por lo que en la convocatoria inicial y luego, en todo el material publicado, hemos alentado a las instituciones oficiales a que colaboren con el evento y a las independientes a que aprovechen la oportunidad de “salir a la calle”, en medio de un marco de visibilidad internacional.

Otro punto que nos interesaba era el de poder llamar al evento “bienal”. Y este caso, lo valoramos de la siguiente manera: no queríamos iniciar un proyecto independiente con posible trascendencia en el tiempo o pensado con múltiples ediciones. Sólo deseábamos realizar un gesto que observara las problemáticas de la cultura nacional e internacional, y la denominación bienal nos lo permitía.

El “#00” era el aspecto que nos desmarcaba de la concepción tradicional que se tiene de una bienal y eso era parte de la intencionalidad. Nos interesaba hablar de la necesidad de un renacimiento de la cultura cubana y eso se debía transmitir antes de consumir cualquier obra o statement. Se debía transmitir con sólo leer el título del evento.

Mucha gente consideraba que no debíamos usar el nombre “bienal”. Nos alentaban que hiciéramos eso que llaman “experiencia alternativa”, pero nosotros preferimos apropiarnos de todo el imaginario y la simbología que hay detrás de este tipo de práctica curatorial para discutir sobre sus posibilidades, sus potencialidades como evento institucionalizado.

AD: ¿Cómo ha sido el proceso de recepción de la misma desde las instituciones culturales-políticas?

YN & LMO: Desde el primer momento que se planteó en las redes sociales la iniciativa, la UNEAC [Unión de Escritores y Artistas de Cuba] publicó una declaración en su página oficial diciendo que apoyaba la decisión de no realizar la 13ª Bienal de La Habana y que personas inescrupulosas estaban incentivando a las personas a asumir otra postura. En ese momento, por supuesto, se referían a nosotros, y a todo aquel que en Facebook comentaba al respecto de la suspensión indefinida de la Bienal o que apoyara la realización de un evento alternativo. Con el paso del tiempo, ha llegado a nosotros que el Ministerio de Cultura se ha reunido con galeristas cubanos ordenándoles que no participen en nada relacionado a la #00Bienal.

AD: ¿Cómo se organiza la #00Bienal y cuál es su propuesta curatorial?

YN & LMO: La organización de la #00BH ha sido de extrema improvisación e inseguridades. Muchos artistas y espacios independientes con un trabajo prolongado en la isla cuando escucharon de la idea nos apoyaron, pero por el camino se han ido quedando. Otros desde el principio han superado todo tipo miedo, paranoia y presión —a la que está sujeto este evento—, y han seguido colaborando aun frente a grandes espacios de incertidumbre como el económico, —un evento como este, por muy mínimo que se piense consume dinero. Por ejemplo, para acceder a las comunicaciones necesitamos recursos —telefonía, internet—, tiene un alto costo en Cuba, y eso es sólo una parte.

Cuando se nos ocurre la idea de realizar la #00Bienal pensábamos conformar un evento pequeño a partir de la colaboración entre amigos y colegas diseñadores, productores, artistas, informáticos. La intención era organizar la bienal en algunos estudios, los que estuviesen disponibles y dispuestos. Pero cuando fuimos avanzando, sumado a un momento crítico, donde Luis Manuel es apresado por la policía por un supuesto delito común; el evento creció a tal magnitud y alcanzó tamaña visibilidad mediática —recibiendo innumerables muestras de solidaridad— que tuvimos que replantearnos toda la estrategia.

Es en ese momento donde comenzamos a trabajar con diseñadores profesionales, por ejemplo, o donde decidimos iniciar una campaña online para la recaudación de fondos.

Es importante destacar que, en este proceso organizativo, hay un espacio importante de incertidumbre y es la posible intervención de la policía política cubana en cada exposición u open studio. Y eso es algo que tenemos en cuenta, aunque no le tememos. Si el evento logra realizarse del 5 al 15 de mayo es porque el estado cubano quiere.

Curaduría

La #00Bienal de La Habana tiene como plataforma los espacios independientes. Entiéndase “espacio independiente” como todo estudio o taller de artista, institución alternativa, o iniciativa cultural —de formato online o físico—, con años de trabajo o simplemente creada específicamente para el evento #00Bienal.

Partiendo de esta plataforma, y sin un tema que rigiera el evento, la curaduría general asumió todas las propuestas que artísticamente se adecuaran a los imperativos de la convocatoria. Respetando las concepciones estéticas del grupo que la organiza, así como las posibilidades reales que tenemos de producir un tipo de trabajo u otro. Al no contar con espacios, y al ser todo tan inestable proponíamos que los artistas nos enviaran obras, que fueran realizables en la realidad del evento y de Cuba.

Partimos del eslogan En cada estudio una bienal como espacio de inclusión. Espacios, en algunos casos domésticos, en los que se crearían proyectos curatoriales concebidos luego de la recepción de todas las propuestas.

LMO: La #00 Bienal ha sido un evento sobre todo de crecimiento personal para mí, ya que como artista joven uno tiene como referentes los artistas de éxito, con una obra legitimada por el mundo del arte y sobre todo el institucional; pero cuando comenzamos la organización del evento y salimos a la búsqueda o a la apertura de disímiles espacios [1], hemos hallado un sinnúmero de artistas excelentes con propuestas muy contemporáneas, algo que nos ha permitido recibir el extracto más puro de la realización artística.

En este camino hemos encontrado una variedad de lenguajes inesperados, dentro de formatos tradicionales, como la pintura, que no se exponen en espacios institucionales, porque sus gestores no conocen los mecanismos sofisticados de inserción en el mundo del arte, o porque a lo mejor la pieza es demasiado excéntrica o está realizada con materiales poco sofisticados para el arte contemporáneo cubano.

Estos artistas no tienen espacios porque son subestimados —ya que no representan imágenes de éxito dentro del mundo, a veces cínico e hipócrita, del arte— pero viven felices en un universo de creación perenne, convirtiéndose en la base de todas las súper estrellas del arte.

Estamos haciendo un evento inclusivo. Más allá de “lo político” hablamos del humano, del amor y la creación.

AD: ¿Qué relación guarda la #00Bienal con la Bienal de La Habana? ¿Coexistirán? ¿Habrá más ediciones?

YN & LMO: La #00Bienal asume todo lo positivo que la prestigiosa Bienal de La Habana ha dado al mundo del arte y a Cuba. El arte moviéndose en las calles, respirando con la gente, saliendo del cubo blanco, es algo que nos atrae mucho. También rescatamos las primeras ideas de la Bienal de hacer un evento sin recursos, marcado por la solidaridad, que visibilizara las prácticas de los marginados por Occidente.

Sus organizadores no piensan hacer otras ediciones, pero nadie sabe, veremos cómo funciona este primer experimento, cómo es recibido por el pueblo, por los artistas.

AD: ¿Qué artistas participarán y con qué proyectos?

YN & LMO: Tenemos 30 artistas extranjeros confirmados pero como algunos de ellos van a venir a Cuba no podemos nombrarlos. En la parte cubana tenemos más de 40 artistas, y estaremos revelando sus nombres paulatinamente.

Aquí hay algunos:

Yvelin Buenrostro (México), Antonio Mas (España), Alicia Torres (España), Yesica Suárez (Colombia), Filipa César (Portugal), Armando Cuspinera (México), Gerardo Stübing (Valencia), Keyezua (Angola), Alexandru Raevschi (Alemania), Marianna Liosi (Alemania), Una Pardo Ibarra (Colombia), Yucef Merhi (Venezuela) y de la parte de Cuba, Jose Luis Marrero, Chino Novo, Yuri Obregón, Jose Ernesto Alonso, Serones, Adonis Milan, Amaury Pacheco, Iris Ruiz, David de Omni, Yasser Castellanos, Sam 33, 2+2 =5, Happy Zombie, Italo Expósito, Ariel Maceo, David León, Nonardo Perea, María Matienzo, Marcel Márquez, Lía Villares, Luis Trápaga, Yimi Konclase, Yaima Pardo, Héctor Trujillo, El Sexto, Henri Eric Hernández, el colectivo Celia y Yunior, Alein Somonte, Raúl Meriño, Gabriel Coto, Walfrido Valera, Verónica Vega, Jesús Hernández-Güero, Francisco Masó, Rodolfo Peraza y Alejandro Taquechel.

En cuanto a espacios independientes podemos nombrar en este minuto a: Riera Estudio, Coco Solo Social Club, Santa Mía de la Talla, Espacio Aglutinador, INSTAR, El Oficio, Taller Yobatard, Estudio Yo soy el que soy, Amaury Omnipoeta, Norias y el Museo de Arte Políticamente Incómodo (MAPI).

Un proyecto del que nos gustaría hablar es el que se va a organizar en Alamar donde Amaury Pacheco e Iris Ruiz, son sus principales organizadores. Titulado “El Bloque del Este”, este proyecto programado para un día dentro de la #00Bienal contendrá un festival de esculturas de arena, uno de artes visuales, con fotografía, instalación, audiovisuales y performers; además de un show alternativo de música hip hop, electrónica y poesía hablada. También, a partir del eslogan que asume la #00Bienal, En cada estudio una bienal, un grupo de artistas cubanos residentes en Miami se han unido para realizar una intervención del 9 al 15 de mayo en la Fundación MUD. Un espacio dedicado a la generación de proyectos educativos y artísticos sobre las relaciones entre arte, internet, realidad virtual y análisis de datos.

 

Notas

  1. Tanto por las especificidades del proyecto como por necesidad ya que habíamos prometido un evento inclusivo y realizar una convocatoria abierta.

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha