Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Las cosas que crecen

Curaduría por Joaquín Barrera

Lanzallamas Buenos Aires, Argentina 04/05/2019 – 05/22/2019

Las cosas que crecen (2019). Vista de instalación. Foto por Fiorella Di Biase. Imagen cortesía de Lanzallamas

Lael Servicentro, Ilda Natalia. Detalle de obra. Foto por Fiorella Di Biase. Imagen cortesía de Lanzallamas

Karina Acosta, La novia. Detalle de obra. Foto por Fiorella Di Biase. Imagen cortesía de Lanzallamas

El círculo desde donde gira el poder está abierto. Entran y salen nuevos paradigmas de una rueda de incluidos y excluidos. Otras formas de dominio encorsetan los pensamientos de una ciudadanía contemporánea anémica y rigurosamente alineada a enclaves neocoloniales digitada desde el sector triunfante de la sociedad de la información. América Latina es testigo privilegiado de ese conejillo de indias. Pruebas instrumentadas desde lo más concéntrico de los estados centrales afectan de forma directa sobre las economías periféricas y puntualmente sobre el devastado tejido social y democrático de nuestra tierra.

Ante el sistemático avance de estas nuevas formas de ejercer el poder, y de su violencia simbólica, es válido que nos preguntemos entonces, ¿cómo afecta este proceso a la construcción histórica de nuestra simbología regional? ¿Qué redes tendemos como organización artística para dar un discurso de época? ¿Cuáles son las consecuencias del actual proceso iconoclasta? ¿Cuál es el lugar de los artistas en la elaboración de contracultura? ¿Acaso la posverdad ha asesinado definitivamente a la discursiva?

Las obras y los artistas que se presentan discuten todas estas inquietudes. El hecho de poner sobre la mesa las problemáticas vigentes ayuda a crear nuevas narrativas colectivas no-hegemónicas sobre las cosas que nos suceden. Porque las cosas, en el sentido romano de lo público y lo social, es lo que nos mantiene en comunión con el otro. Las cosas crecen. Como crece una voz, como queremos que crezcan.

—Texto y curaduría por Joaquín Barrera

Artistas
Adriana Martínez (Colombia), Inti Pujol (Argentina), Karina Acosta (Argentina), María Luisa Sanín (Colombia), Facundo Belén (Argentina), Julien Antoine (Argentina), Lael Servicentro (Argentina), Toti D’Stefano (Argentina)

Lanzallamas es un proyecto deslocalizado de arte contemporáneo con base operativa en la ciudad de Buenos Aires. Como plataforma de intercambio propicia encuentros y diálogos entre distintos agentes culturales y la sociedad, promoviendo el pensamiento y la producción artística contemporánea.

Con un programa que incluye muestras de artistas de distintas nacionalidades, un programa de becas, apariciones deslocalizadas en distintas ciudades, jornadas de curaduría y lecturas, talleres, trabajos de retribución social y una tienda de obra gráfica de bajo costo, Lanzallamas se constituye como un punto de encuentro para la creación, reflexión y desarrollo de contenidos que aporten a la comunidad artística y a la sociedad.

En noviembre de 2018 abre su sede principal en el barrio de San Telmo en Buenos Aires generando un anclaje con la ciudad porteña. Con el objetivo de ser un centro para la creación de proyectos culturales en pos de expandir la esfera artística, Lanzallamas enfatiza en los cuestionamientos en torno a la ‘identidad latinoamericana’.

Las cosas que crecen (2019). Vista de instalación. Foto por Fiorella Di Biase. Imagen cortesía de Lanzallamas

Lael Servicentro, Ilda Natalia. Detalle de obra. Foto por Fiorella Di Biase. Imagen cortesía de Lanzallamas

Karina Acosta, La novia. Detalle de obra. Foto por Fiorella Di Biase. Imagen cortesía de Lanzallamas

El círculo desde donde gira el poder está abierto. Entran y salen nuevos paradigmas de una rueda de incluidos y excluidos. Otras formas de dominio encorsetan los pensamientos de una ciudadanía contemporánea anémica y rigurosamente alineada a enclaves neocoloniales digitada desde el sector triunfante de la sociedad de la información. América Latina es testigo privilegiado de ese conejillo de indias. Pruebas instrumentadas desde lo más concéntrico de los estados centrales afectan de forma directa sobre las economías periféricas y puntualmente sobre el devastado tejido social y democrático de nuestra tierra.

Ante el sistemático avance de estas nuevas formas de ejercer el poder, y de su violencia simbólica, es válido que nos preguntemos entonces, ¿cómo afecta este proceso a la construcción histórica de nuestra simbología regional? ¿Qué redes tendemos como organización artística para dar un discurso de época? ¿Cuáles son las consecuencias del actual proceso iconoclasta? ¿Cuál es el lugar de los artistas en la elaboración de contracultura? ¿Acaso la posverdad ha asesinado definitivamente a la discursiva?

Las obras y los artistas que se presentan discuten todas estas inquietudes. El hecho de poner sobre la mesa las problemáticas vigentes ayuda a crear nuevas narrativas colectivas no-hegemónicas sobre las cosas que nos suceden. Porque las cosas, en el sentido romano de lo público y lo social, es lo que nos mantiene en comunión con el otro. Las cosas crecen. Como crece una voz, como queremos que crezcan.

—Texto y curaduría por Joaquín Barrera

Artistas
Adriana Martínez (Colombia), Inti Pujol (Argentina), Karina Acosta (Argentina), María Luisa Sanín (Colombia), Facundo Belén (Argentina), Julien Antoine (Argentina), Lael Servicentro (Argentina), Toti D’Stefano (Argentina)

Lanzallamas es un proyecto deslocalizado de arte contemporáneo con base operativa en la ciudad de Buenos Aires. Como plataforma de intercambio propicia encuentros y diálogos entre distintos agentes culturales y la sociedad, promoviendo el pensamiento y la producción artística contemporánea.

Con un programa que incluye muestras de artistas de distintas nacionalidades, un programa de becas, apariciones deslocalizadas en distintas ciudades, jornadas de curaduría y lecturas, talleres, trabajos de retribución social y una tienda de obra gráfica de bajo costo, Lanzallamas se constituye como un punto de encuentro para la creación, reflexión y desarrollo de contenidos que aporten a la comunidad artística y a la sociedad.

En noviembre de 2018 abre su sede principal en el barrio de San Telmo en Buenos Aires generando un anclaje con la ciudad porteña. Con el objetivo de ser un centro para la creación de proyectos culturales en pos de expandir la esfera artística, Lanzallamas enfatiza en los cuestionamientos en torno a la ‘identidad latinoamericana’.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

El jardín de Galileo

Des-armando mitologías fundacionales

“Don’t Forget I’m from the Tropics”: Myth and Nation in Maria Martins

“Mi obra me sirve para entender el horror que atravesamos”