fbpx

Terrenews

Tiempo de lectura: 4 minutos

A
A

20.12.2021

Comunicado

Respecto a la denuncia que Terremoto recibió el 29 de abril de 2021, y tras varias reflexiones suscitadas tanto al interior de la organización como por acompañamientos externos, realizamos el siguiente comunicado en aras de fomentar procesos de justicia transformativa.

A nuestra comunidad lectora,

Respecto a la denuncia que Terremoto recibió el pasado 29 de abril de 2021, realizada por Sofía Moreno, acerca de un colaborador externo, Adán Quezada, y las acciones que tomamos como revista y organización a raíz de ella, y siguiendo varias juntas a lo largo de los últimos meses de noviembre y diciembre, impulsadas por un colectivo anónimo interesado en fomentar procesos de justicia transformativa, comunicamos lo siguiente:

Queremos enfatizar nuevamente que Terremoto nunca ha buscado ser una instancia formal de procuración de justicia, por lo que ante este tipo de situaciones, actuamos bajo el principio de creer siempre a las personas denunciantes, sin que eso signifique dictar sentencias. Tras varias reflexiones suscitadas tanto al interior de la organización como por acompañamientos externos, reconocemos que —pese a hacer todo lo que consideramos justo y pertinente ante la denuncia que se presentó a nosotras durante la primavera pasada, así como nuestra intención de ir más allá de dinámicas cancelatorias, y después de este proceso reparativo que hemos llevado a cabo al lado de les implicades en esta denuncia— hemos cometido una serie de errores, mismos que impulsan las siguientes declaraciones el día de hoy:

  • Antes que nada, queremos reiterar nuestra disculpa pública a la persona denunciante, por no haber atendido a tiempo su denuncia y en los términos adecuados, lo que operó como un acto misógino, transfóbico y violento. Reconocemos, con toda transparencia, que hubo una falla en nuestro protocolo de prevención de violencia de género, falla que buscamos remediar a través de la construcción y aplicación de un protocolo más efectivo. Estamos conscientes que esta situación desencadenó una serie de comunicaciones en redes sociales que tuvieron como consecuencia la revictimización de la persona denunciante, lo que agudizó su trauma y la colocó en un espacio de mayor vulnerabilidad. 
  • Queremos reconocer que el mismo proceso de justicia transformadora, llevado a cabo a través de la intervención de este colectivo, permitió que la persona denunciante y la persona denunciada llegaran a una discusión constructiva que llevó a esta última a, según sus palabras, “reconocer con claridad algo que no hizo en su momento: que enviar mensajes —no sexuales— a alguien que le pidió no hacerlo es acoso, insistir es hostigamiento, desconocerlo es difamación y no buscar reparar el daño cuando fue señalado es una agresión por omisión, así como que todas estas violencias refuerzan las violencias estructurales de un mundo transfóbico”. En consecuencia, y a partir de las aclaraciones hechas en este proceso restaurativo, queremos reconocer nuestro papel en la construcción de malentendidos que han llevado al público general a designar a la persona denunciada como culpable de una agresión sexual que no cometió, dañando la reputación de la misma. Pedimos una sincera disculpa ante un proceso que, como se ha descrito anteriormente, no logramos llevar a cabo de forma transformadora para cada une de les implicades. De este modo, reestableceremos todas las publicaciones, tanto en nuestra página como en nuestras redes sociales, sobre los contenidos que esta persona produjo en el contexto de su colaboración con Terremoto, reconociendo su voluntad de llevar a cabo un proceso de reconocimiento de errores y perdón mutuos.
  • Asimismo, el presente comunicado reemplaza los dos comunicados anteriores publicados respectivamente el 17 y el 26 de mayo del presente año en nuestra página y redes sociales. 

Siendo una de las partes involucradas dentro de esta situación, nos interesa compartir reflexiones que nos permitan construir, como comunidad, una pedagogía común sobre cómo actuamos y nos responsabilizamos individual y colectivamente ante este tipo de violencias. Terremoto seguirá trabajando para ser una plataforma segura para las mujeres y las disidencias sexuales. Fungir como un espacio seguro no es algo que se da por sentado, sino por las acciones y las éticas que sostienen a las mismas ante las eventualidades que suceden, que nos afectan y, en algunos casos, nos exceden. Es por ello que reafirmamos nuestra apertura y compromiso a la retroalimentación, y reconocemos nuestra responsabilidad dentro del escalamiento en los eventos sucedidos tras la denuncia de la primavera pasada. Aunado a ello, pedimos una disculpa también a nuestra comunidad lectora, y les rogamos que nos sigan otorgando su confianza ante nuestro compromiso por siempre reconocer, aprender y construir críticamente de nuestros errores. Agradecemos al colectivo anónimo por acompañarnos en este proceso, así como a les implicades por su disposición para la resolución del conflicto y su consenso en la publicación de este comunicado.

Atentamente,
El equipo de Terremoto

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha