Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Presencia Inestable

Rafael Lozano-Hemmer

MARCO Monterrey, Nuevo León, México August 23, 2019 – January 26, 2020

Rafael Lozano-Hemmer, Presencia Inestable (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de MARCO

Rafael Lozano-Hemmer, Presencia Inestable (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de MARCO

Rafael Lozano-Hemmer, Presencia Inestable (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de MARCO

MARCO presenta la exposición Rafael Lozano-Hemmer: Presencia Inestable una gran revisión museográfica de la obra del reconocido artista mexicano Rafael Lozano-Hemmer (Ciudad de México, 1967) presentada por primera vez en México la cual ofrece una nueva perspectiva sobre la producción del artista durante los últimos dieciocho años, explorando sus dimensiones poéticas y políticas a través de la noción de copresencia. Este concepto se refiere ante todo a la coexistencia de puntos de vista, voces activas y experiencias singulares en las creaciones de Lozano-Hemmer: a las relaciones formadas entre espectadores, así como a las situaciones producidas por los dispositivos dialógicos empleados por la obra. También alude a varios tipos de relaciones más asimétricas, a cohabitaciones forzadas y asuntos de poder, evocando la cuestión de la observación, la interacción de miradas y cuerpos sometidos a las numerosas técnicas de vigilancia y control de hoy en día.

Rafael Lozano-Hemmer, quien actualmente radica en Canadá, es una de las figuras principales en la escena internacional de prácticas participativas y medios digitales. Después de obtener un título en química, al final de la década de los 80, empezó a desarrollar presentaciones teatrales que incorporaban sonido, proyecciones y sistemas de rastreo. Durante la década de los 90, continuó explorando el potencial performativo de la interacción y, en particular, la integración de diferentes disciplinas artísticas por medio de la tecnología. Lozano-Hemmer se ha vuelto cada vez más conocido por sus instalaciones a gran escala, que emplean proyecciones de luz y la arquitectura de espacios públicos, además de recurrir a la historia cultural de estos sitios.

El título de la muestra, Presencia Inestable, se refiere más explícitamente a la turbulencia que puede caracterizar a las interrelaciones sociales y técnicas, y que puede materializarse a varias escalas, desde el ámbito personal al geopolítico. Para los espectadores, estas nociones de copresencia e inestabilidad sin duda resonarán fuertemente en el impacto físico de las obras exhibidas, ya que la exposición contiene varias instalaciones relevantes que acentúan la dimensión material y escultural del trabajo del artista.

Esta exhibición fue presentada el verano pasado en el Musée d’art contemporain de Montréal (MAC) y estará en MARCO del 23 de agosto, 2019 al 26 de enero, 2020 y posteriormente en el San Francisco Museum of Modern Art (SFMOMA).

La exposición

Las obras de Rafael Lozano-Hemmer ofrecen una visión matizada de la retórica emancipadora de la participación y la estética de los medios digitales, recordándonos la compleja y a menudo problemática intervención de la tecnología en contextos sociales, económicos y políticos más amplios. El artista parte del entendido que la tecnología no es un instrumento o herramienta, sino una forma inevitable de determinación de subjetividad y sociabilidad. A partir del juego con el tacto, la vista, la respiración, el oído y el movimiento del público, su obra busca activar relaciones entre máquina, entorno y percepción, para con ello mostrar el modo en que la tecnología, el cuerpo y el cuerpo político son inseparables.

La muestra reúne 26 de sus más importantes trabajos, incluyendo:

Pulse Spiral [Espiral de Corazonadas], 2008

300 focos incandescentes están organizados en una espiral parabólica, siguiendo una de las ecuaciones matemáticas de Pierre de Fermat (1607-1665). Cuando un participante sostiene el sensor, su latido es detectado y se pone en marcha el foco más bajo en la espiral; cuando lo suelta, todas las luces se apagan momentáneamente y luego parpadean mientras el pulso más reciente desplaza, individualmente, a cada uno de sus predecesores. La mágica y evanescente espiral de luz delata la innegable fascinación que uno puede sentir al ver realmente el latido de su propio corazón, pero también el poder de activar la luz a una escala tan grande.

La luz se utiliza a la vez como material y tema en varios de los proyectos de arte público participativo de Lozano-Hemmer; por eso en toda la exposición, luz y sombra se emplean para activar el espacio. Por ejemplo, en Voice Array [Matriz de voz], 2011, las voces de los participantes se traducen en haces de luz que circulan alrededor del perímetro de la galería.

Zoom Pavilion [Pabellón de Ampliaciones], 2015

Una instalación interactiva que integra toda la sala, en la cual el espectador y participante se halla rodeado de imágenes proyectadas en blanco y negro de caras y cuerpos localizados en el espacio. Doce cámaras de vigilancia computarizadas rastrean la presencia de los participantes y, por medio del reconocimiento facial, la sustracción del fondo y algoritmos de aprendizaje automático, registran las relaciones espaciales entre unos y otros. Relativamente pronto, la cara del visitante aparecerá proyectada en tres de las cuatro paredes y el piso, mientras emergen términos y cifras —potencial, interés, remoto, perspectiva— que describen y miden nuestras relaciones con otros en el espacio. Proyectado en la pared del fondo hay un archivo que muestra caras de los participantes por pares, especificando cuánto tiempo estuvieron juntos, qué tan distantes permanecieron y cuándo sucedió esa reunión. Las cámaras amplifican nuestros rostros hasta treinta y cinco veces, generando primeros planos enormes y acercándose literalmente así a nuestra mirada, para luego alejarse y mostrar toda la sala, enfatizando el paisaje inmersivo completo. En esta obra —que marca la primera colaboración de Lozano-Hemmer con el artista polaco Krzysztof Wodiczko— queda señalada claramente la omnipresencia de las cámaras de vigilancia, pero lo que está en juego también es la manera en que las tecnologías determinan y controlan la circulación de información, imágenes, datos. ¿Cómo interactuamos unos con otros en el espacio público?, ¿cómo reaccionamos cuando se rastrean nuestras relaciones espaciales?, ¿a dónde va a dar toda la información que recopilan las tecnologías?

Vicious Circular Breathing [Respiración Circular y Viciosa], 2013

Es una gran instalación escultural que evoca a la vez un curioso artefacto científico y un gigantesco instrumento musical de viento, como un órgano. Compuesta por una serie de elementos interconectados que incluyen una sala de vidrio con puertas corredizas dobles, salidas de emergencia, sensores de bióxido de carbono y oxígeno, fuelles motorizados, un sistema de válvula electromagnética y un dispositivo en forma de árbol integrado por sesenta y un bolsas de papel que cuelgan de tubos de respiración, la obra se presenta como un gran aparato cambiante que los visitantes pueden experimentar personalmente. Se les invita a entrar en una caja de vidrio sellada herméticamente donde respiran el aire que previamente respiraron los participantes anteriores. Las respiraciones se mantienen circulando y se vuelven perceptibles por la acción de los fuelles, que inflan y desinflan las bolsas de papel café cerca de 10,000 veces por día (aproximadamente la frecuencia respiratoria normal de un adulto en reposo). La pieza incluye advertencias sobre los riesgos de asfixia, contagio y pánico, y produce un leve sonido mecánico, un zumbido discreto del flujo de aire y un crujido más fuerte de las bolsas al arrugarse. Sugiriendo un vínculo inusual entre los peligros de la modernidad tecnológica y la inmersión como una forma de arte heredada del Barroco, la obra también parece hacer énfasis en que los aspectos tangibles de la cultura participativa y las nuevas tecnologías son indisociables de su complicidad con un régimen más amplio de violencia sistémica.

Sphere Packing: Bach [Empaquetamiento de Esferas: Bach], 2018

Pertenece a una serie de diecisiete piezas que concentran toda la producción musical de un compositor en una esfera multicanal. El tamaño de cada esfera es proporcional a cuan prolífico era cada compositor. En esta exposición se presenta la pieza de Johann Sebastian Bach, por mucho el compositor más prolífico, la cual requirió de 1,128 bocinas individuales distribuidas en una esfera en la que los visitantes pueden entrar y sumergirse en los sonidos barrocos. Las composiciones están organizadas de tal manera que a veces solo se escucha una, mientras que en otras ocasiones la pieza alcanza un crescendo musical cuando el total de 1,128 composiciones suena simultáneamente.

Call on Water [Nombras el Agua], 2016

Expuesta en la penumbra, es una fuente que actúa como una máquina de poesía activada por la presencia de los espectadores. En la superficie de la pila aparecen palabras que unos atomizadores ultrasónicos vuelven tangibles momentáneamente en el aire en forma de columnas de vapor frío. Las palabras se forman y se disuelven lentamente, luego la superficie de la pila se cubre otra vez con una capa de vapor blanco y aparecen nuevas palabras. De esta manera, surgiendo de la fuente fragmento por fragmento, vemos poemas del célebre escritor mexicano Octavio Paz (1914-1998), quien también era tío del artista. Todos los poemas citados tienen que ver con el lenguaje: la manera en que vemos el mundo a través de las palabras, y el modo en que las palabras nos devuelven el reflejo de nuestra propia imagen. La obra sugiere que las palabras se materializan en el aire, transportadas por el aliento de aquellos que las pronuncian, luego se disuelven o permanecen ahí misteriosamente y se incorporan físicamente en aquellos que las escuchan o las leen. Estas metáforas también aparecen en otras piezas de la exposición, como Airborne Newcast [Noticiero al aire], 2013; Vicious Circular Breathing [Respiración circular viciosa], 2013; Babbage Nanopamphlets [Nanopanfletos de Babbage], 2015, y Volute 1: Au clair de la lune [Voluta 1: Claro de luna], 2016.

Otras piezas que se exhibirán son: 33 Questions per Minute [33 preguntas por minuto], 2000; Seismoscopes [Sismoscopios], 2009; Bifurcation [Bifurcación], 2012; Pan-Anthem [Pan-Himno], 2014 y Level of Confidence [Nivel de Confianza], 2015; Synaptic Caguamas [Caguamas Sinápticas], 2004 y 1000 Platitudes [1000 Usos Tópicos], 2003; además, durante el transcurso de la exposición, será realizará la proyección de la película Megalodemócrata: El Arte Público de Rafael Lozano-Hemmer dirigida y producida por Ben Duffield.

http://www.marco.org.mx/

Rafael Lozano-Hemmer, Presencia Inestable (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de MARCO

Rafael Lozano-Hemmer, Presencia Inestable (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de MARCO

Rafael Lozano-Hemmer, Presencia Inestable (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de MARCO

MARCO presenta la exposición Rafael Lozano-Hemmer: Presencia Inestable una gran revisión museográfica de la obra del reconocido artista mexicano Rafael Lozano-Hemmer (Ciudad de México, 1967) presentada por primera vez en México la cual ofrece una nueva perspectiva sobre la producción del artista durante los últimos dieciocho años, explorando sus dimensiones poéticas y políticas a través de la noción de copresencia. Este concepto se refiere ante todo a la coexistencia de puntos de vista, voces activas y experiencias singulares en las creaciones de Lozano-Hemmer: a las relaciones formadas entre espectadores, así como a las situaciones producidas por los dispositivos dialógicos empleados por la obra. También alude a varios tipos de relaciones más asimétricas, a cohabitaciones forzadas y asuntos de poder, evocando la cuestión de la observación, la interacción de miradas y cuerpos sometidos a las numerosas técnicas de vigilancia y control de hoy en día.

Rafael Lozano-Hemmer, quien actualmente radica en Canadá, es una de las figuras principales en la escena internacional de prácticas participativas y medios digitales. Después de obtener un título en química, al final de la década de los 80, empezó a desarrollar presentaciones teatrales que incorporaban sonido, proyecciones y sistemas de rastreo. Durante la década de los 90, continuó explorando el potencial performativo de la interacción y, en particular, la integración de diferentes disciplinas artísticas por medio de la tecnología. Lozano-Hemmer se ha vuelto cada vez más conocido por sus instalaciones a gran escala, que emplean proyecciones de luz y la arquitectura de espacios públicos, además de recurrir a la historia cultural de estos sitios.

El título de la muestra, Presencia Inestable, se refiere más explícitamente a la turbulencia que puede caracterizar a las interrelaciones sociales y técnicas, y que puede materializarse a varias escalas, desde el ámbito personal al geopolítico. Para los espectadores, estas nociones de copresencia e inestabilidad sin duda resonarán fuertemente en el impacto físico de las obras exhibidas, ya que la exposición contiene varias instalaciones relevantes que acentúan la dimensión material y escultural del trabajo del artista.

Esta exhibición fue presentada el verano pasado en el Musée d’art contemporain de Montréal (MAC) y estará en MARCO del 23 de agosto, 2019 al 26 de enero, 2020 y posteriormente en el San Francisco Museum of Modern Art (SFMOMA).

La exposición

Las obras de Rafael Lozano-Hemmer ofrecen una visión matizada de la retórica emancipadora de la participación y la estética de los medios digitales, recordándonos la compleja y a menudo problemática intervención de la tecnología en contextos sociales, económicos y políticos más amplios. El artista parte del entendido que la tecnología no es un instrumento o herramienta, sino una forma inevitable de determinación de subjetividad y sociabilidad. A partir del juego con el tacto, la vista, la respiración, el oído y el movimiento del público, su obra busca activar relaciones entre máquina, entorno y percepción, para con ello mostrar el modo en que la tecnología, el cuerpo y el cuerpo político son inseparables.

La muestra reúne 26 de sus más importantes trabajos, incluyendo:

Pulse Spiral [Espiral de Corazonadas], 2008

300 focos incandescentes están organizados en una espiral parabólica, siguiendo una de las ecuaciones matemáticas de Pierre de Fermat (1607-1665). Cuando un participante sostiene el sensor, su latido es detectado y se pone en marcha el foco más bajo en la espiral; cuando lo suelta, todas las luces se apagan momentáneamente y luego parpadean mientras el pulso más reciente desplaza, individualmente, a cada uno de sus predecesores. La mágica y evanescente espiral de luz delata la innegable fascinación que uno puede sentir al ver realmente el latido de su propio corazón, pero también el poder de activar la luz a una escala tan grande.

La luz se utiliza a la vez como material y tema en varios de los proyectos de arte público participativo de Lozano-Hemmer; por eso en toda la exposición, luz y sombra se emplean para activar el espacio. Por ejemplo, en Voice Array [Matriz de voz], 2011, las voces de los participantes se traducen en haces de luz que circulan alrededor del perímetro de la galería.

Zoom Pavilion [Pabellón de Ampliaciones], 2015

Una instalación interactiva que integra toda la sala, en la cual el espectador y participante se halla rodeado de imágenes proyectadas en blanco y negro de caras y cuerpos localizados en el espacio. Doce cámaras de vigilancia computarizadas rastrean la presencia de los participantes y, por medio del reconocimiento facial, la sustracción del fondo y algoritmos de aprendizaje automático, registran las relaciones espaciales entre unos y otros. Relativamente pronto, la cara del visitante aparecerá proyectada en tres de las cuatro paredes y el piso, mientras emergen términos y cifras —potencial, interés, remoto, perspectiva— que describen y miden nuestras relaciones con otros en el espacio. Proyectado en la pared del fondo hay un archivo que muestra caras de los participantes por pares, especificando cuánto tiempo estuvieron juntos, qué tan distantes permanecieron y cuándo sucedió esa reunión. Las cámaras amplifican nuestros rostros hasta treinta y cinco veces, generando primeros planos enormes y acercándose literalmente así a nuestra mirada, para luego alejarse y mostrar toda la sala, enfatizando el paisaje inmersivo completo. En esta obra —que marca la primera colaboración de Lozano-Hemmer con el artista polaco Krzysztof Wodiczko— queda señalada claramente la omnipresencia de las cámaras de vigilancia, pero lo que está en juego también es la manera en que las tecnologías determinan y controlan la circulación de información, imágenes, datos. ¿Cómo interactuamos unos con otros en el espacio público?, ¿cómo reaccionamos cuando se rastrean nuestras relaciones espaciales?, ¿a dónde va a dar toda la información que recopilan las tecnologías?

Vicious Circular Breathing [Respiración Circular y Viciosa], 2013

Es una gran instalación escultural que evoca a la vez un curioso artefacto científico y un gigantesco instrumento musical de viento, como un órgano. Compuesta por una serie de elementos interconectados que incluyen una sala de vidrio con puertas corredizas dobles, salidas de emergencia, sensores de bióxido de carbono y oxígeno, fuelles motorizados, un sistema de válvula electromagnética y un dispositivo en forma de árbol integrado por sesenta y un bolsas de papel que cuelgan de tubos de respiración, la obra se presenta como un gran aparato cambiante que los visitantes pueden experimentar personalmente. Se les invita a entrar en una caja de vidrio sellada herméticamente donde respiran el aire que previamente respiraron los participantes anteriores. Las respiraciones se mantienen circulando y se vuelven perceptibles por la acción de los fuelles, que inflan y desinflan las bolsas de papel café cerca de 10,000 veces por día (aproximadamente la frecuencia respiratoria normal de un adulto en reposo). La pieza incluye advertencias sobre los riesgos de asfixia, contagio y pánico, y produce un leve sonido mecánico, un zumbido discreto del flujo de aire y un crujido más fuerte de las bolsas al arrugarse. Sugiriendo un vínculo inusual entre los peligros de la modernidad tecnológica y la inmersión como una forma de arte heredada del Barroco, la obra también parece hacer énfasis en que los aspectos tangibles de la cultura participativa y las nuevas tecnologías son indisociables de su complicidad con un régimen más amplio de violencia sistémica.

Sphere Packing: Bach [Empaquetamiento de Esferas: Bach], 2018

Pertenece a una serie de diecisiete piezas que concentran toda la producción musical de un compositor en una esfera multicanal. El tamaño de cada esfera es proporcional a cuan prolífico era cada compositor. En esta exposición se presenta la pieza de Johann Sebastian Bach, por mucho el compositor más prolífico, la cual requirió de 1,128 bocinas individuales distribuidas en una esfera en la que los visitantes pueden entrar y sumergirse en los sonidos barrocos. Las composiciones están organizadas de tal manera que a veces solo se escucha una, mientras que en otras ocasiones la pieza alcanza un crescendo musical cuando el total de 1,128 composiciones suena simultáneamente.

Call on Water [Nombras el Agua], 2016

Expuesta en la penumbra, es una fuente que actúa como una máquina de poesía activada por la presencia de los espectadores. En la superficie de la pila aparecen palabras que unos atomizadores ultrasónicos vuelven tangibles momentáneamente en el aire en forma de columnas de vapor frío. Las palabras se forman y se disuelven lentamente, luego la superficie de la pila se cubre otra vez con una capa de vapor blanco y aparecen nuevas palabras. De esta manera, surgiendo de la fuente fragmento por fragmento, vemos poemas del célebre escritor mexicano Octavio Paz (1914-1998), quien también era tío del artista. Todos los poemas citados tienen que ver con el lenguaje: la manera en que vemos el mundo a través de las palabras, y el modo en que las palabras nos devuelven el reflejo de nuestra propia imagen. La obra sugiere que las palabras se materializan en el aire, transportadas por el aliento de aquellos que las pronuncian, luego se disuelven o permanecen ahí misteriosamente y se incorporan físicamente en aquellos que las escuchan o las leen. Estas metáforas también aparecen en otras piezas de la exposición, como Airborne Newcast [Noticiero al aire], 2013; Vicious Circular Breathing [Respiración circular viciosa], 2013; Babbage Nanopamphlets [Nanopanfletos de Babbage], 2015, y Volute 1: Au clair de la lune [Voluta 1: Claro de luna], 2016.

Otras piezas que se exhibirán son: 33 Questions per Minute [33 preguntas por minuto], 2000; Seismoscopes [Sismoscopios], 2009; Bifurcation [Bifurcación], 2012; Pan-Anthem [Pan-Himno], 2014 y Level of Confidence [Nivel de Confianza], 2015; Synaptic Caguamas [Caguamas Sinápticas], 2004 y 1000 Platitudes [1000 Usos Tópicos], 2003; además, durante el transcurso de la exposición, será realizará la proyección de la película Megalodemócrata: El Arte Público de Rafael Lozano-Hemmer dirigida y producida por Ben Duffield.

http://www.marco.org.mx/

Tags: , , , , , ,

Objetos de duda y de certeza

Twilight Chorus

Registro 05 / Enfocar la Mirada

Circlusion