Blog

Tiempo de lectura: 2 minutos

A
A

11.03.2018

Desaparece una cultura

Instituto de Visión, Bogotá, Colombia
10 de febrero de 2018 – 10 de marzo de 2018

Siguiendo con el modelo de generar diálogos entre distintas generaciones, Instituto de Visión se complace en presentar una exposición que explora el trabajo experimental de la visionaria Sara Modiano y la obra reciente del dúo Mazenett Quiroga.

Desaparece una cultura de Sara Modiano (1951-2010) es una obra que se realiza desde el paisaje y constituye uno de los primeros ejemplos de land art (arte de la tierra) en Colombia. Realizado en las playas de Puerto Salgar entre 1980 y 1981 la obra usa las fuerzas naturales como metáfora del poder destructor de los discursos coloniales.

La artista registró en video y en fotografía la descomposición de estructuras piramidales realizadas en arena que se van llevando las olas. La pirámide escalonada, viene a constituirse en una evolución de sus pinturas geométricas iniciales en donde planos bidimensionales parecieran trascender a estados superiores y místicos.

En el trabajo de Modiano la pirámide representa las creencias culturales y espirituales de las culturas originales de nuestro continente y sus arquitecturas relativas al espiral de ángulos rectos (signo característico del agua en las tradiciones lingüísticas de nuestro territorio) simbolizan el paso al más allá. El cubo y el ladrillo, son motivos que también se repiten en el trabajo de Modiano, quien realizó sus estudios iniciales en matemáticas y para quien las formas geométricas trascienden lo racional conectándose con lo invisible y lo universal.

Precisamente desde allí se genera un eco con la obra de Lina Mazenett y David Quiroga (1989,1985) cuya investigación llamada “No digas mañana, porque te llevará al jaguar” parte de las geometrías que se manifiestan en la naturaleza mineral, vegetal, animal y astral.

Dicho proyecto parte de un estudio realizado en la Selva Lacandona sobre la Ruta del Jaguar que originalmente abarcaba territorios desde el sur de México hasta el norte de Argentina.

El jaguar, presente como animal físico y astral en la mayoría de las culturas originales americanas, constituye un eje de pensamiento que organiza distintas creencias y realidades fundamentales que heroicamente han resistido a los procesos de modernización. Su simbología remite a la representación del universo (ya que las manchas en su piel pueden ser vistas como un mapa astral), es el enemigo natural del hombre, pues ambas especies compiten por las mismas presas y comparten su amor por el venado. Esta competencia natural ha generado un mapa específico en el que ambos seres conviven y se retroalimentan. Para Mazenett Quiroga es importante evidenciar cómo humanos y animales sufren de la misma manera la destrucción del hábitat y cómo en el mundo trascendental esta realidad física se manfiesta.

http://institutodevision.com

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha