Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Salud

Curaduría por Douglas Rodrigo Rada

Kiosko Santa Cruz, Bolivia June 25, 2020 –

Alejandra Alarcón, El olor del clan 1 (2008). Acuarela. Imagen cortesía de Kiosko

Gabriel Pablo Xillovich, Predicamental (2019). Meridian. Imagen cortesía de Kiosko

Ivan Cáceres, Topofilia Una Máquina Crece En Mí (Una aproximación a la Psicoarquitectura del espacio, sanación del alma) (2016). Videoarte. Imagen cortesía de Kiosko

Durante los 21 días del paro posterior a las elecciones presidenciales y que condujeron al cambio de presidente, estuvimos también detenidos, pero la razón era completamente diferente, teníamos posibilidades de una circulación relativa y durante los días de encierro estábamos viendo las noticias, discutiendo en las redes y tratando de explicarle a un sinfín de amigos en el extranjero qué estaba pasando y por qué. El encierro actualmente es bastante desesperanzador, no solo estamos con las fuentes de empleo detenidas, sino que las noticias cambian lentamente, los enfermos aumentan, los muertos también, y con esto aumentan el temor y la incertidumbre.

Desde la llegada del Coronavirus al país, Kiosco se ha mantenido proactivo, con la clara visión que somos actores culturales responsables y que, desde nuestra posición de confinamiento, vamos a cumplir con la función de promover, fomentar y difundir el arte en el país y en la región.

La venida del confinamiento le ha traído a los Centros Culturales del mundo la imposición de ejercer la cultura directamente en las redes y ya no solamente como un rebote de lo que pasa en las salas de exhibición, y si bien existen hoy en día un sin fin de plataformas de resistencia hacia la construcción de la identidad individual sujeta por las redes sociales, estas mismas y todos los utensilios multimediáticos se han vuelto enormemente útiles al nivel de ser urgentes e indispensables en el mundo de hoy.

La exhibición de arte Salud, una convocatoria abierta internacionalmente para desplazarse en línea del proyecto de arte y cultura independiente Kiosco, pretendía no solo abrir una muestra sobre el contexto de la crisis de salud, sino también activar a la red como un mecanismo de exhibición directa de la muestra. Con esto mismo, Salud es la primera de una serie de muestras que Kiosko está llevando a cabo durante el encierro y que estará exhibiéndose en la página de la galería y en sus redes sociales.

El reto en una muestra de este perfil está siempre en llegar a los contenidos sin caer en los espacios comunes, en la sobredramatización de un problema real y en una enajenación a la que también estamos expuestos cuando hablamos de condiciones de esta naturaleza.

Las obras de la exposición esencialmente giran alrededor de tres puntos que se combinan entre sí: el problema médico, el humano y el político. Un gran ejemplo del aspecto médico son las fotografías Medicina C de María-Alejandra Huicho, una serie de retratos fotográficos de los trabajadores médicos realizada en el Hospital del Niño en Lima, la serie en el contexto humaniza el sistema de salud y sin afán proselitista ni de martirización de los médicos, evidencia la condición humana sobre la que recae toda la crisis de salud actual.

El segundo punto, el aspecto humano, está claramente proyectado en las enigmáticas acuarelas de Alejandra Alarcón; la artista muy reconocida por su manejo de la acuarela y el misterioso enmarañamiento de simbolismos exhibe parte de la serie El olor del clan, una serie de pinturas figurativas muy referenciales a la ilustración infantil, pero en las que permanentemente desmitifica las relaciones humanas y evidencia lo que hay detrás de ellas. En las obras de la muestra, unas manchas rojas invaden los cuerpos infantiles de los personajes cual si fueran contagios, sin embargo las figuras en sí están lejos de verse enfermas o lastimadas.

Otra obra notable en este aspecto es el video HY Brazil de Vitor Zanini. Un video que utiliza imágenes de fondo de ciudades comunes y a las cuales le añade un audio con ritmo de samba brasileña y esto mismo lo combina con una animación muy sencilla de figuras circulares de pululan por las calles de la ciudad. No se puede evitar la relación que hay entre estas figuras y el coronavirus, y en ese sentido la obra reniega de mirar el virus desde el temor y la zozobra, para mirar con humor la circulación del virus por las ciudades.

El aspecto político se acomoda a lo que Michael Foucault refiere como el biopoder, término originalmente acuñado para referirse a la práctica de los estados modernos de “explotar numerosas y diversas técnicas para subyugar los cuerpos y controlar la población”, y se ve claramente en la obra Poder del artista Daniel Pacheco, un cuadro de control visual optométrico oftálmico en el que están reemplazadas las letras originales y sustituidas por la palabra “poder” en cada una de las líneas. La visualidad de la obra alude a la incapacidad del ciudadano común de percibir la realidad política del problema y cómo las estructuras de poder pueden estar manipulando el fenómeno a conveniencia.

Salud no solo nos permite especular sobre el contexto social y sobre las posibilidades actuales de la distribución de la cultura, sino que en ella se puede apreciar una gran cantidad de reflexiones sobre el contexto del confinamiento y las visiones subjetivas del mundo desde el encierro.

—Texto y curaduría por Douglas Rodrigo Rada

Artistas

Aldair Indra (Bol), Alejandra Alarcón (Bol), María-Alejandra Huicho (Pe), Alejandro Llobet (Bol), Alfredo Román Bulacio (Bol), Andrea Terceros (Bol), Bar Hassen (Arg), Camilo Correa (Col), Carla Giménez (Bol), Carlos Christian Mujía Ovando (Bol), Christian Alarcón (Bol), Daniel Pacheco (Bol), Diego Arumbary Serrudo (Bol), Gabriel Xillovich (Arg), Gonzalo Aguirre Zaldívar (Cl), Iván Cáceres (Bol), María Villanueva (Arg), Martina Pereira Paz (Bol), Maximiliano Siñani (Bol), Valentina Cuadros Biggemann (Bol), Valerie Monic (Bol), Vitor Zanini (Br).

https://www.kioskogaleria.com/sala/convocatoria_salud-1198.html

Alejandra Alarcón, El olor del clan 1 (2008). Acuarela. Imagen cortesía de Kiosko

Gabriel Pablo Xillovich, Predicamental (2019). Meridian. Imagen cortesía de Kiosko

Ivan Cáceres, Topofilia Una Máquina Crece En Mí (Una aproximación a la Psicoarquitectura del espacio, sanación del alma) (2016). Videoarte. Imagen cortesía de Kiosko

Durante los 21 días del paro posterior a las elecciones presidenciales y que condujeron al cambio de presidente, estuvimos también detenidos, pero la razón era completamente diferente, teníamos posibilidades de una circulación relativa y durante los días de encierro estábamos viendo las noticias, discutiendo en las redes y tratando de explicarle a un sinfín de amigos en el extranjero qué estaba pasando y por qué. El encierro actualmente es bastante desesperanzador, no solo estamos con las fuentes de empleo detenidas, sino que las noticias cambian lentamente, los enfermos aumentan, los muertos también, y con esto aumentan el temor y la incertidumbre.

Desde la llegada del Coronavirus al país, Kiosco se ha mantenido proactivo, con la clara visión que somos actores culturales responsables y que, desde nuestra posición de confinamiento, vamos a cumplir con la función de promover, fomentar y difundir el arte en el país y en la región.

La venida del confinamiento le ha traído a los Centros Culturales del mundo la imposición de ejercer la cultura directamente en las redes y ya no solamente como un rebote de lo que pasa en las salas de exhibición, y si bien existen hoy en día un sin fin de plataformas de resistencia hacia la construcción de la identidad individual sujeta por las redes sociales, estas mismas y todos los utensilios multimediáticos se han vuelto enormemente útiles al nivel de ser urgentes e indispensables en el mundo de hoy.

La exhibición de arte Salud, una convocatoria abierta internacionalmente para desplazarse en línea del proyecto de arte y cultura independiente Kiosco, pretendía no solo abrir una muestra sobre el contexto de la crisis de salud, sino también activar a la red como un mecanismo de exhibición directa de la muestra. Con esto mismo, Salud es la primera de una serie de muestras que Kiosko está llevando a cabo durante el encierro y que estará exhibiéndose en la página de la galería y en sus redes sociales.

El reto en una muestra de este perfil está siempre en llegar a los contenidos sin caer en los espacios comunes, en la sobredramatización de un problema real y en una enajenación a la que también estamos expuestos cuando hablamos de condiciones de esta naturaleza.

Las obras de la exposición esencialmente giran alrededor de tres puntos que se combinan entre sí: el problema médico, el humano y el político. Un gran ejemplo del aspecto médico son las fotografías Medicina C de María-Alejandra Huicho, una serie de retratos fotográficos de los trabajadores médicos realizada en el Hospital del Niño en Lima, la serie en el contexto humaniza el sistema de salud y sin afán proselitista ni de martirización de los médicos, evidencia la condición humana sobre la que recae toda la crisis de salud actual.

El segundo punto, el aspecto humano, está claramente proyectado en las enigmáticas acuarelas de Alejandra Alarcón; la artista muy reconocida por su manejo de la acuarela y el misterioso enmarañamiento de simbolismos exhibe parte de la serie El olor del clan, una serie de pinturas figurativas muy referenciales a la ilustración infantil, pero en las que permanentemente desmitifica las relaciones humanas y evidencia lo que hay detrás de ellas. En las obras de la muestra, unas manchas rojas invaden los cuerpos infantiles de los personajes cual si fueran contagios, sin embargo las figuras en sí están lejos de verse enfermas o lastimadas.

Otra obra notable en este aspecto es el video HY Brazil de Vitor Zanini. Un video que utiliza imágenes de fondo de ciudades comunes y a las cuales le añade un audio con ritmo de samba brasileña y esto mismo lo combina con una animación muy sencilla de figuras circulares de pululan por las calles de la ciudad. No se puede evitar la relación que hay entre estas figuras y el coronavirus, y en ese sentido la obra reniega de mirar el virus desde el temor y la zozobra, para mirar con humor la circulación del virus por las ciudades.

El aspecto político se acomoda a lo que Michael Foucault refiere como el biopoder, término originalmente acuñado para referirse a la práctica de los estados modernos de “explotar numerosas y diversas técnicas para subyugar los cuerpos y controlar la población”, y se ve claramente en la obra Poder del artista Daniel Pacheco, un cuadro de control visual optométrico oftálmico en el que están reemplazadas las letras originales y sustituidas por la palabra “poder” en cada una de las líneas. La visualidad de la obra alude a la incapacidad del ciudadano común de percibir la realidad política del problema y cómo las estructuras de poder pueden estar manipulando el fenómeno a conveniencia.

Salud no solo nos permite especular sobre el contexto social y sobre las posibilidades actuales de la distribución de la cultura, sino que en ella se puede apreciar una gran cantidad de reflexiones sobre el contexto del confinamiento y las visiones subjetivas del mundo desde el encierro.

—Texto y curaduría por Douglas Rodrigo Rada

Artistas

Aldair Indra (Bol), Alejandra Alarcón (Bol), María-Alejandra Huicho (Pe), Alejandro Llobet (Bol), Alfredo Román Bulacio (Bol), Andrea Terceros (Bol), Bar Hassen (Arg), Camilo Correa (Col), Carla Giménez (Bol), Carlos Christian Mujía Ovando (Bol), Christian Alarcón (Bol), Daniel Pacheco (Bol), Diego Arumbary Serrudo (Bol), Gabriel Xillovich (Arg), Gonzalo Aguirre Zaldívar (Cl), Iván Cáceres (Bol), María Villanueva (Arg), Martina Pereira Paz (Bol), Maximiliano Siñani (Bol), Valentina Cuadros Biggemann (Bol), Valerie Monic (Bol), Vitor Zanini (Br).

https://www.kioskogaleria.com/sala/convocatoria_salud-1198.html

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

The Unsettling

Supple Expansions

Maldita Primavera

Islas Nuevas