fbpx

Blog

Tiempo de lectura: 5 minutos

A
A

21.05.2019

AKI AORA 2019: AKA YA

Tulum, Quintana Roo, México
1 de marzo de 2019 – 10 de marzo de 2019

Stay present es la frase que se lee en una señalización colocada justo después del corto tramo de playa pública en Tulum. Lo que le sigue es una extensa zona de playa privada, a cargo de varios establecimientos denominados eco chic. Mientras que del otro lado del signo se lee Embrace the mystery, aquella seductora invitación esconde una suerte de advertencia, misma que tiene que ver con las tensiones y violencias que se ejercen en ese paradisiaco espacio. ¿Qué suerte de presencia(s) incitan estos enunciados?

En ese mismo sitio, el pasado febrero tuvo lugar la tercera edición de la residencia artística AKI AORA. A cargo de su fundadora Sally Montes y la curadora invitada Sasha Galitzine, la residencia salió a las calles para mostrar los procesos resultantes a través de un programa público que tuvo lugar del 1 al 9 de marzo, 2019. Bajo el título AKA YA, esta emisión tiene un par de particularidades que me interesa subrayar: aquella que tiene que ver con la necesidad de llevar los resultados al espacio público, así como el criterio de selección de sus participantes. Si bien los artistas invitados partieron de distintos intereses para accionar sus prácticas, los ejes que les convocaron apelaron a poéticas disruptivas tanto del paisaje, como de las múltiples violencias que se ejercen sobre los cuerpos. Todo con la finalidad de hacer manifiestas estas experiencias en sitios comunes de Tulum.

En primera instancia, hay sospecha. En este espacio donde predomina la continua integración de capitales externos y corrupción por fines turísticos, hay también una expropiación no sólo de los recursos naturales de la región, sino de una idea del Caribe mexicano muy concreta. No es novedad que la mediatización de Tulum a través de plataformas comunicacionales ha sido un importante factor para que la realidad de este llamado paraíso mute a través de toda una imaginería que por años ha apelado a su proyección como el espacio idóneo para la recreación nocturna y la circulación indiscriminada de drogas, escenificado con horizontes azul neón. Una fórmula perfecta que a Tulum le es ya insostenible. Resultado de una extensa investigación en torno al Antropoceno y la estética como una estrategia colonial, el artista Sebastián Terrones participó dentro del programa a través de la preparación de un menú que llevó por título Del paraíso terrenal al #paradise. Tomando como sede el Mercado de Tulum, la comida corrida que los habitantes locales compartieron estaba compuesta por platillos que ironizan distintas dinámicas coloniales que se han ejercido en el Caribe. Mientras que Sebastián accionaba algunos versos en torno a la colonialidad bajo la cual se funda el turismo contemporáneo, la pregunta por las repercusiones del ecoturismo mediático de Tulum eventualmente fue puesta sobre la mesa, literalmente.

¿Cómo puede hacerse frente a las situaciones que se han ido gestando en estas tierras en disputa? ¿Cuáles son las potencias de las prácticas artísticas que responden a estos juegos de poder? ¿Cómo puede generarse un vínculo entre quienes detonan estas prácticas y las distintas subjetividades que habitan el espacio? Indudablemente pienso en las integrantes de Invasorix perreando en medio de la calle, frente a aquella patrulla que daba su segunda vuelta para averiguar qué pasaba en el lugar. En medio de este vertiginoso contexto ellas recuerdan las otras violencias, aquellas que residen en los cuerpos feminizados, racializados y marginalizados, e intervienen un muro para decir ya basta.

Por otro lado, es también importante pensar no sólo en cómo pueden desmenuzarse las investigaciones en el espacio, sino que el espacio mismo detona otro tipo de saberes. En este sentido, el trabajo de Wendy Cabrera y Josué Mejía hace un trazo histórico sobre los ejercicios de empequeñecimiento de México. Ejercicios que, además de buscar comprimir la diversidad de un país con fines turísticos, se fundan en los proyectos del arquitecto Ramírez Vázquez, para culminar en los proyectos del eco-parque Xcaret —y que termina también por capitalizar, como sólo el neoliberalismo sabe, toda esa imaginería nacionalista proyectada desde los años sesenta. Los artistas generaron una puntual puesta en escena que ironiza los dispositivos que han exotizado a lo otro, para ficcionar las implicaciones que ello tiene en las políticas de representación y autorepresentación de quienes han sido desplazados hacia los márgenes.

Pareciera que, a manera de grito, AKA YA le responde a esta señalización en medio de la playa en dos partes: un grito hastiado que tiene presente que, antes de estos ejercicios de resistencia, otras resistencias han tenido lugar; pero también como un grito que recuerda estar presente, en donde los artistas ponen el cuerpo para responder al contexto. Quizá si algo queda, será insistir en que estos ejercicios abracen al entorno de maneras más comunitarias y examinar qué intervenciones críticas pueden hacerse desde estas plataformas.

—Ana Gabriela García

AKI AORA es una residencia artística que se celebra cada año en Tulum, México, fundada por la artista Sally Montes, quien creció en el área. A lo largo de varias semanas se invita a cada artista a seleccionar y explorar áreas de la comunidad local o de su historia para generar proyectos que incluyan alguna forma de colaboración entre las industrias locales de Quintana Roo, sus comunidades y sus trabajadores al crear su obra. La interacción con la comunidad local es algo vital para esta residencia.

Los artistas invitados para esta edición son Nabil Yanai, Liz Misterio y unx del Colectivo Invasorix (México), Wendy Cabrera Rubio (México) y Josué Mejía (México), Fallen Fruit (Los Ángeles, Estados Unidos) y Sebastián Terrones (México). Entre los oradores y artistas del performance invitados al programa público se cuentan Ana Gabriela García / Terremoto (curadora, escritora, México), Alyssa Nitchun / Creative Time (curadora, escritora, Estados Unidos), Interspecifics / ‘Species Resiliens’ (artistas participantes en AKI AORA 2018, México), José Dávila (artista, México), Benjamin Lee Ritchie Handler (artista, Los Ángeles, Estados Unidos), y Beckett Gooking (Estados Unidos).

https://www.akiaora.com

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha