fbpx

Reseñas - México

Fabiola Iza

Tiempo de lectura: 6 minutos

A
A

30.09.2015

Gallery Weekend Ciudad de México

por Fabiola Iza, Ciudad de México
18 de septiembre de 2015 – 20 de septiembre de 2015

 

IMG_5092

Gallery Weekend

En un país donde los recortes anuales a la cultura y las artes son casi una tradición gubernamental, la edición 2015 del Gallery Weekend dejó ver que en la escena artística de la ciudad de México, conformada tanto por galerías comerciales como por iniciativas sin fines de lucro, se están gestando un buen número de proyectos y se trabaja vigorosamente aún fuera del mecenazgo estatal. Los tres días que duró el Gallery Weekend dejaron patente que la producción en la ciudad es diversa, tanto en intereses y medios, como en cuanto a la calidad de cada propuesta incluida en la ruta.

Las galerías más establecidas, ya con gran proyección internacional, presentaron proyectos sólidos que dan cuenta de su calibre. Entre ellas destacó Plaza Río de Janeiro 54. 1983 2015, muestra con la que la galería OMR se despide del espacio que ha ocupado por más de treinta años. La exposición es un ejercicio museográfico que, más que develar líneas curatoriales, sirve como una puesta en escena de la historia de la propia galería. Organizada alfabéticamente, la exposición agrupa obras de la pléyade de artistas con quienes han trabajado a lo largo de este tiempo y éstas se muestran en un dispositivo que se asemeja en momentos a exposiciones pasadas, a una bodega, en otros a un gabinete o incluso a un espacio de trabajo. El dinamismo que impregna a la exposición, que bien podría tratarse de una sola instalación, muestra la lo activa que ha sido la historia de la galería y sirve como el preludio perfecto para crear interés y anticipación sobre el futuro de OMR en su nuevo destino.

Missika_Zeitgeber_4

Por su parte, Proyectos Monclova presentó Zeitgeber, exposición individual de Adrien Missika. Conformada por piezas que van sugiriendo una narrativa futurista y a la vez contemplativa, una reflexión sobre el tiempo se hace patente en el recorrido. Higher Future (Agave), una escultura de varillas metálicas sobre las que se han colgado macetas-cubetas con plantas de agave parece intentar erigir una columna y las impresiones lightjet que se ven detrás de ella presentan paisajes aparentemente cósmicos, éstos son en realidad intentos fallidos del artista quien, columpiándose en una hamaca (las hamacas también dieron origen a otras piezas), deseaba capturar la luna enmarcada entre árboles. Otra pieza que gira entorno a la repetición de una acción, y a la búsqueda incesante y paciente del artista por lograr su cometido, es Agave Agapé, video en el cual Missika intenta cortar, rítmicamente, la flor del agave. Reforzado por la serie Biosphere, pequeñas biósferas que resguardan a una planta y que parecen mochilas propulsoras, Zeitgeber se preocupa por el ciclo de la vida y la muerte en relación con el tiempo cósmico.

GHG, Los justos desconocidos

Bajo una tónica menos poética, la Galería Hilario Galguera presenta Los justos desconocidos (de todas maneras cago), exposición colectiva curada por Víctor Palacios que se inspira en la idea de una generosidad expandida. Palacios transporta esta inquietud al terreno del arte contemporáneo y se pregunta si éste puede ser un acto de generosidad, si una obra puede ser valiosa y socialmente responsable. Lejos de ofrecer respuestas o asumir una postura de mera condena política, la exposición va desenredando estas problemáticas a través de cada pieza, entre las que se ve un retrato de Marcial Maciel de Mauricio Limón o los paisajes urbanos en ruinas en las pinturas de Tláhuac Mata. Varios más de los artistas llevaron este planteamiento al terreno comercial, y reflexionan sobre la reificación de la obra de arte y la transmutación de valor que ésta posibilita. ¿Puede acaso existir la generosidad cuando se espera, de facto, algo a cambio? En Justo desconocido I, Óscar Benassini engloba gran parte de las inquietudes curatoriales de la muestra; la obra es una escultura niquelada y chapada en plata de un perro defecando. El acto de cagar es igualmente importante en la exposición, y la museografía contempla muros revestidos por pintura cuyo color es difícil de discernir: ¿oro o mierda?

La asignación de valor –y la burla del mismo acto– realizada por Benassini encuentra una contraparte más directa en Pepita de oro macizo pintada de oro falso, de Karmelo Bermejo. Una mirada crítica sobre la compleja relación entre el mercado del arte, la historia (violenta) que se esconde tras los objetos, así como la asignación de valor, parece ser aún uno de los tópicos preponderantes en la escena de la ciudad. En Kurimanzutto, Minerva Cuevas explora a través del cacao, antiguo material de cambio, los procesos de colonización que continúan operando en el comercio del mismo: buena parte de su producción está destinada exclusivamente para el consumo extranjero. A pesar del rigor de la investigación llevada a cabo por Cuevas, las piezas recurren a estrategias de denuncia evidentes como lo es la apropiación y subversión de logotipos de una marca. Feast and Famine resulta por lo tanto una exposición un tanto rígida y maniquea.

cuevas_feastandfamine_2015_6

Por el contrario, la sala de proyectos de la misma galería presenta ¿Por qué no fui tu amigo? de Daniel Aguilar Ruvalcaba, curada por Chris Sharp. Resuelta únicamente en tres piezas –un anuncio clasificado, una instalación con aparatos y accesorios de cómputo, y dos billetes fotocopiados en ‘papel poesía’–, la exposición detona una serie de preguntas sobre la asignación de valor, la circulación monetaria y la supuesta filantropía cultural. El proyecto parte de un hecho que marcó la infancia del artista: su padre perdió todo ante una deuda bancaria. Irónicamente, es ahora el mismo banco quien apoya la carrera de Aguilar Ruvalcaba, pues es becario del programa para artistas emergentes de BBVA Bancomer. La instalación con aparatos de cómputo se vende, simultáneamente, en la página Mercado Libre –como aparatos de cómputo– y en la galería –como obra de arte–. Asimismo, el artista replica la misión filantrópica del banco y reinserta la narrativa familiar al ofrecerse a pagar, a través del anuncio clasificado, la deuda bancaria que tenga una persona con el mismo nombre que su padre.

ruvalcaba_porquenofuituamigo_2015_3

ruvalcaba_porquenofuituamigo_2015_3b

La consolidación de una serie de galerías jóvenes que se perfilan para jugar un papel más influyente en la escena local es, quizá, la sorpresa más grata del Gallery Weekend: Marso, Proyecto Paralelo y Arredondo/Arozarena son los exponentes más claros. Bajo el mando de directores jóvenes, menores de 35 años, dichas galerías han apostado por desarrollar proyectos con artistas emergentes pero también por dar visibilidad a artistas con una trayectoria más larga pero que han gozado de poca proyección comercial. La adición más reciente a esta estirpe es Parque Galería, que busca “revelar estructuras opresivas que a menudo no se reconocen como tal” a través de la obra de sus artistas. Si bien el cometido carece de sutileza, los proyectos presentados en la exposición inaugural se acercan a temas políticos de una manera inteligente y poco predecible. Por ejemplo, Timefold, de Andrea Geyer, es una serie fotográfica de los diarios de Gertrude Vanderbilt Whitney, fundadora del Museo Whitney y figura clave para el desarrollo del arte moderno en EEUU, de los cuales han sido arrancados algunas páginas. Al enfocarse en la ausencia de éstas, Geyer traza un paralelo entre esta omisión y la constante falta de inclusión de las mujeres en la escritura de la historia.

PARQUE-AG-Timefold-08

La edición 2015 del Gallery Weekend demostró que la ciudad de México tiene una comunidad artística en ebullición, pero, a diferencia de otros centros de arte como Nueva York o Berlín, también deja ver que queda aún demasiado espacio para que ésta crezca, un espacio de posibilidad. Sólo el tiempo dirá si encontraremos más pepitas de oro en las siguientes ediciones, o si descubriremos que, en realidad, éstas eran de oro falso.

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha