fbpx

Blog - CDMX - México

Tiempo de lectura: 2 minutos

A
A

12.05.2022

«Atl 217», exhibición colectiva en Acapulco 62, México

Hasta el 15 de mayo en Acapulco 62, CDMX

ESPACIO ABIERTO

Aquí unas breves palabras que intentan fortalecer la idea de que los espacios discretos o modestos, ajenos a la grandilocuencia de la institución o el museo, son una alternativa para que la imaginación desligada de los grandes poderes sea capaz de diseminarse y oponerse a los discursos dogmáticos, políticos o mercantiles que secuestran la posibilidad de confiar en la creación inesperada y en el arte. La exposición Atl 217 que se lleva a cabo en el espacio Acapulco 62, es una muestra elocuente de lo que quiero decir: artistas diversos, dueños de propuestas diferentes, actores de intenciones pictóricas o gráficas incluso equidistantes, se congregan en este espacio para hacer valer la autonomía que todo arte legítimo reclama.

Ser marginal, practicar el exilio, renunciar al púlpito y a la guía del rebaño puede fortalecer a un intelectual, a un artista o a un filósofo, como lo afirmó el pensador palestino Edward W. Said, pero es imposible que éstos se aparten de la comunidad que los contiene, pese a que su papel sea excéntrico, estimulante o efímero. La imaginación aparentemente dispersa en pequeños grupos, asociaciones, suplementos culturales, reuniones, espacios de exhibición artística, foros modestos o cofradías es una alternativa real cuya existencia, como en el caso de Acapulco 62, es posible comprobar; pero la imaginación que dota a los grandes poderes o instituciones de una naturaleza
benefactora, casi divina o directora se acabó. La imaginación no llegará al poder, como rezaba la arenga estudiantil del siglo pasado, si acaso lo desintegrará a partir de su astucia, dispersión y acción modesta. La presente reunión de artistas plásticos en esta galería de la colonia Santa María la Ribera basta para ratificar que es posible acudir a un espacio estético vecinal, en el que pintores o artistas de la calidad y trabajo de Alfonso Mena, Boris Viskin, Sofía Echeverrí o Miguel Ventura logran convivir con otros talentosos creadores en un espacio donde la libertad se manifiesta a partir de la propuesta individual que remite al concepto de casa, vientre y posada; espacio habitable en el que todavía es posible crear signos que le den sentido a la sensibilidad y a la expresión íntima. La dispersión creativa o el encuentro entre artistas diversos, reunidos alrededor de un tema o pretexto, es un arma, un antídoto contra la demagogia imperante de lo que se conoce hoy como el mercado del arte. Bienvenida esta libre “asamblea” entre vecinos del arte.

Guillermo Fadanelli

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha