Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

TACET

Raúl Mirlo

La Cresta / Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey Monterrey, Nuevo León, México February 1, 2020 –

Raúl Mirlo, TACET (2020). Imagen cortesía de Abril Zales

Raúl Mirlo, TACET (2020). Imagen cortesía de Abril Zales

Raúl Mirlo, TACET (2020). Imagen cortesía de Abril Zales

Ceder al silencio

Un desdoblamiento a través del tiempo y de los formatos, hacia afuera de la pintura y de las dos dimensiones, así es como se ha comportado el trabajo de Raúl Mirlo desde hace algunos años. Su investigación y su formación fuera de Monterrey lo han llevado a trabajar con los espacios, buscando alterar su naturaleza, siempre desde un lugar que circunda lo pictórico. Es desde aquí que nos aproximamos a TACET, un primer proyecto con estas dimensiones.

*

Una placa de fieltro que se rodea de una arquitectura de principios del siglo XX, de estudiantes, profesores y personal en constante circulación, de sonidos residuo, de quienes practican sus lecciones de música en los alrededores del patio central de La Superior. Ahí, dentro de estas situaciones que se entretejen, Mirlo evita las afirmaciones o imposiciones, propone en cambio, un ambiente sonoro nulo y genera un primer momento de sustracción: un espacio conceptual para el silencio visual, auditivo y mental.

De manera simultánea y con la consigna de zapatear sobre el fieltro, once bailarines de danza folclórica se confunden al generar percusiones mudas, contrario a lo que sucedería sobre una duela o tarima; los espectadores, también confundidos, no logran identificar si la pieza ya ha iniciado. Es a través de los bailarines y del movimiento en mute que este segundo momento de sustracción se corporaliza y evidencia la relación entre movimiento, escucha y silencio: bailarines y espectadores buscan el sonido con los oídos y al no encontrarlo, de manera instintiva, alertan el resto de los sentidos.

*

Raúl Mirlo lo tiene claro al estudiar a Junchiro Tanizaki [1], quien establece que no es posible hablar del silencio, sino en torno al silencio y siempre con relación a la palabra. En TACET, el artista se vale de lo que ya sucede en La Superior y usa el silencio como su plataforma, es el fieltro y sus cualidades de tejido, de aislamiento y de absorción del sonido lo que enmarca un contexto existente y da lugar a su contemplación.

Tacet se materializa por quien habita, no encuentra y deja de buscar, es un momento de silencio que deviene de lo que el espectador cede a la intervención. Es además, un pronunciamiento de resistencia a la imposición o superposición de contenidos y esta concatenación de sustracciones y silencios como anulaciones, promueve el sutil tránsito de un estado de expectativa a un involuntario estado silente.

Texto y curaduría por Abril Zales

https://www.instagram.com/lacresta______/

https://esmdm.edu.mx/

[1] Tanizaki, J. Elogio de la sombra, 1933

Raúl Mirlo, TACET (2020). Imagen cortesía de Abril Zales

Raúl Mirlo, TACET (2020). Imagen cortesía de Abril Zales

Raúl Mirlo, TACET (2020). Imagen cortesía de Abril Zales

Ceder al silencio

Un desdoblamiento a través del tiempo y de los formatos, hacia afuera de la pintura y de las dos dimensiones, así es como se ha comportado el trabajo de Raúl Mirlo desde hace algunos años. Su investigación y su formación fuera de Monterrey lo han llevado a trabajar con los espacios, buscando alterar su naturaleza, siempre desde un lugar que circunda lo pictórico. Es desde aquí que nos aproximamos a TACET, un primer proyecto con estas dimensiones.

*

Una placa de fieltro que se rodea de una arquitectura de principios del siglo XX, de estudiantes, profesores y personal en constante circulación, de sonidos residuo, de quienes practican sus lecciones de música en los alrededores del patio central de La Superior. Ahí, dentro de estas situaciones que se entretejen, Mirlo evita las afirmaciones o imposiciones, propone en cambio, un ambiente sonoro nulo y genera un primer momento de sustracción: un espacio conceptual para el silencio visual, auditivo y mental.

De manera simultánea y con la consigna de zapatear sobre el fieltro, once bailarines de danza folclórica se confunden al generar percusiones mudas, contrario a lo que sucedería sobre una duela o tarima; los espectadores, también confundidos, no logran identificar si la pieza ya ha iniciado. Es a través de los bailarines y del movimiento en mute que este segundo momento de sustracción se corporaliza y evidencia la relación entre movimiento, escucha y silencio: bailarines y espectadores buscan el sonido con los oídos y al no encontrarlo, de manera instintiva, alertan el resto de los sentidos.

*

Raúl Mirlo lo tiene claro al estudiar a Junchiro Tanizaki [1], quien establece que no es posible hablar del silencio, sino en torno al silencio y siempre con relación a la palabra. En TACET, el artista se vale de lo que ya sucede en La Superior y usa el silencio como su plataforma, es el fieltro y sus cualidades de tejido, de aislamiento y de absorción del sonido lo que enmarca un contexto existente y da lugar a su contemplación.

Tacet se materializa por quien habita, no encuentra y deja de buscar, es un momento de silencio que deviene de lo que el espectador cede a la intervención. Es además, un pronunciamiento de resistencia a la imposición o superposición de contenidos y esta concatenación de sustracciones y silencios como anulaciones, promueve el sutil tránsito de un estado de expectativa a un involuntario estado silente.

Texto y curaduría por Abril Zales

https://www.instagram.com/lacresta______/

https://esmdm.edu.mx/

[1] Tanizaki, J. Elogio de la sombra, 1933

Tags: , , , , , , ,

Till I Get It Right

Sobre glaciares y avalanchas

Lawentuchefe

Centro Cultural de España en México presenta: «La deriva de un gesto post-romántico», de Hugo Martínez-Tormo