fbpx

Blog - Santiago - Chile

Tiempo de lectura: 2 minutos

A
A

04.01.2021

Valentina Maldonado y Fernando Peñaloza presentan "Mami no estés triste" en YÁVAR, Chile

Santiago, Chile
19 noviembre, 2020 – 31 diciembre, 2020

Prueba de montaje

Existen varios momentos en la historia del arte donde se advierte el impacto de lo que ahora llamamos comúnmente como collage y/o el montaje en la construcción de una imagen. Las “vedutas” italianas, el collage cubista, el fotomontaje ruso y prácticamente cualquier imagen hasta el día de hoy puede asociarse a tal principio. Al parecer las imágenes (principalmente en la era digital) conviven con la exigencia de ser consideradas como partes de una totalidad, de una gran imagen en construcción que sea representativa de nuestra era.

Erwin Panofsky al referirse al sistema de perspectiva renacentista, reconoce que esta establece una jerarquía no solo entre las especies y cuerpos que son representados en las pinturas, sino también entre clases sociales. Repara que los modos de construir una imagen permitiría revelar la estrategia de quien opera su medio. En el caso puntual, las pinturas renacentistas divulgan el afán por reafirmar la “centralidad del ser humano”.

Comento lo anterior porque me parece fundamental entender la obra de VM y FP desde un lugar donde la relación arte y vida sea convocada rápidamente y podamos referirnos a las imágenes como construcciones ideológicas. Ambos trabajos se entrometen en la posibilidad de manipular la imagen digital. VM exalta la ambigüedad que supone la irrupción de la realidad virtual y el videojuego en su asociación con el registro documental de un paisaje situado. Y por otro lado, la obra de FP, al reproducir en pintura ciertas imágenes digitales, propone descentrar la ética de una imagen que documenta un contenido temático marginalizado.

Esta instalación, acción, montaje y/o exhibición de obras en el espacio público y mediadas por el registro digital, toma en cuenta las variaciones compositivas que suponen los desplazamientos objetuales en el territorio que está representando. Es decir, el montaje de las obras en una plaza de Puente Alto es, entre muchas cosas más, un gesto de complicidad y demostración de autonomía en relación a la imposición de las reglas exhibitivas de sus medios y soportes.

Las obras recomponen un contexto de difícil acceso, quizás por la negligencia de los medios de comunicación o por voluntad propia. De todas formas, la sinceridad de este ejercicio deja ver que las posibilidades del arte abundan no solo en la diversidad temática o la experimentación formal, sino ante todo, en la recuperación y autogestión de su territorio.

—Texto por Sergio Soto Maulén

https://www.yavar.info/

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha