fbpx

Reportes - México

Bárbara Bang

Tiempo de lectura: 7 minutos

A
A

06.07.2018

Entrevista a Bárbara Bang, directora de Instituto Alumnos

Por Terremoto, Ciudad de México, México

Terremoto: Instituto Alumnos tiene como eje central la educación a través del arte, específicamente a través del arte contemporáneo. ¿Qué características particulares de dicha disciplina le interesan a Instituto Alumnos respecto al campo pedagógico?

Bárbara Bang: La docencia en México y otros países del mundo, representa un reto ya que las herramientas pedagógicas más innovadoras no siempre, o casi nunca, están al alcance de los maestrxs. Idealmente lxs profesores son quienes deberían promover la individualidad, el diálogo cultural, el pensamiento libre, crítico y creativo.

La capacitación con enfoques pedagógicos contemporáneos para educadorxs es el principal interés de Instituto Alumnos. A partir de esto, la principal característica del arte contemporáneo que nos interesa como herramienta pedagógica es que se aleja del adoctrinamiento, permitiendo que todo esté sujeto al cuestionamiento. El arte contemporáneo cuestiona el deber del arte en sí; la identidad del individuo desde lo cotidiano, lo común, lo familiar, lo colectivo y lo universal. Estos cuestionamientos sobre la persona y su lugar en el espacio, funcionan como catalizadores cognitivos que permiten, desde lo pedagógico, replantear los valores que se fomentan en relación a la formación escolar y extracurricular del individuo.

T: Bajo el sistema neoliberal, la educación es una herramienta para el adiestramiento y el adoctrinamiento de la población en beneficio de un Estado capitalista, el cual, en su mediocridad, no valora ni toma en cuenta la educación artística y cultural, por obvias razones. Como programa inaugural de Instituto Alumnos, Plasma, sigue el objetivo de formar educadores desde una pedagogía que funcione como contrapeso al sistema educativo hegemónico. Su propuesta es partir de una selección de objetos artísticos que integran la Colección Moisés Cosío, mismos que funcionarán como ejes pedagógicos durante el seminario dirigido a interesadxs en el arte-educación. ¿A qué responde la valoración de la fuerza cognitiva del arte implícita en esta iniciativa? Y en relación a esa última pregunta, ¿cuáles son las aproximaciones y preguntas que atraviesan aquellas obras seleccionadas?

BB: No estoy de acuerdo con que en un mundo capitalista como en el que vivimos no se valore la educación artística o cultural. De hecho el capital cultural e intelectual se explotan para participar en este medio y marco neoliberal.

Este mundo se basa en credenciales institucionales y grados académicos. El objetivo de Plasma es crear un contrapeso a ese sistema al elegir a un grupo de docentes de diferentes formaciones y prácticas arte-educativas, formales e informales, que participan en la institución pero también buscan romper con ella. Instituto Alumnos busca fortalecer el intercambio de conocimiento y la vinculación con alumnxs y posibles receptores a partir del análisis del valor coginitivo de los objetos de arte contemporáneo. Es por ello, que IA seleccionó tutoras que se destacan por sus métodos creativos y experimentales para navegar los diferentes temas que aborda el arte contemporáneo.

Las obras con las que trabajaremos están agrupadas bajo tres líneas discursivas que son: protesta, contexto y sociedad. Cada tutora eligió una obra o varias para implementar sus diferentes aproximaciones y preguntas, que aún siguen en desarrollo.

Una de las misiones de Instituto Alumnos es abrir un espacio de investigación constante alrededor del arte-educación en México. No queremos que ningún método en específico límite nuestra posibilidad experimental y creativa, por eso las tutoras tienen libertad absoluta para crear su programa.

T: Así mismo, en Plasma, hay un enfoque en la relación objeto-sujeto, ¿cómo traducir el proceso del artista, esa particular intuición imaginativa que le motivó a crear su obra a partir de su experiencia en el mundo, a un lenguaje capaz de generar dispositivos horizontales y colectivos de convivencia para la enseñanza y el aprendizaje? En otras palabras, ¿cómo traducir lo individual a lo común?

BB: Cada objeto que forma parte de la colección, así como aquellos que fueron seleccionados para Plasma, parten de la experiencia individual de cada artista. El objetivo de Plasma es generar una lectura común que parta de la experiencia individual que está contenida en cada objeto. La lectura común va a ser guiada por cada una de las tutoras a partir de sus particulares métodos de arte-ducación; es decir, la tutora va a funcionar como mediadora para poder generar ideas, experiencias y reacciones a partir del potencial cognitivo que promete cada objeto.

T: Durante esta primera edición, seleccionaron a 5 tutoras lberoamericanas. Háblanos un poco más de sus perfiles y la interrelación que existe entre sus prácticas y la propuesta pedagógica de Plasma.

BB: Las cinco tutoras seleccionadas, Jessica Berlanga, Mónica Hoff, Renata Cervetto, María González y María Acaso, abordan la práctica del arte-ducación de manera muy distinta.

Cada una viene de diferentes ámbitos académicos, tanto formales como informales. Dentro de su práctica pedagógica, las tutoras buscan romper con la institución y el sistema al proponer un acercamiento a lo individual a través de una lectura común. Todas cumplen con la misma misión de llevar estas prácticas fuera de la escena típica del conocimiento y uso común de las obras de arte, que muchas veces es limitado a su valor económico y cultural. Nosotrxs investigamos su valor pedagógico dentro y fuera de los ámbitos institucionales y académicos.

T: Uno de los grandes problemas culturales en México actualmente es el machismo y su cultura misógina, cis-sexista y de violación. La educación en este país carece de la integración del pensamiento crítico feminista y cuir, ejes de conocimiento fundamentales para la desarticulación de ese machismo. En dicho contexto, ¿de qué forma las obras escogidas permitirán acercarse a esta peligrosa realidad que es urgente trabajar desde la educación? ¿Cómo es que la pedagogía del arte permite erosionar los imaginarios colectivos y la normalización de la toxicidad del heteropatriarcado a partir de lo simbólico?

BB: Le estamos dando a las tutoras la libertad de navegar estos temas como ellas consideren que sea más productivo, ya sea abordarlos de manera directa o indirecta. Estamos conscientes de la realidad en la que vivimos, y nos interesa acercarnos a estos temas en nuestro curriculum y equipo de trabajo. María Acaso, por ejemplo, va a desarrollar sus actividades y planes llevando una agenda feminista donde va a abordar estos temas de manera exclusiva.

Nosotros no tenemos mucho control de lo que van a hacer las tutoras porque no queríamos limitarlas ni dirigirlas; sin embargo, como institución nos hemos encargado de darle este papel de guías a cinco tutoras mujeres. Así mismo, el equipo de trabajo está formado por mujeres en su mayoría. Es decir, en el Instituto nos aseguramos de que las oportunidades sean igualitarias y abrimos paso para que entren los grupos marginalizados u oprimidos por problemas socioculturales. Nosotros como institución queremos proyectar un espacio atento a los problemas culturales que son barreras pedagógicas y queremos proponer soluciones creativas y experimentales para romperlas. No todo el arte es simbólico de un tema sociopolítico pero puede funcionar como herramienta para navegar fronteras políticas y sociales a través de sus capacidades cognitivas para, como mencionas, erosionar los imaginarios colectivos.

T: Uno de los objetivos de Instituto Alumnos a través de Plasma es “contribuir de manera innovadora a la educación no formal en el mundo del arte”. Su convocatoria no sólo está dirigida a profesionales con estudios académico-institucionales sino también a profesionales autodidactas con experiencia. Sin duda, la educación no formal y la autodidaxia dentro del campo artístico son vías de formación educativa comunes e igualmente valiosas que la formación institucional y académica. ¿Qué oportunidades ofrece la educación artística no-formal en un país como México donde sólo 3 de cada 10 jóvenes de 18 a 22 años tienen la oportunidad de asistir a alguna universidad o institución de educación superior? ¿Qué papel jugará Instituto Alumnos en relación a la formación que ofrecen las instituciones universitarias y académicas que ofertan planes de estudios artísticos en México?

BB: Hay una diferencia entre la educación artística y la educación a través del arte. La educación artística se refiere a la formación de profesionales del arte o artistas que transitan en las distintas disciplinas de las Bellas Artes. La educación a través del arte contempla que desde su naturaleza el arte es una forma de pedagogía y la pedagogía es un arte. Instituto Alumnos no ofrece educación artística; sin embargo, promueve fortalecer el tejido colectivo al formar a educadores que se han desplazado del sistema y cuestionan la institución artística. El objetivo es capacitarlos para que puedan enseñar de manera experimental y creativa a través de los objetos artísticos que forman parte de Instituto Alumnos.

En cuanto al papel que jugará Instituto Alumnos en relación a las instituciones académicas: a través de nuestra programación ofreceremos métodos alternativos y ciertamente experimentales de educación proponiendo vías creativas para desarrollar metodologías pedagógicas que aportaren a la oferta académica institucional. De cualquier forma, no queremos limitar nuestra propuesta a lo académico institucional. Buscaremos desplazarnos para expandir demográficamente las oportunidades de aprendizaje y participación en nuestras propuestas.

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha