Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

La Artefactoría

Curada por Matilde Ampuero y Romina Muñoz Procel

Centro de Arte Contemporáneo de Quito Quito, Ecuador 01/26/2019 – 05/26/2019

Obra de Marco Alvarado (Guayaquil, 1962), en La Artefactoría, Centro de Arte Contemporáneo de Quito, 2019. Fotografía: Pablo Jijón. Comunicación y Diseño, Centro de Arte Contemporáneo de Quito

Vista de instalación, La Artefactoría, Centro de Arte Contemporáneo de Quito, 2019. Fotografía: Pablo Jijón. Comunicación y Diseño, Centro de Arte Contemporáneo de Quito

Obra de Xavier Patiño (Guayaquil, 1961), en La Artefactoría, Centro de Arte Contemporáneo de Quito, 2019. Fotografía: Pablo Jijón. Comunicación y Diseño, Centro de Arte Contemporáneo de Quito

The exhibition of the art collective La Artefactoría at the Contemporary Art Center of Quito is part of a recognition to these artists for their lifetime achievement. The award is given by the Premio Nacional de Artes Mariano Aguilera, in its latest edition, 2017-2018 [1]. The exhibition includes examples of the joint work done by the art collective, which has been organized chronologically; as well as an outline of the individual endeavors of each of its members, over several years, presented in small rooms dedicated to each one’s work.

The most visible faces in the group, the artists that received the award, are: Flavio Álava, Marco Alvarado, Paco Cuesta, Xavier Patiño, Marcos Restrepo and Jorge Velarde. Most of them began collaborating in the seventies, during their High School years at Colegio de Bellas Artes Juan José Plaza de Guayaquil, but it was between 1982 and 1983 that they converged under the name of La Artefactoría [2]. The collaboration between these artists has been irregular, it has been marked by many ruptures, but their collective actions and their individual work are important references for local contemporary art. Most of these artists have combined their artistic production with a commitment towards teaching, from their private workshops to a series of relationships with different educational institutes and even their involvement in the creation of Instituto Superior Tecnológico de Artes del Ecuador (ITAE), a pioneer institution in college education dealing with visual arts in Guayaquil, and a fundamental base for the recently created Universidad de las Artes.

The questions that guided this exhibition, and have been addressed by the educational program at CAC, have to do with the limits of a homogeneous art collective and if a process can be finished or remains open; it would seem that the collaborative platform of La Artefactoría is more related to a metaphor of working together than with an actual sustained collective practice. It is important to point out that the group has disseminated on several occasions and that they have held strong conceptual differences. It could even be said that more people, than the six official members named above, participated in La Artefactoría. There are voices that should be rediscovered and it should be recognized that the collective, in this case, was a strategy for obtaining visibility.

http://www.centrodeartecontemporaneo.gob.ec/

[1] The Premio Nacional de Artes Mariano Aguilera created in 1917 is one of the most important awards for the arts in Ecuador.

[2] The name La Artefactoría was chosen over a series of other proposals, after Juan Castro, a young art historian at the time, encouraged these artists to assume a collective identity to produce art works together. The name alludes to Andy Warhol’s Factory, an art studio and an important meeting place of artists and musicians between 1963 and 1968 in New York.

Obra de Marco Alvarado (Guayaquil, 1962), en La Artefactoría, Centro de Arte Contemporáneo de Quito, 2019. Fotografía: Pablo Jijón. Comunicación y Diseño, Centro de Arte Contemporáneo de Quito

Vista de instalación, La Artefactoría, Centro de Arte Contemporáneo de Quito, 2019. Fotografía: Pablo Jijón. Comunicación y Diseño, Centro de Arte Contemporáneo de Quito

Obra de Xavier Patiño (Guayaquil, 1961), en La Artefactoría, Centro de Arte Contemporáneo de Quito, 2019. Fotografía: Pablo Jijón. Comunicación y Diseño, Centro de Arte Contemporáneo de Quito

La exposición del colectivo artístico La Artefactoría en el Centro de Arte Contemporáneo de Quito es parte del reconocimiento a la Trayectoria Artística del Premio Nacional de Artes Mariano Aguilera en su última edición 2017-2018 [1]. Incluye proyectos representativos del trabajo en conjunto, los cuales han sido organizados de forma cronológica; así como un esbozo de las búsquedas individuales a lo largo de varios años, presentadas en pequeñas salas particulares dirigidas al trabajo de cada uno de sus integrantes.

Los artistas más reconocibles del colectivo, aquellos que recibieron la distinción, son: Flavio Álava, Marco Alvarado, Paco Cuesta, Xavier Patiño, Marcos Restrepo y Jorge Velarde. La mayoría de ellos empezaron a colaborar en los setentas, durante su paso por el Colegio de Bellas Artes Juan José Plaza de Guayaquil, pero fue entre 1982 y 1983 que se aglutinaron bajo el nombre de “La Artefactoría”, sumando a nuevos integrantes en esta plataforma de trabajo [2]. La colaboración entre estos artistas ha sido irregular, estuvo marcada por muchas rupturas, pero sus acciones en conjunto y el trabajo individual son hasta ahora referentes claves de la práctica artística contemporánea local.

La mayoría de ellos combinó la producción artística con una apuesta por la práctica pedagógica, desde sus talleres particulares, la vinculación a distintos espacios educativos e incluso desde la creación del Instituto Superior Tecnológico de Artes del Ecuador (ITAE), pionero en la educación artística de tercer nivel en Guayaquil y pilar fundamental para la existencia de la Universidad de las Artes.

Las preguntas claves que orientaron esta muestra y que están presentes en el programa pedagógico alrededor de ella, tienen que ver con los límites de la idea de un colectivo homogéneo y un proceso culminado, con la definición misma de esta experiencia, ya que pareciera que la potencia política de esta plataforma de colaboración está más en la metáfora que en su forma. Resulta evidente que el grupo a veces se dispersó o mantuvo diferencias acentuadas sobre el quehacer artístico. Se podría alegar, asimismo, que más personas transitaron por La Artefactoría, a pesar de que el proceso ha reconocido a los seis integrantes oficiales que mencionamos antes. Hay voces que todavía tienen que ser recuperadas para pensar la historia de La Artefactoría y existe la necesidad de reconocer que lo colectivo operó, sobre todo, como forma de visibilización.

http://www.centrodeartecontemporaneo.gob.ec/

[1] El Premio Nacional de Artes Mariano Aguilera creado en el 1917 es una de plataformas más importantes de fomento y difusión de la práctica artística en Ecuador.

[2] El nombre “La Artefactoría” fue escogido entre una serie de propuestas, luego de que Juan Castro, joven historiador de arte de ese entonces, anime a estos artistas a apostar por una identidad para producir obras en conjunto. El nombre alude a The Factory de Andy Warhol, estudio de arte e importante espacio de encuentro con otros artistas que funcionó entre 1963 y 1968 en Nueva York.

Tags: , , , , , , , , , , ,

Tierras Esquivas II

Despojo

No Time to Explain

Ceguera