Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Simbiosis Entrópica

Curaduría por John Ángel Rodríguez

Museo de Arte de Pereira Pereira, Risaralda, Colombia March 20, 2020 – August 22, 2020

Simbiosis Entrópica (2020). Vista de instalación. Imagen cortesía de Grey Cube Projects

Simbiosis Entrópica (2020). Vista de instalación. Imagen cortesía de Grey Cube Projects

Simbiosis Entrópica (2020). Vista de instalación. Imagen cortesía de Grey Cube Projects

The works exhibited in Entropic Symbiosis invite the viewer to establish connections and interpretations, which precede the traditional narrative and hermeneutic discourse of art history, to enable a new form of dissertation and renew the contemplative experience.

Technology allows us to overcome some of the obstacles that human vision cannot categorize and understand. Technological devices help us to transcend perceptual limitations. This way of manoeuvring has changed cognitive processes and has become an alternative model to understand the dimension in which we are immersed and therefore recognize the existence of other forms of life. Accepting the complexity of matter will allow us to discover an extensive series of Symbiosis, both organic and synthetic.

While entropy discovers magnitudes between different micro and macro states whose arrangement of elements implies a systematic balance and organization of matter the symbiosis of knowledge is a component that enables artistic methodologies to move towards new transversal research models. Therefore, accessing techno-scientific reference sources can not only expand our word but it also allows us to expand our notions of how we should relate and interact with the environment.

In the molecular age, the matter has been reinterpreted, now we can understand it as a conglomerate of molecules of different kinds. This definition has empowered different transformations and experimentations. This method of using matter in art has been called “Molecular Aesthetics”.

The application of these terms in the creative context allows us to understand the matter from different territories and discourses; both the categories and the ways of describing a piece of art have changed substantially. For this reason, on one hand, the curatorial project exhibits a series of works which obey different treatments related to the subject of Entropic Symbiosis; on the other hand, we find pieces made in different media and others where the artistic procedure obeys an investigation, which refers to areas of knowledge other than those of the arts (geochemistry, microbiology, neurology and quantum physics).

With this initiative, we try to make it evident that there are different forms of life, cellular and molecular configurations. Elements that we still do not know their origin and how they work. Perceptual dimensions which we cannot yet discern, nevertheless coexist in parallel, and although we are unable to determine their exact territory of convergence, it is also not wise to ignore their existence and place in our universe. In this time interval it is where the pieces of art exhibited here serve as a threshold to these strange constructions of matter.

This situation can be glimpsed by the viewer making an exploration around the artistic proposals, where he will find a wide range of natures modified, altered and synthetically replicated.

In conclusion, Entropic Symbiosis invites the observer to consider the existence of unknown life forms and for this purpose, it is pertinent to carefully inspect the exhibition site, because the works formulate a mutation and alteration of matter, from a molecular perspective, to be able to devise how we will manage to erect an appropriate and balanced transition towards a planetary civilization.

Text and curatorship by John Ángel Rodríguez

Glosario

Revolución Molecular: concepto acuñado por Felix Guattari. En este proyectó cómo la tercera revolución industrial engendraría un sistema de esclavitud maquínica, mediante comandos optimizados-adaptables de control numérico directo y sistemas de autoaprendizaje; centrados en la industria química, la energía atómica, la automatización y la informática. Procesos que podrían haber permitido el reemplazo acelerado de los sistemas de trabajo, sin embargo afectaron directamente el cuerpo, las extremidades y los órganos de los seres humanos.

Estéticas Moleculares: los científicos y artistas exploran los vínculos entre los desarrollos actuales en la ciencia molecular y las artes visuales. Gracias a los avances en la ciencia molecular y la microscopía, podemos visualizar la materia a nano-escala,  ahora las estructuras no visibles a simple vista, se pueden visualizar y caracterizar.

Pensamiento multidimensional: implica pensar en algo de muchas maneras y usar muchas métricas o criterios.

Macro-sistema: en términos sociológicos puede ser dilucidado como la cultura en sus más complejos compuestos, e incluye el estado socioeconómico y el ecosistema étnico. A medida que la cultura evoluciona y cambia con el tiempo, el macro-sistema también permuta, por consiguiente lo hace único para las generaciones sucesivas.

En un contexto tecno-científico, los humanos y las máquinas interactúan entre sí en una variedad de escalas. Las interacciones pueden involucrar interfaces estrechamente acopladas a nivel micro o incluso ser de naturaleza socio- técnica a nivel macro. En términos de grandes sistemas complejos, los humanos aprenden a interactuar y acceder a ecosistemas de diferentes entornos sociales, políticos, técnicos y económicos.

Las interacciones hombre-máquina en todas las escalas dependen de tener métricas para la evaluación y plataformas sobre las cuales se puedan realizar una medición. Por ejemplo, investigar las aplicaciones y la utilización de nuevas métricas para estudiar interfaces y sistemas hombre-máquina a escala micro y macro es una de las labores de la nanotecnología.

Tecno-científico: se puede definir como el proceso de cambio en la estructura del quehacer práctico de la actividad científica que da por resultado una hibridación entre la ciencia y la tecnología. El desarrollo técnico y científico en su conjunto tiende a la liquidación del trabajo fragmentado en la línea de producción. Esta transformación parte de un cambio de la estructura y de la actividad científica, no del conocimiento científico. Las teorías científicas en boga de principios del siglo XX: la teoría de la relatividad, la mecánica cuántica, la teoría de conjuntos.

En donde ha habido un cambio radical es en la actividad científica, en la propia estructura de lo que hacen los científicos y los ingenieros; esta situación se manifiesta en la investigación, el desarrollo y la innovación. Es decir, ya no sólo se trata de investigar, sino que hay que generar desarrollos tecnológicos que deriven en alteraciones en la práctica del mercado, la empresa y la sociedad.

Civilización Planetaria tipo 1: en la escala de Kardashev, es una civilización que puede aprovechar y almacenar toda la energía de su planeta de origen. Todavía no hemos alcanzado este nivel, pero se cree que probablemente lo alcanzaremos antes del siglo XXII.

Dispositivos simbióticos: existe una amplia gama de estos dispositivos;  aquí nos referimos a las soluciones que resultan de las ciencias, que ejecutan interfaces para amplificar y potencializar el comportamiento humano, por ejemplo: sueño, educación, neuro-modulación, neuro-imagen y neuro-navegación.

Ingeniería de concepto: el núcleo de este estudio es la crítica y la mejora de los conceptos, este ejercicio abarca todas las áreas de la filosofía: teórica, práctica e histórica. Los conceptos formales son abstractos y de carácter lógicamente matemático, pero juegan un papel crucial en la estructuración de todo nuestro pensamiento y teorización, incluso sobre el mundo natural. Los principales ejemplos de conceptos formales que consideraremos son: verdad, objeto, infinito, colección (o conjunto) y negación.

La hipótesis de la ingeniería de concepto es que la civilización puede progresar reordenando conceptos primogénitos coherentes; esto implicaría articular cuidadosamente “descripciones de trabajo” para los diversos conceptos sucesores.

Matriz esencial: en matemáticas es un conjunto de elementos de cualquier naturaleza, en general suelen ser números ordenados en filas y columnas. Las matrices se utilizan en calculo numérico, en la resolución de sistemas de ecuaciones lineales, ecuaciones diferenciales y de las derivadas parciales.  La utilización de matrices constituye actualmente una parte esencial de los lenguajes de programación, ya que la mayoría de datos se introducen en los ordenadores como tablas organizadas en filas y columnas. Las matrices  aparecen de forma natural en geometría, estadística, economía, informática y física etc.

Investigación transversal: metodología emanada de la nueva materialidad; es una línea de investigación desarrollad al interior de grupos de saberes transdisciplinares. En centros de estudios avanzados, la transdisciplinariedad, connota una estrategia de investigación que atraviesa límites. De tal manera, que este tipo de colaboración, se vuelve singularmente capaz de involucrarse con diferentes formas de conocer el mundo.

Artistas

Juan Covelli, María Fernanda Cardozo, Nicolás Cárdenas, Juan Walker, Juan José García, Rosell Meseguer, Santiago Andrés Torres, Carolina Villegas, Álvaro Lacouture, Álvaro Diego Gómez, Sonia Rojas, Ximena de Valdenebro, Aníbal Gomescasseres, Johanna Arenas, Adriana Marmorek, Alicia de La Torre, María Angélica Madero, Juan Melo, Hernando Velandia, Andrés Layos, Joel Grossman, Karen Aune, Javier Barrios.

https://museoartepereira.org/

http://greycubeprojects.com/

 

Simbiosis Entrópica (2020). Vista de instalación. Imagen cortesía de Grey Cube Projects

Simbiosis Entrópica (2020). Vista de instalación. Imagen cortesía de Grey Cube Projects

Simbiosis Entrópica (2020). Vista de instalación. Imagen cortesía de Grey Cube Projects

Las obras exhibidas en Simbiosis Entrópica  invitan al espectador a establecer conexiones e interpretaciones que precedan la narrativa tradicional y el discurso hermenéutico de la historia del arte, para de esta  manera posibilitar una nueva forma de disertación y renovar la experiencia contemplativa.

La tecnología nos permite superar algunos de los obstáculos que la visión humana no puede categorizar y entender. Los dispositivos tecnológicos nos ayudan a trascender las limitaciones perceptuales; esta forma de maniobrar ha cambiado los procesos cognitivos y se convierte en un modelo alternativo para comprender la dimensión en la que estamos inmersos y por consiguiente reconocer la existencia de otras formas de vida. Aceptar la complejidad de la materia nos permitirá descubrir una extensa  serie de simbiosis, tanto orgánicas como sintéticas.

Mientras que la entropía descubre magnitudes entre distintos estados micro y macro, cuya disposición de elementos implica un balance y organización sistemático de la materia, la simbiosis de saberes es un componente que viabiliza que las metodologías artísticas transiten hacia nuevos modelos transversales de investigación. Por lo tanto, acceder a fuentes de referencia tecno-científica no solo puede ampliar nuestro vocablo, también consiente expandir nuestras nociones de cómo debemos relacionarnos e interactuar con el entorno.

En la era molecular la materia ha sido reinterpretada, ahora podemos entenderla como un conglomerado de moléculas de distinta índole; esta definición ha facultado realizar distintas transformaciones y experimentaciones. Este método de emplear la materia en el arte ha sido denominado “Estéticas Moleculares”. La aplicación de estos términos en el contexto creativo permite comprender la materia desde distintos territorios y discursos; tanto las categorías como las formas de describir una pieza de arte han cambiado sustancialmente. Razón por la cual este proyecto curatorial expone una serie de obras que obedecen a distintos tratamientos de la materia, por una parte encontramos piezas realizadas en diferentes medios y otras en donde el procedimiento artístico obedece a una investigación que referencia áreas del conocimiento distintas a las de las artes (geoquímica, microbiología, neurología y física cuántica).

Con esta iniciativa intentamos hacer evidente que existen distintas formas de vida, configuraciones celulares y moleculares. Elementos que aún desconocemos su origen y cómo funcionan. Dimensiones perceptuales que aún no podemos discernir, sin embargo coexisten en paralelo y aunque no logremos determinar su territorio de convergencia con exactitud, tampoco es acertado desconocer su existencia y lugar en nuestro universo. En ese intervalo temporal es donde las piezas de arte aquí expuestas sirven como un umbral a esas extrañas construcciones de la materia.

Esta situación puede ser vislumbrada por el espectador haciendo un recorrido y exploración alrededor de las propuestas artísticas, en donde encontrará una amplia gama de naturalezas modificadas, alteradas y replicadas sintéticamente.

En conclusión, Simbiosis Entrópica invita al observador a considerar la existencia de formas de vida desconocidas y para este fin es pertinente inspeccionar con atención el recinto expositivo, debido a que las obras formulan una mutación y alteración de la materia desde una visión molecular, para así ensayar e idear como lograremos erigir una apropiada y balanceada transición hacia una civilización planetaria.

Texto y curaduría por John Ángel Rodríguez

Glosario

Revolución Molecular: concepto acuñado por Felix Guattari. En este proyectó cómo la tercera revolución industrial engendraría un sistema de esclavitud maquínica, mediante comandos optimizados-adaptables de control numérico directo y sistemas de autoaprendizaje; centrados en la industria química, la energía atómica, la automatización y la informática. Procesos que podrían haber permitido el reemplazo acelerado de los sistemas de trabajo, sin embargo afectaron directamente el cuerpo, las extremidades y los órganos de los seres humanos.

Estéticas Moleculares: los científicos y artistas exploran los vínculos entre los desarrollos actuales en la ciencia molecular y las artes visuales. Gracias a los avances en la ciencia molecular y la microscopía, podemos visualizar la materia a nano-escala,  ahora las estructuras no visibles a simple vista, se pueden visualizar y caracterizar.

Pensamiento multidimensional: implica pensar en algo de muchas maneras y usar muchas métricas o criterios.

Macro-sistema: en términos sociológicos puede ser dilucidado como la cultura en sus más complejos compuestos, e incluye el estado socioeconómico y el ecosistema étnico. A medida que la cultura evoluciona y cambia con el tiempo, el macro-sistema también permuta, por consiguiente lo hace único para las generaciones sucesivas.

En un contexto tecno-científico, los humanos y las máquinas interactúan entre sí en una variedad de escalas. Las interacciones pueden involucrar interfaces estrechamente acopladas a nivel micro o incluso ser de naturaleza socio- técnica a nivel macro. En términos de grandes sistemas complejos, los humanos aprenden a interactuar y acceder a ecosistemas de diferentes entornos sociales, políticos, técnicos y económicos.

Las interacciones hombre-máquina en todas las escalas dependen de tener métricas para la evaluación y plataformas sobre las cuales se puedan realizar una medición. Por ejemplo, investigar las aplicaciones y la utilización de nuevas métricas para estudiar interfaces y sistemas hombre-máquina a escala micro y macro es una de las labores de la nanotecnología.

Tecno-científico: se puede definir como el proceso de cambio en la estructura del quehacer práctico de la actividad científica que da por resultado una hibridación entre la ciencia y la tecnología. El desarrollo técnico y científico en su conjunto tiende a la liquidación del trabajo fragmentado en la línea de producción. Esta transformación parte de un cambio de la estructura y de la actividad científica, no del conocimiento científico. Las teorías científicas en boga de principios del siglo XX: la teoría de la relatividad, la mecánica cuántica, la teoría de conjuntos.

En donde ha habido un cambio radical es en la actividad científica, en la propia estructura de lo que hacen los científicos y los ingenieros; esta situación se manifiesta en la investigación, el desarrollo y la innovación. Es decir, ya no sólo se trata de investigar, sino que hay que generar desarrollos tecnológicos que deriven en alteraciones en la práctica del mercado, la empresa y la sociedad.

Civilización Planetaria tipo 1: en la escala de Kardashev, es una civilización que puede aprovechar y almacenar toda la energía de su planeta de origen. Todavía no hemos alcanzado este nivel, pero se cree que probablemente lo alcanzaremos antes del siglo XXII.

Dispositivos simbióticos: existe una amplia gama de estos dispositivos;  aquí nos referimos a las soluciones que resultan de las ciencias, que ejecutan interfaces para amplificar y potencializar el comportamiento humano, por ejemplo: sueño, educación, neuro-modulación, neuro-imagen y neuro-navegación.

Ingeniería de concepto: el núcleo de este estudio es la crítica y la mejora de los conceptos, este ejercicio abarca todas las áreas de la filosofía: teórica, práctica e histórica. Los conceptos formales son abstractos y de carácter lógicamente matemático, pero juegan un papel crucial en la estructuración de todo nuestro pensamiento y teorización, incluso sobre el mundo natural. Los principales ejemplos de conceptos formales que consideraremos son: verdad, objeto, infinito, colección (o conjunto) y negación.

La hipótesis de la ingeniería de concepto es que la civilización puede progresar reordenando conceptos primogénitos coherentes; esto implicaría articular cuidadosamente “descripciones de trabajo” para los diversos conceptos sucesores.

Matriz esencial: en matemáticas es un conjunto de elementos de cualquier naturaleza, en general suelen ser números ordenados en filas y columnas. Las matrices se utilizan en calculo numérico, en la resolución de sistemas de ecuaciones lineales, ecuaciones diferenciales y de las derivadas parciales.  La utilización de matrices constituye actualmente una parte esencial de los lenguajes de programación, ya que la mayoría de datos se introducen en los ordenadores como tablas organizadas en filas y columnas. Las matrices  aparecen de forma natural en geometría, estadística, economía, informática y física etc.

Investigación transversal: metodología emanada de la nueva materialidad; es una línea de investigación desarrollad al interior de grupos de saberes transdisciplinares. En centros de estudios avanzados, la transdisciplinariedad, connota una estrategia de investigación que atraviesa límites. De tal manera, que este tipo de colaboración, se vuelve singularmente capaz de involucrarse con diferentes formas de conocer el mundo.

Artistas

Juan Covelli, María Fernanda Cardozo, Nicolás Cárdenas, Juan Walker, Juan José García, Rosell Meseguer, Santiago Andrés Torres, Carolina Villegas, Álvaro Lacouture, Álvaro Diego Gómez, Sonia Rojas, Ximena de Valdenebro, Aníbal Gomescasseres, Johanna Arenas, Adriana Marmorek, Alicia de La Torre, María Angélica Madero, Juan Melo, Hernando Velandia, Andrés Layos, Joel Grossman, Karen Aune, Javier Barrios.

https://museoartepereira.org/

http://greycubeprojects.com/

 
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Gratest Hits

Electric Longings

Utopía y crisis

False Flags