Tiempo de lectura: 2 minutos

A
A

13.01.2015

Go, gentle scorpio

Parallel, Oaxaca, México
19 de diciembre de 2014 – 11 de enero de 2015

Rodrigo_Hernandez_gentle_scorpio09895

Rodrigo_Hernandez_gentle_scorpio11

Rodrigo_Hernandez_gentle_scorpio12

«La cabeza es la parte más importante de la figura,
El cuerpo y las piernas son menos pesadas.
Las manos activas son enfatizadas, como bocas parlantes.
La cantidad es usada para enfatizar la intensidad.
Partes inactivas, sin-importancia o sin-interés son solo indicadas o negadas.
Hay inclusive figuras sin cuerpos.
Encontrarían, sin mi explicación, en qué dirección se guiaría nuestro interés, hacia donde nuestra atención es absorbida…»

Estas líneas refieren a una serie de diapositivas de esculturas pre-colombinas que Josef Albers mostró durante la presentación «La Verdad en el Arte». Mientras que la audiencia durante la presentación en ese cuarto oscuro veía esas imágenes, los lectores de la transcripción ahora solo pueden imaginar las formas.

Existe una idea que puede ser encontrada en teorías respecto al origen de la escultura que sugiere que las primeras creaciones de representación fueron sugeridas por imágenes mentales o por accidentes de la percepción, de origen natural o producidos por rastros humanos no-icónicos. Este «realismo fortuito» podría entonces ser atribuido a la facultad de proyección, asociada con la mejor conocida facultad de reconocimiento (en otras palabras, la abilidad de reconocer un objeto a partir de pistas visuales). Algunos investigadores, como el experto en rocas Robert G. Bednarik han mencionado que este proceso tiene su origen en la inherente ambigüedad de la percepción visual que él llama «imaginación perceptiva».


Dos preguntas detrás de este proyecto son: ¿Cual es el punto de inicio de una escultura? ¿Cómo representar algo que no has visto aún?

En una escena de la película “Balas sobre Brodway” aparece una actriz engañando a su guionista y director para transformar su personaje en escena. Lo hace de una forma tan abierta (al punto de lo absurdo) que nos abre la pregunta ¿hasta dónde permanece un director en control de su ficción? Podríamos encontrar similitudes entre este proceso y el de hacer una escultura.
Rodrigo Hernández

Parallel Oaxaca quisiera agradecer por su valioso apoyo a: Salvador Bautista, Lorena Ancona, Anna Szaflarski, Ayami Awazuhara, Valentina Jager, Mariana Castillo Deball, Manuel Raeder, Santiago da Silvia, Vera Kandt, Alejandro Hernández, Marcela Sarquis, Daniela Carranza Sarquís.

Rodrigo Hernández, vive y trabaja entre Basilea y la Ciudad de México. Ha estudiado en “La Esmeralda” Ciudad de México, tiene un MFA por la Kunstakademie Karlsruhe y fue parte del programa de posgrado de la Jan Van Eyck Academie, Maastricht. Actualmente es artista en residencia en la Laurenz-Haus Stiftung Basel.

Exposiciones individuales recientes incluyen: What is the moon?, Bonnefantenmuseum, Maastricht, NL (2014), A Sense of Possibility at Weingrüll, Karlsruhe, D (2014). Próximas  exposiciones individuales en el Museo Universitario del Chopo en la Ciudad de México y en Kim?, Riga. Su trabajo ha sido recientemente mostrado en: David Roberts Art Foundation, Londres, Galerie Fons Welters, Amsterdam, Thomas Dane Gallery, Londres; FRAC ProvenceAlpesCôte-d’Azur, Marsella; Kunsthaus Baselland; Kunstverein Freiburg; Nuevo Museo de Arte Contemporáneo, Guatemala; NO SPACE, Ciudad de México; Walker Art Center, Minneapolis y Kunsthalle Baden-Baden, entre otras. (http://www.rodrigo-hernandez.net/)

Cortesías del artista y de Parallel

Link : www.paralleloaxaca.com

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha