fbpx

Blog - Caracas - Venezuela

Reading time: 7 minutes

A
A

13.01.2022

Exhibición «Déficit de atención», de Joaquín Salim en el Centro de Arte los Galpones, Venezuela

Del 4 de diciembre de 2021 al 31 de enero de 2022 en el Centro de Arte Los Galpones, Caracas

La pureza de la autocrítica “Enfrentar la lectura de la obra de arte bajo la premisa de la observación de una narrativa directa que se fundamenta en la palabra es permearse del código del lenguaje puro y honesto”. La primera muestra individual de Joaquín Salim en Caracas en los Galpones de los Chorros en la ciudad de Caracas comprende un total de 22 obras bidimensionales, una pieza de video arte , y una instalación que consolida el concepto que desarrolla para esta exposición la cual lleva por nombre “Déficit de atención” , como su nombre lo indica es la premisa conceptual que desde niño este artista enfrentaba en su concentración hacia otros factores no estructurados dentro de la realidad cotidiana que le atraían y lo llevaban a expresarse por medio del dibujo y el color como fuente de manifestación permanente donde colocaba su verdadero interés.

La obra de Joaquín Salim se centra en una metodología de aproximación que ha creado desde la palabra como medio reflexivo planteando una simbología que parte del pensamiento y una especie de trance creador en la ejecución, lo cual le permite conectar elementos visuales que generan metáforas del lenguaje en la reunión de los diversos alfabetos que constituyen su obra. Unido a la palabra se apropia de la fotografía y la estructura del collage, páginas de libros antiguos, etiquetas farmacéuticas, precios, envoltorios, boletos y muchos otros objetos encontrados en su día a día, los cuales brindan la sumatoria reflexiva que está basada como concepto en la autocrítica de su trabajo que durante años lo ha convertido en uno de los principales directores creativos de las mas importantes agencias de publicidad en los Estados Unidos, utilizando estos códigos no al servicio de lo comercial sino al proceso reflexivo de lo humano en los campos de la violencia, la fuerza, la esperanza y la historia.

Gabriel Guevara Jurado Curador BANG es la obra que concentra su universo artístico, contiene todos los elementos que luego en su trayectoria determinan sus diferentes periodos o fases creadoras, allí observamos una fuente de recursos que parten de la premisa de una imagen de comic hilarante sobre la idea de una bala que no es más que un banderín que podría salir de una pistola de juguete desde donde la bala que no existe se transforma en una palabra de forma lúdica la cual da el mensaje de la violencia “BANG” , así acaso suena un disparo, es necesario que el lenguaje sea comprendido en sus diversas expresiones, sobre sonidos o formas que al reunirlas dan un nuevo significado. Su trabajo da forma directa y concisa al proceso de valoración de la imagen que al descontextualizarla se convierte en un recurso infinito de significados. Es un mensaje de denuncia que hace pensar sobre distintos temas que plantea en su investigación. La fuerza de la fotografía que se redimensiona en su significado con etiquetas adheridas de precios o cupones, donde se compone otro lenguaje más allá de su pureza visual, estructura de alfabeto irreverente lleno de detalles formales y visuales que dan destellos de reflexiones opuestas y de carácter impactante en su lectura final, generando niveles de interpretación sobre iconos establecidos de la sociedad. Salim para esta exposición presenta obras que desde su título hasta la expresión de cada collage demuestran una conexión semiológica de interpretación variable en la unión de los componentes. En la obra “Stay” 2021 podemos encontrar un mundo de significados y códigos con el aprecio al placer de estar quedarse “Is so Good” , en un fondo de papeles encolados sometidos al agua como efecto mórbido y sensual, recurso que usa con frecuencia da un resultado en donde la fuerza del brillo del color y fragilidad del material que nunca más volverá a tener esa forma o densidad física, genera un recurso de una temporalidad fugaz, que logra captar por medio de la fotografía, momento irrepetible, una obra efímera captada por su propio lente. En sus frascos de pastillas de medicamentos al igual que “Déficit de Atención” 2021, que forman parte de esta exposición Salim entra en el mundo de los fármacos, las prescripciones, sus necesidades en la población, como sistemas de salud, y a la vez también como premisas necesarias propias de las adicciones y la vida, una descontextualización clásica que ha sido utilizada por otros artistas de la talla de Ed Ruscha el cual es uno de sus referentes principales. Sutil destello de reflexión sobre la sociedad y sus carencias que desean ocuparse con falsas promesas del marketing que invaden permanentemente la vida cotidiana.

Es un alfabeto universal el de Salim. Toda la sociedad contemporánea, el mundo en general no esta exento de este mensaje y de la manipulación sobre los valores y esquemas del comercio actual, fuente de Gabriel Guevara Jurado Curador una batalla permanente hacia una idea de alcanzar la supuesta felicidad que brinda el comercio más allá de lo humano. En la obra “La Marquesa” una obra clásica de un personaje burgués que se sabe estable, en este caso tiene fecha de caducidad, un sticker en su cara así lo denuncia y se vuelve absolutamente anónima, de hecho hasta un ticket de viaje del equipaje codifica que ya no estará que saldrá a otro momento más real y menos edulcorado, te enfrenta a lo real a lo que vivimos en un sistema de ciertas cargas de agresividad, ansiedad o cansancio del estatus quo contemporáneo, ya frágil desvaneciéndose ante tantos cambios mundiales, etapa post COVID, etapa de cambios en la fragilidad ecológica, lográndolo con una genial disposición de los elementos en la obra, maneja las variables compositivas dando estructuras orgánicas de lectura. Salim se expone y se comprueba de forma notable “El soborno” 2018, plantea desde una fotografía de un piquete de policías represores a los cuales establece un valor, colocando etiquetas en sus rostros con precios definidos, como si se tratase de un producto que tiene una oferta atractiva, en colores neón que llaman la atención y vuelve conveniente el bien por su precio y oferta. Una definición cruda y reflexiva, no hay concesiones, no hay propuestas manipuladas, es una obra que presenta la pureza de la autocrítica.

Ese sistema de pensamiento que Salim encuentra como esquema de comunicación en su expresión artística es contundente, llena de posibilidades y sistemas de interpretación infinitos en los cuales los referentes juegan un papel definitivo, porque pertenecen a su consciente colectivo desde una sensibilidad sostenida en su esencia cotidiana No puedo dejar de mencionar una obra muy significativa para esta exposición “Don Armando “ 2021. La famosa fotografía de Armando Reverón con el pumpa, imagen del fotógrafo Victoriano de los Ríos, en la cual un sticker en sus ojos advierte que no se deben beber bebidas alcohólicas mientras se toma medicación, interpretando su belleza y fragilidad de este hacedor de la luz del Caribe y su enceguecimiento por su fuerza expresiva, una apropiación con una fuente de reflexiones desde el agua en otra palabra que surge desde el fondo de la pieza, elemento fundamental de Reverón en su vida desde la costa de Macuto, lo que nos acerca a una postura humana de este importante personaje de la historia del arte venezolano en una perspectiva única y valorable, transportándolo a lo contemporáneo.

Salim artista multifacético ha pasado por la música, el dibujo, la fotografía, la moda, el cine, es un artista integral que quiere abordar el significado múltiple del lenguaje, enfrenta una reflexión del mecanismo de la autocrítica proceso de gran madurez en el cual se desprende una sensibilidad notable, la técnica del collage y la apropiación se nutren al fotografiar su propia obra para luego imprimirla en un nuevo tamaño amplificado y llevarla a otra escala, generando una diversa jerarquía visual que luego de mutilar esa propia imagen impresa la interviene ofreciendo otro nuevo proceso del lenguaje que en sí mismo reprocha y revierte de su significado original, en fin se crea , transforma y genera otra obra de su propia obra, descontextualizando su propio lenguaje, allí está el aporte de su trabajo , no hablamos de un ready made ortodoxo, hablamos de un artista contemporáneo que comprendió que el lenguaje no está exento de una interpretación manipulada por fuentes de influencia de imagen permanente en redes, en prensa y televisión, sino también por la prevalencia de las ideas del concepto de los antivalores que deben ser revertidos hacia una nueva idea de progreso basada en el respeto humano y su importancia en el mundo contemporáneo. Esa sensibilidad plantea en cada palabra de sus obras un mensaje estructurado pleno de códigos.

 Gabriel Guevara Jurado

filter by

Category

Geographic Zone

date