fbpx

Blog

Tiempo de lectura: 2 minutos

A
A

07.05.2016

Antes de que nuestra inocencia fuera perdida

Anonymous Gallery, Mexico City, Mexico
23 de abril de 2016 – 23 de mayo de 2016

Em01

Em06

Em09

Nuestro ‘yo’ es un concepto completamente ilusorio.
– William Burroughs

Antes de que nuestra inocencia fuera perdida, es el título de la primera exposición individual de Eric Muñoz en Anonymous Gallery, donde aborda la reflexión en temas como la decadencia, la memoria y la soledad. En un análisis de lo mundano que incluye escultura, video y fotografía, Muñoz entabla un diálogo entre el grafismo que vive como poesía povera en las paredes y puertas de bares y baños.

Los encuentros fortuitos sucedidos en estos espacios, se valen de códigos y signos apuntados en mensajes que fungen como el inicio de un ritual. Entre la decadencia y la memoria es esta atracción fugaz lo que permanece del momento. El olvido de esos aspectos de la vida responde directamente a nuestras formas de consumo -inmediato, desechable- que también incluyen las formas de relacionarnos con el otro.

Abordado desde una perspectiva simbólica, creativa e irónica a través de formas y actitudes dispares, Eric Muñoz revela las satisfacciones anónimas e inmediatas que derivan en una soledad compartida y colectiva. Los grafismos que representan los deseos reprimidos en público para sobrevivir en sociedad, son enmarcados en las imágenes tomadas con la cámara de un celular. Casi como una impronta que demuestra la deconstrucción de los tradicionales procesos de producción fotográfica, también refiere a los elevados niveles de cinismo y resignación en la sociedad que vive una doble moral: que se explota en un espacio íntimo pero de manera pública.

Siete fotografías cubren un costado de la galería, llenas de textura y color con un sabor austero, revelan textos y códigos en diferentes capas; unas sobre otras, eliminando a la anterior. Con morbo de vouyer se percibe un cierto horror sobre la superficie al entender el tratatamiento al cuerpo como una mercancía reproducible.

En la pared opuesta, tres barras como de bar disponen colillas de cigarros, vasos vacíos; algunos de los vestigios de lo que pudo haber sido una gran fiesta el día anterior o un lugar de encuentros donde queda la persona al descubierto. Como un antropológo social, Muñoz observa minuciosamente lo que queda en los residuos, y convierte al espectador en parte del relato en primera persona invitándolo a entrometerse o involucrarse; identificación o rechazo.

El momento de definición, de búsqueda de identidad impregnada en lo común y lo tribal con el estado de provocación sucede en el video. Situado al centro de la galería casi como una vanitas contemporánea, un cigarro se consume lenta e inevitablemente, en una solitud bella e impecable.

http://anonymousgallery.com/

Cortesía de Anonymous Gallery, Ciudad de México

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha