fbpx

Blog

Tiempo de lectura: 4 minutos

A
A

25.02.2017

If you want to do something, forget this debt, and remember it later.

Celaya Brothers Gallery, Mexico City, México
11 de febrero de 2017 – 1 de abril de 2017

IMG_5881

Lene Adler Petersen & Bjorn Norgaard_Den Kvindelige Kristus. Uddrivelsen fra templet (The Female Christ. The Expulsion from the temple)_video performance_1969

IMG_6068

Artistas: Lene Adler Petersen and Bjørn Nørgaard, Hannah Black, Paloma Contreras Lomas

Primeramente quisiera hacer notar dos cosas que pueden o no parecer obvias:

1. El capitalismo, o la deuda sobre la que éste se desplaza, requiere de identidades fijas; uno debe continuar siendo la misma persona y mantener el mismo nombre, raza y género, para que tu capital de deuda pueda ser extraído de tu yo futuro. El capitalismo embarga esa identidad futura, que puede diferir o rebelarse contra la presente.
2. Ese valor se adhiere de manera diferente a los distintos cuerpos, de acuerdo a clasificaciones históricas consolidadas de raza, género, clase, etc. que el propio capitalismo demanda para consolidar aún más el poder y la riqueza en manos de unos cuantos, y presentar esta consolidación brutal como justa.

La escritora y artista Hannah Black se pregunta “¿Qué sucede cuando estos principios de acumulación capitalista adquieren carne hueso y pueden desplazarse?” (Artforum, octubre de 2015). If you want to do something, forget this debt, and remember it later (Si en verdad quieres hacer algo, olvida tu deuda y recuérdala después) es una exposición que toma su nombre de un texto de Fred Moten y Stefano Harney en The Undercommons. En la muestra, la obra de Black, Lene Adler Petersen, Bjørn Nørgaard y Paloma Contreras Lomas navega senderos donde la forma de los cuerpos está dada por flujos y resistencias al capital, por el concepto de determinación de valor y por la deuda inescapable.

En mayo de 1969, Lene Adler Petersen paseó desnuda por la Bolsa de Valores de Dinamarca portando una cruz de madera en la mano. Este acto, llamado Den Kvindelige Kristus (El Cristo Femenino) fue documentado por su esposo Bjørn Nørgaard; el breve video fue incluido en una película que realizó al año siguiente, de la cual se extrajo el corto que se presenta aquí. Con frecuencia se le interpreta como un gesto que feminiza la figura de Cristo para confrontar el rígido capitalismo patriarcal con la espiritualidad y suavidad femenina; la lógica, con el erotismo. Yo preferiría sugerir que su trabajo permite una filtración entre las dos partes de este género binario marcado por las formas en que los cuerpos se traslapan inequitativamente dentro de las estructuras de los intercambios capitalistas. Más aún, Den Kvindelige Kristus intenta navegar las historias profundamente entrelazadas del Capitalismo y de la Cristiandad, así como las normas de género que con frecuencia imponen con violencia.

El proyecto en curso de Lomas, Fidel Velázquez no está muerto, sigue la materialidad de la producción que se manifiesta como una nube de polvo metálica sobre cuerpos de trabajadores de la Casa de Moneda de México, mientras ellos producen divisas, un valor materializado. Las esculturas de Black, así como su My Bodies (2014) y Credits (2016) analizan de igual forma cómo los cuerpos adquieren significado, circulan y crecen, o les es negado el poder.

Las esculturas parecen albergar al cuerpo humano -cubierto con sábanas de aerolíneas- que ligeramente semejan sillas, pero que viajan mucho más libres que la mayoría de la gente y que, al ser expuestas, ofrecen poca calidez o confort. El tema de la deuda es fundamental en Credits, que sigue a un fugitivo enmascarado a través de una selva al tiempo real e imaginaria, en un presente capitalista que se extiende al pasado y al futuro, y excluye alternativas.

En The Undercommons, Moten y Harney buscan la inestabilidad de lo que llaman la fugitividad, un rechazo a una estasis de identidad impuesta y a la relación deudor/acreedor con orígenes en el pensamiento radical negro, en la figura de un esclavo negro que ha escapado. La política del “Fugitive Publics”, escriben, “debe conservarse, dársele movimiento, esconderse, reiniciarla siempre con la misma broma o el mismo cuento, y siempre en un lugar distinto, lejos del largo brazo de los acreedores, preservada de la restauración, más allá de la justicia, de la ley, como en un mal país, como una deuda impagable.” Insisten en este concepto de deuda impagable, deuda que se olvida y no puede ser pagada, deuda sin crédito, sin acreedores; abogan por sobrevivir a través de la resistencia a la deudas impagables que se tienen uno con el otro.

No estoy segura de que una exposición pueda abogar por deudas incobrables o vencidas; su proceso de ejecución está estrechamente ligado al intercambio y a la acumulación de capital (financiero, social y de otro tipo) para fijar valor a los objetos, pero también a las identidades a través de las líneas mismas de la supremacía blanca y patriarcal que estructura al mundo entero. No debemos olvidar esto. Nuestro porcentaje personal de deudas incobrables o, como el narrador de Credits declara, “En un mundo precisamente como este, el endeudado escape”.

– Dana Kopel

http://www.celayabrothersgallery.com/

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha