Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Canteiro de obras

Leandro Estevam

ESPAC Ciudad de México 11/17/2018 – 12/14/2018

Leandro Estevam, Canteiro de obras: poéticas de lo cotidiano. Vista de instalación, ESPAC, Ciudad de México, 2018. Imagen cortesía de ESPAC

Leandro Estevam, Canteiro de obras: poéticas de lo cotidiano. Vista de instalación, ESPAC, Ciudad de México, 2018. Imagen cortesía de ESPAC

Leandro Estevam, Canteiro de obras: poéticas de lo cotidiano. Vista de instalación, ESPAC, Ciudad de México, 2018. Imagen cortesía de ESPAC

Canteiro de obras: poéticas de lo cotidiano es la primera exhibición individual del artista brasileño Leandro Estevam en México. El proyecto se concibe como una acción expositiva y educativa que reúne obras procesuales, producto de una investigación que tiene como hilo conductor la representación y el diálogo con elementos del paisaje. En estas series, el artista utiliza la naturaleza como lenguaje e imagen, así como análisis y metáfora de la existencia. 

El concepto central de las piezas de Estevam nace a través de la reflexión acerca del paisaje de Salvador, Bahía, Brasil, así como de la discusión sobre los diferentes modelos de habitación desarrollados por el hombre en la contemporaneidad. Si bien la poética visual del artista se enfoca en temas de la cultura brasileña, vinculados a la producción de artistas como Helio Oiticica y Lina Bo Bardi, para este proyecto Estevam traslada y complementa sus investigaciones a partir de la naturaleza y el paisaje de la Ciudad de México.

La muestra Canteiro de obras: poéticas de lo cotidiano contempla tres líneas conceptuales: Lugar y singularidad, La percepción de la existencia a través de la naturaleza y El dibujo que camino.

Lugar y singularidad explora la obra de arte en relación con el afecto que se tiene con un lugar: el “hogar” o “tierra natal”, ese espacio apropiado de tierra por el cual se generan sentimientos. Cada persona está rodeada por capas concéntricas del espacio habitado, que van de la casa a la vecindad, la ciudad, la región y la nación. El lugar, producto de las relaciones entre el hombre y la naturaleza, así como de las relaciones sociales que se realizan en el plano vital, genera una red de significados y sentidos que es posible leer a través de la historia, la cultura y la identidad. Esta línea de trabajo se enfoca en la comprensión del lugar como expresión geográfica de la singularidad, resultado de características históricas y culturales intrínsecas a su proceso de formación, en constante tensión con la globalidad. 

La percepción de la existencia a través de la naturaleza, por su parte, explora la obra de arte a partir del entendimiento propio y del otro, así como del lugar donde se está; el pueblo y sus prácticas culturales a través de la observación de los fenómenos naturales; las estaciones del año, los cambios de la marea, la vegetación típica local; elementos todos para construir el presente y descifrar el pasado. Históricamente, la descripción de los paisajes, costumbres y tradiciones populares siempre estuvo presente en los dibujos, pinturas y relatos de los viajeros extranjeros. De esta manera, el paisaje fue valorado y con ellas las prácticas de sus habitantes. 

En El dibujo que camino, finalmente, la obra de arte aparece como un dibujo que nace del desplazamiento por el espacio. Se construye a partir de la observación, el desplazarse por la ciudad, la mirada atenta al paisaje y la vegetación urbana de la ciudad. Un dibujo que nace de la “atención distraída”, que incentiva el movimiento del cuerpo del espectador para ser contemplado. El uso del suelo como soporte o la colocación de dibujos en diferentes alturas en la pared busca provocar justamente la mirada del otro.

Texto y curaduría de Juci Reis

http://www.espac.org.mx/

Leandro Estevam, Canteiro de obras: poéticas de lo cotidiano. Vista de instalación, ESPAC, Ciudad de México, 2018. Imagen cortesía de ESPAC

Leandro Estevam, Canteiro de obras: poéticas de lo cotidiano. Vista de instalación, ESPAC, Ciudad de México, 2018. Imagen cortesía de ESPAC

Leandro Estevam, Canteiro de obras: poéticas de lo cotidiano. Vista de instalación, ESPAC, Ciudad de México, 2018. Imagen cortesía de ESPAC

Canteiro de obras: poéticas de lo cotidiano es la primera exhibición individual del artista brasileño Leandro Estevam en México. El proyecto se concibe como una acción expositiva y educativa que reúne obras procesuales, producto de una investigación que tiene como hilo conductor la representación y el diálogo con elementos del paisaje. En estas series, el artista utiliza la naturaleza como lenguaje e imagen, así como análisis y metáfora de la existencia.

El concepto central de las piezas de Estevam nace a través de la reflexión acerca del paisaje de Salvador, Bahía, Brasil, así como de la discusión sobre los diferentes modelos de habitación desarrollados por el hombre en la contemporaneidad. Si bien la poética visual del artista se enfoca en temas de la cultura brasileña, vinculados a la producción de artistas como Helio Oiticica y Lina Bo Bardi, para este proyecto Estevam traslada y complementa sus investigaciones a partir de la naturaleza y el paisaje de la Ciudad de México.

La muestra Canteiro de obras: poéticas de lo cotidiano contempla tres líneas conceptuales: Lugar y singularidad, La percepción de la existencia a través de la naturaleza y El dibujo que camino.

Lugar y singularidad explora la obra de arte en relación con el afecto que se tiene con un lugar: el “hogar” o “tierra natal”, ese espacio apropiado de tierra por el cual se generan sentimientos. Cada persona está rodeada por capas concéntricas del espacio habitado, que van de la casa a la vecindad, la ciudad, la región y la nación. El lugar, producto de las relaciones entre el hombre y la naturaleza, así como de las relaciones sociales que se realizan en el plano vital, genera una red de significados y sentidos que es posible leer a través de la historia, la cultura y la identidad. Esta línea de trabajo se enfoca en la comprensión del lugar como expresión geográfica de la singularidad, resultado de características históricas y culturales intrínsecas a su proceso de formación, en constante tensión con la globalidad.

La percepción de la existencia a través de la naturaleza, por su parte, explora la obra de arte a partir del entendimiento propio y del otro, así como del lugar donde se está; el pueblo y sus prácticas culturales a través de la observación de los fenómenos naturales; las estaciones del año, los cambios de la marea, la vegetación típica local; elementos todos para construir el presente y descifrar el pasado. Históricamente, la descripción de los paisajes, costumbres y tradiciones populares siempre estuvo presente en los dibujos, pinturas y relatos de los viajeros extranjeros. De esta manera, el paisaje fue valorado y con ellas las prácticas de sus habitantes.

En El dibujo que camino, finalmente, la obra de arte aparece como un dibujo que nace del desplazamiento por el espacio. Se construye a partir de la observación, el desplazarse por la ciudad, la mirada atenta al paisaje y la vegetación urbana de la ciudad. Un dibujo que nace de la “atención distraída”, que incentiva el movimiento del cuerpo del espectador para ser contemplado. El uso del suelo como soporte o la colocación de dibujos en diferentes alturas en la pared busca provocar justamente la mirada del otro.

Texto y curaduría de Juci Reis

http://www.espac.org.mx/

Tags: , , , , ,

todo lo (fshlw) sólido (plsh-plop) se desvanece (rrwrrwrrw, plsh) en el aire

Radical Women: Latin American Art, 1960-1985, at Hammer Museum, Los Angeles, USA

Marcelo Cipis : rostos à procura de um rosto

Un acto antes de un concepto