fbpx

Blog - Guanajuato León - Mexico

Reading time: 4 minutes

A
A

29.08.2021

Tuxamee presents their opera prima "La Máscara de la Maringuía" at Galería Jesús Gallardo, Mexico

Curated by Juan Ki Buenrostro
Leon, Guanajuato, Mexico
July 20, 2021 – October 17, 2021

Irving Segovia, autonombrado como Tuxamee, es unx joven leonesx de 25 años de edad que realiza investigaciones estéticas en torno a la indumentaria, procesos rituales, el sonidero, el género y el deseo. El pasado 20 de julio inauguró su primera exposición individual y opera prima, La Máscara de la Maringuía, en la Sala Blanco y Negro de la Galería Jesús Gallardo en la Zona Centro de la Ciudad de León, Guanajuato. Esta exhibición es un (no) lugar que imita un espacio sacro tanto por el acomodo de sus piezas, la propuesta museográfica y la temática que aborda; muchas de las obras versan sobre la espiritualidad del artiste autodenominado como guadalupano.

Sin embargo, esta propuesta expositiva no solo se limita a hablar sobre la religiosidad delx leonesx, sino que se entretejen obras que nos cuentan sobre su historia personal, la cual se vuelve limítrofe con una ficción en el instante que lx artiste encarna un personaje para poder expresarse con comodidad; en este caso, elige a la maringuía. También conocida como marikua, maringuilla o minga, es una interpretación recurrente utilizada durante la danza del torito; aquel que le represente suele (tra)vestirse, por ello este ser suele ser adoptado por los miembros de las colectividades LGBTTTIQ para diversos carnavales y eventos.

Particularmente, para la exposición aquí descrita, esta figura inventada habla de las marcas afectivas que atraviesan la corporalidad de Tuxamee: ya sea su experiencia como homosexual en el Bajío, la orfandad que lo atraviesa e incluso sus metodologías de trabajo como investigador de indumentaria en comunidades rurales y urbanas. Por ello, esta urdimbre elaborada en colaboración por lx artiste y lx curadore Juan Ki Buenrostro, tiene como fin relatar biográficamente y presumirse a manera de excusa como alternativa para el acompañamiento, la solidaridad y las interpelaciones comunitarias.

Por ello, La Máscara de la Maringuía busca ser un espacio seguro para todas, todes y todos que busquen un hogar, una geografía de la tranquilidad. En esta fantasía convergen 25 piezas de distintas naturalezas, las cuales van desde el collage, la fotografía, stickers que representan ex-votos hasta llegar a una instalación realizada con una máscara, milagritos —pequeños adornos de metal que se usan como agradecimiento a la figura religiosa— y una trenza de más de cuarenta metros de largo.

La exposición estará disponible hasta el 17 de octubre. Aquí, en este (no) lugar eres bienvenidx.

—Texto por Juan Ki y Tuxamee

Texto de sala

El regalo, la madre, el beso negro que le da un santo a un nopal.

La Máscara de la Maringuía no es sobre Irving Segovia, no se trata de él. Habla sobre un personaje imaginado, alguien que se llama Tuxamee, “maíz tierno”. Este ser baila entre el azote del látigo del torito, se (tra)viste y se mueve entre textiles de diversas comunidades, a veces en San Miguel Canoa, otras en Tlaxcala, a veces en Puebla, de vez en cuando entre otras jotitudes.

Su método no es rígido porque rígidas son otras cosas, la academia, los árboles, las vergas, esos palos que están a la mitad de los barcos. Pero Tuxamee no es así, elle acontece en esos territorios —no se inserta, le da miedo el robo— se vuelve familia de aquellxs que se lo permiten y después será génesis de obras cuya naturaleza es ser regalos. Benditxs ustedes que están por ver estas ofrendas que narran sobre su deseo, el anhelo de maternidades ya sea terrenales o guadalupanas y, ante todo, de los hogares que se inventa.

La siguiente selección curatorial está diseñada a través de cinco paneles, los cuales exploran las dimensiones afectivas y artísticas en la obra de Irving Tuxamee. De izquierda a derecha en la pared gris se encuentra El Regalo y El Deseo, enfrente se halla El Altar, en la mampara lateral cercana a la ventana La virgen o madre y en el módulo anterior de color rosado, Palo Encebado, Abuela y Karlita. El acomodo de las piezas fue una decisión conjunta entre curadore y artiste, cuya finalidad es reinterpretar cada una de estas agrupaciones a la manera de un nicho en un espacio sacro, por ello se eligió utilizar una altura
ligeramente más alta a la museografía usual.

Se consideró pertinente este ejercicio de resignificación dadas las búsquedas temáticas y sensibles del artiste. Lo anterior consiste en explorar la metáfora de un territorio espiritual y torcerlo para que este, más que albergar un conjunto de piezas, funja a la manera de un espacio seguro donde el deseo, el anhelo, la maternidad-orfandad, la risa y la religiosidad puedan coexistir en libertad. Sea pues, un hogar para todas, todos, todes aquellxs que buscan un no-lugar en el cual habitar.

https://www.instagram.com/tuxamee/

https://www.instagram.com/juankibuenrostro/

filter by

Category

Geographic Zone

date