fbpx

Blog - Ciudad de México - México

Tiempo de lectura: 4 minutos

A
A

04.10.2021

Proyecto22 presenta en CROMA: "Monstrum/Morbus: recurrencias mórbidas de la piel", México

Ciudad de México
10 septiembre, 2021 – 26 septiembre, 2021

Monstrum/Morbus: recurrencias mórbidas de la piel es un ejercicio curatorial de Proyecto22 dentro de CROMA que surge de la reflexión en torno al monstruo de Frankenstein, buscando generar un diálogo entre cuerpos y espacios afines que comparten posibilidad de abyección. De esta forma la exposición recupera la figura de la creatura y se posiciona frente a estéticas tradicionales del cuerpo “bello” para ofrecer una visión de lo monstruoso, entendido desde su etimología latina (mostrare: aquello que sale a la luz) y desde los conceptos de lo terrorífico, lo incómodo, el desmembramiento y el laboratorio científico como espacio de ensamblaje en el área de exposición.

La muestra reúne una selección de pintura, escultura e instalación, creando vasos comunicantes entre 24 artistas de diferente trayectoria, permitiendo así un diálogo intergeneracional desde distintas latitudes y perspectivas. En esa misma línea, el juego de contrastes y la manera de abordar a los distintos monstruos de esta exposición recorren las ideas de mito, pensamiento oniríco, cultura drag, necrocapitalismo e intimidad.

Texto de sala

Nace el bruto y, con la piel
que dibujan manchas bellas,
apenas signo de estrellas,
gracias al docto pincel
cuando, atrevido y cruel,
la humana necesidad
le enseña a tener crueldad,
monstruo de su laberinto
¿y yo, con mejor instinto,
tengo menos libertad?
—La vida es sueño (Pedo Calderón de la Barca)

Existe un momento en la vida de todo monstruo en que la habitación de su realidad terrible explota hacia la conciencia de ser más que solo despojo. Se vuelca hacia la liquidez de ser un rostro: ajeno, difuso entre sus límites, pero significativamente expresivo. Esa conciencia adquirida lo inserta dentro del plano del deseo. Protagonista de su propio debate sentimental, el monstruo desea el encuentro, pero sólo se enfrenta al brutal despojo de ser desplazado y rechazado por un mundo de vivencias naturalizadas por el relato higiénico de lo moderno en donde todas las figuras están determinadas y caben perfectamente adentro de sus bordes. Sabe entonces que su vida es periférica y terriblemente excepcional, que no hay lugar para él, sino el del lumpen. Desde lejos, observamos su vivencia con miedo, perturbados por el hecho de que ese cuerpo estrellado ocupe espacio sobre el mundo y se mueva con libertad entre las formas.

Imaginemos por un momento, sin embargo, que estamos del otro lado, que somos más que este cuerpo configurado. Supongamos que lejos de la realidad del orden, aparecemos atravesados, abiertos hacia afuera, ramificando nuestra médula y troceando las imágenes de nuestra costumbre, ¿qué encontraríamos de nosotros ahí, en ese mundo lejano a lo cosmético? ¿Podríamos abrazar el horror de no ser nada más que esta carne y estos huesos?

La capital situación del mundo en estos derroteros destazados por los efectos de la ambición y la industria solo permite la inscripción de estas preguntas y sus respuestas en los planos de la ficción, que tantas veces son tomados como refugio para aquellos demasiado hipotecados por la vivencia en lo sensible. Monstrum/morbus se conforma desde la procedente oportunidad de ocupar ese espacio fuera de lo dominado por las estéticas de lo luminoso para abrir la oportunidad de empatizar con el monstruo, con los distintos monstruos que se funden entre los imaginarios compartidos por la serie de artistas que dejan sus recintos privados para permitir entrever las siluetas sugeridas de sus propias convulsiones. Desde el trabajo de archivo, la estética pulp, la juventud entreverada a la experiencia y otras tantas aproximaciones, las obras aquí dispuestas salen de su oscuridad para abrir el espacio liminar de los cuerpos que nos hieren.

Lo aparentemente monstruoso es la pulpa de la vida. Tendemos a pensar la podredumbre como lo inescapable escatológico, el único fin posible, pero llegar a lo que no se cuenta de la visibilidad, a lo que está debajo de la piel, a lo oculto, es volver al principio de lo vital. No somos otra cosa que la sensibilidad del monstruo, temerosa frente a la salida hacia la luz. Como un hongo, permanecemos cuidadosamente alejados del mundo iluminado que implica ser real. Monstrum/morbus es un intento de ahondar en el micelio de la percepción. Al final de las cosas, frente a toda destrucción, en el suceso de la apocatástasis, no seremos el cuerpo configurado del post de instagram sino la piel expuesta de lo que vemos abriendo estas paredes.

—Texto por Emilio A. Valencia

Artistas

Mario Ávila, Jou Morales, Alicia Ayanegui, Gonzalo García, Germán Venegas, Ángela Leyva, Margot Kalach, La Pinche Adultez (Ana Armitage e Ingrid León), Toro Amillategui, Santiago Gómez, Gusano Local, Antonio Vidal, Iker Grandío, Emanuel Juárez, José Barbosa, Marisol Torres, Ramón Peñaloza, Julián Madero Islas, Julio García Aguilar, Nicolas Guzmán, Miguel Cisneros, Luis Campos, Roger Muñoz, Lucía Vidales.

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha