Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Todo viaje es espacial

Iván Puig, Andrés Padilla Domene

Oficina de Proyectos Culturales Puerto Vallarta, Jalisco, México 03/28/2015 – 05/09/2015

unnamed

unnamed 1.1

IMG_0064

(18 de Marzo, Puerto Vallarta, Jal) SEFT-1 es un vehículo de carretera y riel creado por los artistas mexicanos y hermanos Ivan Puig y Andrés Padilla Domene, conjuntamente conocidos como Los Ferronautas.

 

En la segunda mitad del Siglo XIX, el gobierno Mexicano se asoció con compañías británicas para construir la vía ferroviaria que conectaría a la Ciudad de México con el Océano Atlántico. Pero en los últimos decenios, las vías férreas de México han caído en desuso, dejando cientos de millas de vías serpenteando a través del país y aislando a las comunidades rurales de las grandes ciudades. Iván Puig y Andrés Padilla Domene construyeron su vehículo plateado de carretera/ferrocarril SEFT-1 (Sonda de Exploración Ferroviaria Tripulada) para explorar estas vías férreas de transporte de pasajeros.

 

Es un proyecto que propone la exploración de vías de ferrocarril en desuso como punto de partida para la reflexión y la investigación en torno al proyecto moderno y la idea de progreso; su importancia histórica, sus implicaciones sociales, circunstancias y contextos actuales. Aborda dos polos de la experiencia social de la tecnología: la utilidad y el desecho.

 

Entre 2010 y 2012, los artistas viajaron a través de México y Ecuador en la SEFT-1 (Sonda de Exploración Ferroviaria Tripulada) grabando los paisajes y la infraestructura, las historias y los testimonios alrededor y entre las ciudades. Entrevistando a personas que conocieron, regularmente de comunidades aisladas por el cierre de las líneas férreas de transporte de pasajeros, compartieron sus hallazgos en línea, http://www.seft1.net, donde la audiencia podía rastrear la trayectoria de la sonda, ver mapas e imágenes y escuchar entrevistas

 

El viaje de los artistas los llevó a la noción de ruinas modernas: lugares y sistemas olvidados recientemente, no porque no fueran funcionales, sino por una serie de razones políticas y económicas.

 

Su referencia estética está basada en la noción de progreso vinculada al futuro, tal como lo planteó  la modernidad, en donde la razón y la tecnología  son consideradas como solución a los problemas de la humanidad y se disponen al servicio del bien común; El proyecto revisa este fracaso de futuro y el desmoronamiento del metarrelato que predica la relación positiva entre la ciencia y el bienestar social. Actúa a su vez como máquina del tiempo, no sólo por la inspección histórica sino porque en sus exploraciones pasará por lugares que funcionan aún como sociedad agrícola, industrial, post-industrial,  hasta la sociedad de la información, coexistiendo en un mismo espacio y poniendo en entredicho el concepto del desarrollo lineal y sucesivo.

 

Ivan Puig Domene nació en 1977 en Zapopan, Jalisco, México. Transcurrió sus primeros años entre las calles de Guadalajara, la selva tropical de Comala y los yonkes de Tijuana, circunstancias que le marcaron para su posterior producción artística.

 

Cursó estudios técnicos en electrónica en Guadalajara y la licenciatura en Artes plásticas con especialidad en grabado en la Universidad de Guanajuato donde conoció a Marcela Armas y Gilberto Esparza, juntos formaron el colectivo llamado TRiodO. Aunque su educación en las artes fue de corte académico, su amistad los llevó a una constante experimentación lúdica que terminaría definiendo de manera considerable su trabajo. Las técnicas que Puig emplea no son lo que define su quehacer artístico puesto que ha experimentado con las más diversas. El hilo conductor en todo caso, es la perspectiva crítica y el humor presentes en sus variadas observaciones del entorno social. Cabe decir que la indignación ha sido un importante detonador en la elección de los temas que aborda. Desde hace 7 años trabaja en el proyecto Seft-1 con su hermano Andrés Padilla Domene. Ha sido beneficiario de varias becas y algunos premios y su trabajo se ha exhibido en México y el extranjero. Una de sus preocupaciones actuales es el tiempo que consumen las actividades colaterales a la profesionalización del arte, tales como escribir biografías en tercera persona.

 

Andrés Padilla Domene (Guadalajara, México, 1986) Estudió Artes Mediáticas en Guadalajara. Ha exhibido su trabajos en varios festivales y exhibiciones, entre las cuales se encuentran: Exhibición Principal ISEA 2012 (Albuquerque NM. 2012) Los Sueños de una Nación, un año más tarde, en el Museo Nacional de Arte MUNAL (México DF, 2011), 04 Transitio_MX (México DF, 2011) Qué hay en un Mente, Narrativas de la persona falsificada, Central del Banco Mundial (Washington DC, 2011) Proyecto Zócalo, Museo de la Ciudad de México (México DF, 2010) EFRC, Centro de Arte Contemporáneo en Quito (Ecuador, 2012).

 

La Oficina de Proyectos Culturales (OPC) es una organización independiente y sin fines de lucro, dedicada a fomentar el diálogo a través de exhibiciones, mesas redondas, arte público y programas de educación de las artes. OPC trabaja con artistas, arquitectos, curadores, académicos y escritores creadores de ideas que construyen nuestra noción de ciudad y un panorama cultural ligado a Puerto Vallarta pero de alcance global. Nace con la voluntad de contribuir a la reflexión sobre el entorno sociocultural y artístico contemporáneo y con la vocación de compartir con Puerto Vallarta y sus visitantes.

 

http://www.oficinacultural.org/

unnamed

unnamed 1.1

IMG_0064

(18 de Marzo, Puerto Vallarta, Jal) SEFT-1 es un vehículo de carretera y riel creado por los artistas mexicanos y hermanos Ivan Puig y Andrés Padilla Domene, conjuntamente conocidos como Los Ferronautas.

 

En la segunda mitad del Siglo XIX, el gobierno Mexicano se asoció con compañías británicas para construir la vía ferroviaria que conectaría a la Ciudad de México con el Océano Atlántico. Pero en los últimos decenios, las vías férreas de México han caído en desuso, dejando cientos de millas de vías serpenteando a través del país y aislando a las comunidades rurales de las grandes ciudades. Iván Puig y Andrés Padilla Domene construyeron su vehículo plateado de carretera/ferrocarril SEFT-1 (Sonda de Exploración Ferroviaria Tripulada) para explorar estas vías férreas de transporte de pasajeros.

 

Es un proyecto que propone la exploración de vías de ferrocarril en desuso como punto de partida para la reflexión y la investigación en torno al proyecto moderno y la idea de progreso; su importancia histórica, sus implicaciones sociales, circunstancias y contextos actuales. Aborda dos polos de la experiencia social de la tecnología: la utilidad y el desecho.

 

Entre 2010 y 2012, los artistas viajaron a través de México y Ecuador en la SEFT-1 (Sonda de Exploración Ferroviaria Tripulada) grabando los paisajes y la infraestructura, las historias y los testimonios alrededor y entre las ciudades. Entrevistando a personas que conocieron, regularmente de comunidades aisladas por el cierre de las líneas férreas de transporte de pasajeros, compartieron sus hallazgos en línea, http://www.seft1.net, donde la audiencia podía rastrear la trayectoria de la sonda, ver mapas e imágenes y escuchar entrevistas

 

El viaje de los artistas los llevó a la noción de ruinas modernas: lugares y sistemas olvidados recientemente, no porque no fueran funcionales, sino por una serie de razones políticas y económicas.

 

Su referencia estética está basada en la noción de progreso vinculada al futuro, tal como lo planteó  la modernidad, en donde la razón y la tecnología  son consideradas como solución a los problemas de la humanidad y se disponen al servicio del bien común; El proyecto revisa este fracaso de futuro y el desmoronamiento del metarrelato que predica la relación positiva entre la ciencia y el bienestar social. Actúa a su vez como máquina del tiempo, no sólo por la inspección histórica sino porque en sus exploraciones pasará por lugares que funcionan aún como sociedad agrícola, industrial, post-industrial,  hasta la sociedad de la información, coexistiendo en un mismo espacio y poniendo en entredicho el concepto del desarrollo lineal y sucesivo.

 

Ivan Puig Domene nació en 1977 en Zapopan, Jalisco, México. Transcurrió sus primeros años entre las calles de Guadalajara, la selva tropical de Comala y los yonkes de Tijuana, circunstancias que le marcaron para su posterior producción artística.

 

Cursó estudios técnicos en electrónica en Guadalajara y la licenciatura en Artes plásticas con especialidad en grabado en la Universidad de Guanajuato donde conoció a Marcela Armas y Gilberto Esparza, juntos formaron el colectivo llamado TRiodO. Aunque su educación en las artes fue de corte académico, su amistad los llevó a una constante experimentación lúdica que terminaría definiendo de manera considerable su trabajo. Las técnicas que Puig emplea no son lo que define su quehacer artístico puesto que ha experimentado con las más diversas. El hilo conductor en todo caso, es la perspectiva crítica y el humor presentes en sus variadas observaciones del entorno social. Cabe decir que la indignación ha sido un importante detonador en la elección de los temas que aborda. Desde hace 7 años trabaja en el proyecto Seft-1 con su hermano Andrés Padilla Domene. Ha sido beneficiario de varias becas y algunos premios y su trabajo se ha exhibido en México y el extranjero. Una de sus preocupaciones actuales es el tiempo que consumen las actividades colaterales a la profesionalización del arte, tales como escribir biografías en tercera persona.

 

Andrés Padilla Domene (Guadalajara, México, 1986) Estudió Artes Mediáticas en Guadalajara. Ha exhibido su trabajos en varios festivales y exhibiciones, entre las cuales se encuentran: Exhibición Principal ISEA 2012 (Albuquerque NM. 2012) Los Sueños de una Nación, un año más tarde, en el Museo Nacional de Arte MUNAL (México DF, 2011), 04 Transitio_MX (México DF, 2011) Qué hay en un Mente, Narrativas de la persona falsificada, Central del Banco Mundial (Washington DC, 2011) Proyecto Zócalo, Museo de la Ciudad de México (México DF, 2010) EFRC, Centro de Arte Contemporáneo en Quito (Ecuador, 2012).

 

La Oficina de Proyectos Culturales (OPC) es una organización independiente y sin fines de lucro, dedicada a fomentar el diálogo a través de exhibiciones, mesas redondas, arte público y programas de educación de las artes. OPC trabaja con artistas, arquitectos, curadores, académicos y escritores creadores de ideas que construyen nuestra noción de ciudad y un panorama cultural ligado a Puerto Vallarta pero de alcance global. Nace con la voluntad de contribuir a la reflexión sobre el entorno sociocultural y artístico contemporáneo y con la vocación de compartir con Puerto Vallarta y sus visitantes.

 

http://www.oficinacultural.org/

Tags: , , , , , ,

Paisaje sugerido

Made in L.A. 2014

Resguardo y resistencia

Flujos deseantes