fbpx

Blog - Jalisco - México

Tiempo de lectura: 2 minutos

A
A

12.11.2021

«Der Ziegelbrenner (The Brick Burner)», Un proyecto de Rodrigo Ortiz Monasterio en Travesía Cuatro, Guadalajara

Del 27 de octubre de 2021 al 15 de enero de 2022, en Travesía Cuatro, Guadalajara MX

En 1948 se publicó una nota en la revista Mañana en la que un joven periodista decía haber resuelto el enigma de la identidad de B. Traven, uno de los más grandes misterios de la literatura mexicana. El reportero era Luis Spota, a quien le encomendaron la difícil tarea de responder quién era el hombre detrás de múltiples máscaras, identidades y seudónimos.

No fue sino hasta un año después que Spota dio con un primer indicio: una cuenta bancaria en Acapulco a nombre de un americano, Berick Trosvan. Al enterarse, Spota se subió a su coche y manejó hasta la costa de Guerrero en pos de esa pista. Después de dos días de esperar pacientemente, en el infernal calor de su automóvil, Spota vio salir del banco a un hombre con facha de extranjero. Sin pensarlo, lo siguió hasta la entrada de una propiedad en las cercanías de Pie de la Cuesta, de donde colgaba un letrero que decía “El Parque Cachú”. Spota se infiltró como turista, se presentó con el dueño del parque, a quien los locales conocían simplemente como El Gringo, un norteamericano que vendía comida, cervezas y nueces.

Platicó con El Gringo un rato hasta que, hábilmente, llevó la conversación hacia donde quería. Lo interrogó agresivamente. Tan seguro estaba de su identidad que acabó sobornando a uno de los trabajadores de El Parque Cachú para que le permitiera leer el correo de su patrón y así fue revelando las capas del engaño: Torsvan era Croves y Croves era Traven. Su nota apareció días después bajo el encabezado: “Mañana descubre la identidad de B. Traven”. En una entrevista posterior a este artículo, sin embargo, el autor negaría todo.

Sólo se sabe con seguridad que Traven llegó al puerto de Tampico en 1924. Más allá de eso, todo son testimonios contradictorios. Los múltiples seudónimos que usó no ayudan: vivió bajo el nombre de Ret Marut, actor de profesión y anarquista condenado en Múnich por revolucionario; fue un marinero de origen noruego, llamado Traven Torsvan, y Hal Croves, un agente literario. Todos son Traven.

Esta exposición, “Der Ziegelbrenner (The Brick Burner)” toma su título del periódico anarquista que Ret Marut editaba y que sería la causa de su expulsión de Alemania y, por ende, de su llegada a México, en 1924. El objetivo central de la exposición es establecer un diálogo entre la escasa información que hay sobre la vida del escritor y su obra, entre el hombre y su escritura; a su vez, busca explorar cómo la literatura fue para Traven simultáneamente un refugio y un lugar donde forjar una identidad mexicana y entender su entorno, tan ajeno. Los temas de sus novelas, como la guerra, la explotación indígena y la fragilidad de la identidad muestran esta batalla interna. A través de piezas de archivo y obras de artistas contemporáneos, la exposición se congrega en torno a la interrogante: ¿Quién fue realmente B. Traven?

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha