Reportes - Puerto Rico

Diego del Valle Ríos

Tiempo de lectura: 9 minutos

A
A

04.06.2017

MECA 2017, Puerto Rico

Por Diego del Valle Ríos, San Juan, Puerto Rico
1 de junio de 2017 – 4 de junio de 2017

Tony Rodríguez and Daniel Báez

Tony Rodríguez y Daniel Báez
Directores de MECA, Puerto Rico
http://www.mecaartfair.com/

Terremoto: ¿Podrían describir el mercado de arte caribeño y a partir de ello apuntar hacia la importancia de contar con una feria de arte con un enfoque regional como lo es MECA? ¿Qué los ha llevado a lanzarse en tal aventura?

Tony Rodríguez: Definitivamente tenemos que comenzar con la idea de que un mercado saludable aquí en la isla como en toda la región del Caribe, es casi inexistente. A pesar de que en Puerto Rico existen muchos coleccionistas la opción de compra pocas veces es local; la compra se genera en galerías del exterior. Dicho esto, y sabiendo que no hay un concepto de feria de arte en toda la región del Caribe, decidimos lanzarnos a crear MECA, misma que es esa esperanza de mercado el cual ha sido inexistente por prácticamente casi una década. La principal misión de MECA es poder atraer no solamente galerías, sino también curadores, coleccionistas, y prensa del exterior que puedan ayudar a mover la rueda de los esfuerzos que surgen en la isla, en su mayoría desde espacios alternativos gestionados por los propios artistas y también desde las pocas galerías comerciales que existen con un programa respetable y de peso, para que dichas iniciativas pudieran tener una oportunidad de venta sin tener que salir de Puerto Rico.

T: En su entrevista con Pedro Veléz para Artspace, mencionan que los sectores artísticos y culturales de Puerto Rico se caracterizan por su resiliencia ante los difíciles contextos políticos y económicos que enfrentan. ¿Nos podrían hablar un poco más sobre los retos que enfrentan desde esa resiliencia y dar ejemplos que podrían funcionar para bosquejar posibles nuevos modelos de circulación e intercambio para acercarse críticamente a las dinámicas del mercado?

TR: Definitivamente hay que repensar el modelo tanto de ferias como de galerías, así como de la manera en que se proyectan los eventos culturales tanto en Puerto Rico, como en el Caribe o el mundo entero. Este tipo de actividades tienen un impacto económico fuerte en el área (gastronomía, hoteles, transporte, etc.) por lo que tienen que existir nuevos métodos de financiamiento, ya sea por la banca privada o por instituciones o fundaciones que puedan dar un tipo de incentivo para este tipo de actividades. El apoyo gubernamental es muy poco o casi nulo y para un evento de calibre internacional como una feria de arte, en donde estamos recibiendo nombres relevantes dentro del sistema del arte, nos parece desacertado que la participación del gobierno es casi mínima. Hay que otorgarle valor a estos esfuerzos, hay que buscar cual es el impacto real que nosotros estamos propinando a la economía local (en este caso todo el impacto en el área de Santurce) y cuantificarlo para ver de qué manera pueden venir esos apoyos. Hay que reevaluar ese modelo de negocios, mismo que creo que poco a poco se hace más obsoleto y analizar de qué otra manera estas actividades pueden ser accesibles para el público en general sin perder la calidad de trabajo que uno quiere presentar y el concepto de feria que queremos alcanzar.  

Ya conocemos la historia clásica del artista y las iniciativas independientes trabajando desde la precariedad, creando proyectos y cosas con prácticamente nada. Hay que reconocer que en ese tipo de proyectos hay una inversión personal que sale del bolsillo de cada uno de los involucrados. Eso va creado un nombre que ayuda a establecerse en este mundo loco del arte, el cual sabemos que es muy cuesta arriba y que crear una carrera en el conlleva mucho sacrificio. MECA es un sacrificio apuntando a que todos esos esfuerzo que han estado pasando específicamente en PR durante los últimos 7 u 8 años empiecen a generar mercado y venta, una especie de recompensa por todo lo que han aportado al sector cultural del país.

Carla Acevedo-Yates
Curadora de la sección MECANISMOS

Terremoto: ¿Nos puedes hablar un poco sobre tu trabajo y visión curatorial para esta presentación inaugural de la sección MECANISMOS?

Carla Acevedo-Yates: Cuando Tony Rodríguez y Daniel Báez me hicieron un acercamiento para seleccionar los proyectos emergentes de MECA, pensé que era una excelente oportunidad para reflexionar sobre la localidad en donde se desarrolla la feria y las condiciones en la cual se gestiona. MECA es una iniciativa de un galerista joven y un artista emergente, y mi idea inicial fue convocar y seleccionar proyectos e iniciativas independientes y auto-gestionadas (espacios alternativos gestados por artistas, curadores jóvenes y galerías emergentes) para de cierta manera reflejar el espíritu emprendedor de la feria. En términos de visión curatorial, me interesaba seleccionar proyectos que abordaran la cultura vernácula de la región (arquitectura, rituales sociales, el paisaje) al igual que temas e ideas metafísicas sobre el tiempo, el cuerpo y la materialidad, todo dentro de un contexto caribeño.

T: La producción artística reunida en MECANISMOS referencia aspectos de la cultura caribeña vernácula, ideas sobre colonialidad e ideas metafísicas sobre el tiempo, el cuerpo y la materialidad. Desde tu punto de vista curatorial, ¿que características particulares encuentras en la producción emergente del Caribe y cómo se diferencian del resto de las narrativas en las Américas en relación a esos ejes temáticos?

CAY: Aunque MECANISMOS aborda el Caribe como una geografía y un espacio cultural, al momento de seleccionar los proyectos no me interesaba establecer diferencias muy marcadas entre este espacio y las diferentes geografías que componen las Américas. Lo que me interesa es establecer relaciones y conexiones entre los territorios. Sin embargo, creo que en muchas de las propuestas, los artistas están retomando aspectos de lo local, ya sea a través del uso de materiales, de técnicas artesanales o de la reformulación de convenciones artísticas, y traduciéndolo a un lenguaje visual contemporáneo, desarrollando de esta manera ideas sobre el momento histórico en que vivimos.

T: ¿Cuál es el rol del curador dentro del mercado del arte desde una feria emergente con las características de MECA?

CAY: En mi opinión, el curador es un agente de valorización ya sea dentro de una institución o de un espacio comercial, ya que crea capital cultural al seleccionar artistas para sus proyectos. En el caso de MECA, que es en estos momentos es la única feria de arte en Puerto Rico, es también un agente catalizador al contribuir a la creación de una infraestructura de apoyo a los artistas locales y a la escena artística local en general. La feria no solo es un espacio de venta de obras de arte, también es un espacio de diálogo entre geografías y un espacio de encuentro entre los diferentes actores de la escena cultural.

Gustavo Arroniz
Arroniz Arte Contemporáneo, Mexico City
http://arroniz-arte.com/

T: ¿Qué los motivó a participar en MECA y cómo estas motivaciones se relacionan con los artistas que presentan en su booth?

Gustavo Arroniz: Mi interés en participar en MECA surge por una combinación de factores. Primero, es un proyecto muy honesto y con mucha valentía organizado por gente como Danny Báez, con quien he llevado una relación de mucho diálogo e ideas en común. Por otro lado, hace años participé en la extinta feria CIRCA y me quedé interesado en la zona. Creo que MECA puede encontrar un lugar interesante dentro de la escena caribeña hacia escenas cercanas como las de México, Estados Unidos y Sudamérica.  

Los artistas que seleccioné, primero, responden a un sentimiento de frescura donde los trabajos cuentan con una libertad y pensamiento que se conecta con mi idea de la zona, sin embargo, también me interesa presentar una perspectiva nueva y diferente. Al ser una feria joven decidí presentar a dos jóvenes artistas que comienzan a forjarse un camino internacional: Victoire Barbot, de Francia quien reside en México, y Christian Camacho. Ellos acompañados de Omar Rodríguez Graham, un pintor más maduro pero aún con un deseo ferviente de experimentación pictórica.

T: ¿Cuáles crees que son los retos del mercado latinoamericano actualmente?

GA: El mercado latinoamericano está en constante lucha con las crisis económicas y políticas. Puerto Rico es un gran ejemplo de esta situación. Sin embargo, estas crisis han impulsado a los artistas y espacios de exposición a empujar todavía más fuerte.  El reto es hacer que estos esfuerzos logren sostenerse ante un mercado voraz y cambiante, donde las tendencias se inclinan cada vez hacía lo establecido. MECA va contra corriente y es un comienzo de algo. Me gusta participar y apoyar un proyecto nuevo donde las posibilidades parecen pocas pero grandes.

Agustina Ferreyra
Agustina Ferreyra, San Juan, Puerto Rico
https://www.agustinaferreyra.com/

T: ¿Qué te motivó a participar en MECA y cómo estas motivaciones se relacionan con los artistas que presentas en tu booth?

Agustina Ferreyra: Me motivó el hecho de que me encuentro en un momento de transición en la galería, pues mi espacio no va a existir aquí en Puerto Rico de manera permanente y me parecía que el timming entre la feria y mi última exhibición antes de irme a México, era un buen momento para participar. Además, soy muy amiga de Dany así como de muchos de los otros exhibidores que vienen. Definitivamente es una feria que ocurre en un momento complicado, no solo a nivel mundial sino a nivel local, entonces pues hay muchos retos.

En el booth presento a Julio Suárez, artista puertorriqueño con quien trabajo desde que abrí la galería y cuyo trabajo es bastante conocido localmente, lo que me pareció interesante presentarlo en la feria. Su trabajo es presentado en diálogo con la obra de Heather Guertin que es una pintora americana con quien también trabajo. Me parece que guardan una relación formal interesante entre los gestos pictóricos de Heather vs. la geometría y el monocromo de Julio, no hay mucha más ciencia detrás de eso, es un pareo bastante intuitivo y subjetivo. Así mismo,  en la galería estoy presentando una exhibición de Julio a partir de la cual el booth sirve como una extensión de la misma y se complementan bien.

T: ¿Cuáles crees que son los retos del mercado latinoamericano actualmente?

AF: El mayor reto del mercado latinoamericano, en mi opinión, es lograr internacionalizar el trabajo de los artistas a nivel institucional. Siendo una galería joven, eso toma tiempo. Muchos curadores institucionales prefieren hacer exhibiciones con artistas establecidos, sin embargo, poco a poco los museos se están abriendo a artistas más jóvenes. Y bueno, además de eso, el reto también es establecer y mantener relaciones a largo plazo con coleccionistas que apoyen las galerías emergentes.

Cabría agregar que los galeristas jóvenes operamos en un sistema que no se ha revisado por los pasados 40 o 50 años, es un sistema colapsado y diseñado para otra economía. El mundo del arte actual está regido por galerías que dentro de dicho sistema lograron éxito y estabilidad económica, pero no es nuestra realidad, por lo que debemos encontrar formas de modificar dicha economía del arte, volcarnos más a lo nomádico, a las estructuras colaborativas e incluso reinventar el concepto de “feria de arte”.

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha