Blog

Tiempo de lectura: 3 minutos

A
A

13.08.2015

En tránsito

Travesía Cuatro, Guadalajara, Jalisco, México
30 de junio de 2015 – 15 de agosto de 2015

01

11

15

Travesía Cuatro se enorgullece en presentar En tránsito, una muestra colectiva que recorre la obra reciente y las piezas icónicas de artistas representados por la galería y otros artistas que han formado parte de proyectos específicos. La idea de esta exposición se originó a partir de las visitas a las bodegas de los estudios de nuestros artistas en Guadalajara, al ver que muchas de las obras almacenadas nunca habían sido expuestas en la ciudad donde fueron creadas.

Entrar en un almacén implica enfrentarse con las cosas en su plena condición material como formas inactivas. Las dinámicas humanas que lo impregnan todo con significado y sentido, son suspendidas momentáneamente en estos espacios; las acciones constitutivas que recubren todo con una cierta familiaridad, son remplazadas por códigos especializados que imponen un acercamiento protocolario a los objetos, generando así lenguajes autónomos y clausurados, cuyo verdadero significado es reservado a un grupo reducido de personas.

En un contexto comercial, las mercancías embodegadas dejan de ser comercializadas y devienen en meros bultos; algo similar sucede con las obras de arte, pues abandonando el contexto expositivo se elimina el papel del espectador, dejando a un lado nociones de visibilidad y comprensión, las obras son resguardadas y dispuestas en el almacén teniendo en consideración su conservación y la maximización del uso del espacio.

El almacén es un espacio creado a partir de la necesidad de inaccesibilidad, de la delimitación de un espacio privado apartado del tránsito y la circulación que determinan a lo público; aspirando a una cierta invisibilidad. El espacio de almacenamiento es uno de los pocos espacios creados por el ser humano que no se construye por completo en base a las disposiciones humanas o a un determinado discurso. Si todo contenedor es definido por aquello que contiene, el almacén es un espacio plenamente objetivo, la presencia humana adquiere un carácter secundario y transitorio. Los códigos, protocolos y lenguajes de organización son únicamente procedimientos de mediación.

En tránsito exige la reconsideración del espacio expositivo y las implicaciones de exponer una obra de arte en condiciones óptimas, acompañada de la guía de interpretación provista por el curador. Por tratarse de la simulación de una bodega, la galería se transforma en el momento previo a la exposición, aquello que está fuera de la vista del espectador y que no se rige por lineamientos curatoriales.  En el almacén se desarrolla un auténtico enfrentamiento, el visitante encuentra un conjunto de obras de arte dispuestas para sí mismas y para el espacio. Las piezas exigen un esfuerzo para ser delimitadas, pues deben ser extraídas del volumen general, uniforme y homogéneo.

Esta simulación es un gesto que implica dotar de visibilidad a una serie de espacios y obras que han permanecido ocultos, pero ofrece también la oportunidad de problematizar la aproximación al arte contemporáneo que se ha consolidado durante las últimas décadas: en óptimas condiciones museográficas y con el acompañamiento de un discurso curatorial. El encuentro con el volumen codificado propio del almacén puede llevar a la incomprensión, pero también a la creación de un recorrido propio guiado por la potencia propia de las piezas, las posibilidades de establecer relaciones entre las obras son infinitas en dicho contexto.

http://www.travesiacuatro.com/

Cortesía de Travesía Cuatro, Guadalajara

filtrar por

Categoría

Zona geográfica

fecha