fbpx

Edición 6: Sombras

Amilcar Packer

Tiempo de lectura: 11 minutos

A
A

01.01.1970

COMOClube

Amilcar Packer cuenta la historia de Como_clube en Sao Paulo, una plataforma mutante para la creación artística y un entorno de vida indisciplinada que favorece la libre circulación entre géneros, generaciones, situaciones políticas y socioeconómicas, fomentando producciones relacionadas con el performance.

IMG_9190_baja

COMO. ¿Cómo? Como. Como_clube

Prólogo

Al menos desde hace un año y medio, los muros en Facebook, los trinos de Tweeter, los periódicos, blogs, revistas, canales de televisión, estaciones de radio, la gente en la calle, en los bares, buses, en el ascensor, el metro, en la cama, en todas partes en Brasil o todo lo que trate de Brasil ha girado alrededor de conjeturas y análisis políticos en disputa.

“Nosotros” celebramos que las demostraciones iniciadas por el Movimento Passe Livre (MPL) —o sea gratis— para el transporte público urbano haya energizado a todo el país en junio de 2013, comenzando un proceso irreversible de politización de masas y experimentación libertaria. La experiencia de tomarse las calles, seguida de una violenta represión policial logró poner en movimiento múltiples procesos de singularización y diferenciación, que se atomizaron en diferentes frentes de batalla. Experiencias singulares, colectivas e individuales, de carácter paradójico, antagonista y heterogéneo tuvieron lugar al mismo tiempo, en los mismos lugares y en los mismos cuerpos, así cuerpos, espacio y tiempo cambiaron para siempre. Pero al menos ahora, el 2 de mayo de 2016, pareciera que todas estas multiplicidades se han cristalizado forzosamente debido a polarizaciones y discusiones macro-políticas sobre la política representativa y la corrupción, gracias a la captura mediática y jurídica de narrativas que ha movilizado la maldita rabia y frustración. Estas convergieron para legitimar falsamente el juicio de la presidente elegida democráticamente, Dilma Rousseff, por fuerzas conservadoras y de extrema derecha. Por supuesto, todo es menos linear que eso y es importante ser conscientes de que el gobierno del PT (Partido dos Trabalhadores) se alió con agentes y sectores oscuros mientras retrocedía ante varias luchas históricas como la demarcación de territorios indígenas, contra la violencia policial, el genocidio negro o el feminicidio. Pero lo que enfrentamos ahora es lo peor de lo peor. Ha sido tan violentamente absurdo que se volvió una broma frecuente decir que la política brasileña es igual de sorpresiva pero más compleja —y por lo tanto más interesante de seguir— que la serie de televisión House of Cards. Pero esto no es una broma, ya que la vida y los sueños de la gente están en juego, igual que las comunidades tradicionales y sus modos de existencia y de vida. Los rivales fascistas y derechistas que enfrentamos encarnan la realidad colonialista, oligárquica, racista, moralista y genocida de Brasil, que siempre ha estado presente en varios niveles de actividad.

relational_ping_pong_bienal2

Estoy completamente en contra de cualquier demostración derechista y conservadora, totalitaria, autoritaria, fascista, reactiva, reaccionaria, racista, xenofóbica, misógina, homófoba, transfóbica, a cualquier nivel. Pero lo que lentamente se ha vuelto urgente para mí es entender por qué tanta falta de imaginación política y de experimentación en lo que históricamente hemos llamado la “izquierda” o, al menos, la izquierda institucionalizada. ¿Cómo se ha convertido globalmente en una fuerza conservadora y reactiva —incluso reaccionaria— dedicada a una postura defensiva y atemorizada en vez de asumir un compromiso continuo y propositivo? Sin ser injusto e irrespetuoso con las luchas sociales y los derechos humanos legales y demás, y con tantos logros fundamentales, creo que debemos enfrentar el hecho de que hasta ahora lo logrado es muy, muy, muy, muy poco y que cada segundo del siglo pasado nos ha llevado a fortalecer y completar una integración global del capitalismo. Hemos abandonado lo que al comienzo de los 90s Gilles Deleuze diagnosticaba como la sociedad de control y estamos llegando a otra época, con nuevos pliegues a los sistemas capitalistas violentos, represivos, subyugantes y explotadores.

Dentro de este contexto se hace aún más relevante habla de Como_clube. Según mi perspectiva, COMO fue y, en cierto sentido sigue siendo, un lugar para experiencias micropolíticas, para usar la contribución de Suely Rolnik y Félix Guattari en Molecular revolution in Brazil; un lugar para una política del deseo, que tiene un poder contagioso y expansivo para producir un desplazamiento subjetivo de los valores trascendentales al movilizar fuerzas vitales inventivas. Como_clube puede y debe verse como un precedente (hay algunos oasis en el desierto), como una posibilidad para abrir grietas en el espacio y el tiempo, al menos en los cuerpos de algunas personas. Es un grito agudo y burlón a favor de la diferencia, una creencia en que las prácticas artísticas experimentales siguen teniendo el poder de desnaturalizar, des-territorializar lo dado y producir otros territorios existenciales, usando la imaginación como una actividad performativa —imagin-acción—, es decir, una intervención política, clínica y (est)ética en el mundo.

INDUMENTARIA POPULAR_COMOclube_2014_Gustavo Saulle

Hasta cierto punto, hice parte de Como_clube, aunque al mismo tiempo no hice parte de Como_clube, así que todo lo que viene a continuación existe en un intersticio, en las márgenes, sin claridad. Evitaré describir actividades específicas y trabajos desarrollados dentro y por COMO, porque al final del texto podrán encontrar enlaces con una recopilación detallada y extensiva de material, documentación e información.

Banda sonora sugerida para la lectura:

https://www.youtube.com/watch?v=QTSdp-92fmY

https://soundcloud.com/donaonete/03-jamburana

https://www.youtube.com/watch?v=-zLicyzaH5A

https://soundcloud.com/ana-dupas/free-to-fuck

https://www.mixcloud.com/thelmabonavita/

bonecas_fasciculo_jd-eq

“Como eu, como você” – “Como tú, como yo” o “yo como, yo te como”. “Como” en portugués, al igual que en español, tiene varios significados: “de qué manera”, “qué”, “similar a” y además es una conjugación del verbo comer. Estos cuatro sentidos son claves para entender el sistema subatómico y radioactivo, lleno de capas, de Como_clube, iniciado en 2011 por la artista Thelma Bonavita junto a varios otros artistas, provenientes en su mayoría de la danza contemporánea y el performance. Como_clube tuvo su sede durante más de tres años en el apartamento dúplex 905, en los pisos 9 y 10 del edificio Esther (1938), una de las primeras construcciones modernistas de Brasil, localizado frente a la Praça da República, en el centro de São Paulo. Como_clube, igual que muchos espacios manejados por artistas e iniciativas colecticas experimentales auto-sostenidas, ha funcionado en distintas capas, velocidades y frentes, con programas simultáneamente privados y públicos, con actividades como presentaciones de performance, instalaciones, charlas, seminarios, talleres, cenas, producción de material impreso y online, grupos de estudio, programas de residencia, así como colaboraciones regulares con varios practicantes activos en diferentes áreas como Karla Girotto, Peter Pál Pelbart, Gustavo Silvestre, Ad Ferreira, Sheila Ribeiro, Marie Ange Bordas y Wagner Schwartz. También ha desarrollado sociedades con colectivos artísticos como Post Spectacle y Agência Transitiva. Como_clube no es un grupo ni un colectivo, es una llamada a una colectividad abierta (colectivo+actividad).

preta_01_Gustavo Saulle

Como una constelación afectiva, híbrida y abierta de gente, COMO tuvo que pensar y dar forma constantemente a su estructura y sistema de funcionamiento para crear nuevos cuerpos en respuesta o, mejor, de acuerdo tanto al entorno (entendido como la ciudad, el contexto sociocultural y político, y los nuevos miembros y participantes) como a la digestión de los valores y necesidades inmanentes que surgieron de las prácticas producidas y las experiencias acumuladas. Como laboratorio para jóvenes artistas, Como_clube funciona como una especie de campo de prueba público, que hace parte del sentido práctico de la palabra cómo y el compromiso con las prácticas basadas en procesos, la experimentación y la investigación, más que con objetos terminados, pulidos y estabilizados para ser exhibidos, mostrados para convertirse en espectáculo. El componente “cómo” de COMO es un requerimiento ético explícito para darle forma a sus sistemas como una plataforma anárquica para desarrollos colectivos y para la discusión y presentación de obras y prácticas individuales y colectivas, sin límites externos o predefinidos de tiempo o espacio. Las obras de COMO y sus miembros se extenderían del edificio Esther a exposiciones como la Bienal de São Paulo de 2014 o a presentaciones callejeras, repentinas e improvisadas que usaron como principal interlocutor urbano la Praça da República. Uno de los lemas de COMO podría ser “Mi tierra está en todas partes”, como dice la obra del artista visual brasileño Antonio Dias.

copy_paste_05_Gustavo-Saulle

COMO también funcionó como un cabaret tropicalista, antropófago y electroclash, un restaurante y bar experimental, todo informales y baratos; un lugar para irse de fiesta, una casa en el sentido de un club nocturno y una “maison” de moda, promoviendo así prácticas performativas y discursivas, suplantaciones de género cotidianas con una cantidad de maquillaje para el rostro y el cuerpo, y muchísima escarcha. Pero muchísima. Como_clube proporcionó un estado de vogueing, de strike the pose, donde las pelucas literalmente volaban (gracias a globos inflados con helio) y donde cualquier cosa podía ser usada como prenda de vestir o utilizada por cualquiera. La idea de la antropofagia heredada del Manifiesto antropófago (1928) de Oswald de Andrade fue inherente para la imaginación y las estrategias de COMO, evocándola constantemente en la apropiación entendida como una asimilación crítica y en la encarnación como un empoderamiento. La inspiración generó otra serie de herramientas para un copiar/pegar productivo, para samplear y mezclar sistemas que disolvían la idea de un original y una copia, una de las principales lógicas de la subyugación colonialista. El reto constante era mantener la inestabilidad e incertidumbre dentro del proceso vital de liberación.

Como_pool

Los títulos de los programas, actividades y obras de COMO también pueden mostrar algo de su depravación aguda, su sentido del humor y de la performatividad: Espancamento (Azotar; Sistema performativo de estudo de tradução (Sistema performativo del estudio de la traducción); Indumentária Popular Cut and Paste (Indumentaria popular cortar y pegar); Ping-Pong relacional; Jardim Equatorial (Jardín ecuatorial); Como_no_como, Balada filosófica; Come Queer; Frágil; Como_clube vai para o buraco (Como_clube se va al hueco); Como_bazar Baixa costura (Bazar de baja costura); Transclubecomoagente (Transclubcomolagente); Como sair do armário (Cómo salir del armario); Fashion in Erection: the Final One: Apartment Beach! (Moda en erección: la última: ¡playa de apartamento!); Atendimento esotérico (Servicio esotérico); Como colinho gera colinho (Como un regazo genera un regazo); Fervo (Hervor), y Le ping-pong d’amour. También, en 2012, Como lanzó Indiegentes (indie+gente) un disco del que nunca se grabó ni una canción, aunque tenía los títulos de los temas y sus letras, la carátula y el material gráfico.

Durante un par de año, COMO estudió y planeó con la ayuda de un abogado convertirse en Como_Iglesia, aprovechando que en Brasil las asociaciones religiosas y templos están exentos de impuestos y tienen un rango de opciones de financiación. Teologia dos editais: Encaixotando Helena (Teología de las convocatorias: boxeando contra Helena) fue una de las iniciativas de COMO dentro del contexto de un programa mayor: COMO emancipado: a prática de viver sem edital (Como emancipado: la práctica de vivir sin convocatorias), una vez en que el Como_club decidió no aplicar a ninguna convocatoria y desarrolló estrategias para financiar sus actividades que incluyeron abrir membresía en un club, pedir donaciones para cuando se necesitaran, se vendieran o comieran, organizando bazares. No es solo cuestión de “cuando las actitudes se vuelven forma” sino de cuándo se vuelven divertidas, ya que el gozo, deleite, placer, felicidad y alegría están, sin duda, entre las principales tácticas de resistencia y emancipación.

Como_Biennial

En La société contre l’état, (1974), Pierre Clastres describe la especificidad de los sistemas y organizaciones políticas de la mayoría de sociedades amerindias, su desprecio por cualquier centralización del poder (político) y de la toma de decisiones, su rechazo a la idea de mandar y obedecer, su abominación de principios unitarios y su odio al estado. Clastres también explica que el liderazgo era una posición contextual, provisional y relacional, creada básicamente para lograr una función específica o meta y que el líder era quien más responsabilidades y deberes tenía hacia los miembros de la comunidad y nunca hacia quien más poder o privilegios detentaba. Es interesante entender y, por lo tanto, reforzar que a las sociedades amerindias no les hacía falta un estado, que no son una etapa pasada o futura en una historia supuestamente lineal, teleológica, del desarrollo de las sociedades humanas. El estado es una forma permanente, latente, acechante, atrapadora, siempre esperando alguna clase de grieta para instalarse y secuestrar narrativas y deseos, como un embudo unitario y centralizante. Así, ellos/nosotros debemos conjurar constantemente el estado para no terminar en el callejón sin salida de una nación-estado, en el estado vicioso del Estado.

Como_clube tiene una especie de efecto contra-estado en su constante búsqueda de establecer una autonomía auto-organizada e incluso sistemas funcionales caóticos y anárquicos. Elaborar limpiezas coreográficas, mantener la infraestructura y hacer financiaciones creativas fueron implicaciones que estructuraron sus producciones y conceptos. A fines de 2014, COMO tuvo que dejar el dúplex 905 y celebró su entierro en el Buraco da minhoca (Agujero del gusano), bajo un viaducto en el centro de São Paulo, un lugar usado durante un par de años como sede de fiestas, demostraciones, proyecciones de películas y clases públicas. Muchos de sus miembros en ese entonces emigraron de Brasil y radicalizaron la atomización de COMO, dejando al club en un estado de hibernación. Pero nunca se sabe dónde volverá COMO. Quizás ya esté haciendo algo en otra galaxia o en un universo paralelo, en un multiverso, preparando su regreso como un ave fénix. En todo caso, no importa mucho porque, parafraseando a los antropólogos: puedes abandonar a COMO pero COMO nunca te abandonará.

preta_02_Gustavo-Saulle

 

Epílogo

Como es amor y odio.

pero, más que todo, todo entre los dos,

más allá, encima y sobre…

Como es una invitación.

Como acerca…

 

>> Más información y enlaces de utilidad:

http://comoclube.org

http://jardimequatorial.info/residencia/fervo/

http://projetopreta.tumblr.com/

http://maviveloso.tumblr.com/tagged/indument%C3%A1ria%20popular

http://cargocollective.com/spet

 

 

 

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha