Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Fortuna

Kashé y Shirotta

Nohacernada.org Ciudad de México 05/23/2019 –

Kashé y Shirotta, Fortuna (2019). Happening. Imagen cortesía de Nohacernada.org

Kashé y Shirotta, Fortuna (2019). Happening. Imagen cortesía de Nohacernada.org

Kashé y Shirotta, Fortuna (2019). Happening. Imagen cortesía de Nohacernada.org

Nohacernada.org no busca tener un espacio físico establecido, sino ocupar espacios que respondan a las necesidades de cada colaboración y transformar temporalmente las funciones de cada lugar. Se invitó a Kashé y Shirotta a intervenir el metro con una colección de vestuarios creados ex profeso, tomando en cuenta ideas como la movilidad en el transporte público local, el espacio compartido entre cuerpos diversos, las rutinas-rituales, la fugacidad, la buena suerte; así como las formas que, sin querer, acontecen diariamente para romper la sensación de lo cotidiano por un momento.

El happening no sólo era sitio-específico, había una precisión incluso en el tiempo en el que se desarrollaría por lo que no había segundas oportunidades ni repeticiones. El lugar era el medio, el evento sucedió en movimiento y en varios espacios a la vez, el instructivo que debía seguir el espectador para coincidir con la acción fue divulgado previamente mediante invitaciones por email, Instagram, Facebook, así como un póster impreso como memoria y difusión de este suceso. Se recomendó a los asistentes llegar 5 minutos antes al andén (dirección Mixcoac), esperar al primer tren que pasara después de las 8:30, abordarlo y tomar un lugar. Lo que aconteció pudo ser visto desde cualquier vagón y terminó en la estación Mixcoac. Ni los espectadores convocados ni las personas que presenciaron la acción “involuntariamente” sabían lo que ocurriría, ya que en la invitación sólo indicaba lo que debían hacer, pero no había una descripción de lo que sucedería, era como un acto de fe.

El espacio público fue tomado por quienes transitaron la pasarela y también por las personas convocadas, multiplicado así el número común de usuarios del transporte en ese horario y en esa esa dirección. Las autoridades se vieron rebasadas por el número de cómplices y decidieron solo vigilar a distancia. Lo que normalmente hubiera puesto vulnerables a las y los modelos en lo individual, (los cortes poco usuales de las prendas, los colores llamativos, las transparencias, los brillos y la piel expuesta) se desvaneció al ser un grupo.

Kashé y Shirotta es un colectivo fundado por las artistas visuales Lila Pesadilla (Ilse Monroy Sarmiento; Ciudad de México, 1996) y Ranchito (Roxana Rodríguez Andrade; Puebla, 1993) quienes viven y producen en la Ciudad de México. Impulsadas por la idea de compartir su imaginario que consta de ciertos personajes creados con base en motivos de la cultura popular, como los chinelos, los payasos, el tianguis, las chácharas, la música, Chapultepec, los perritos; estos se materializan por medio de creación de vestuarios, cerámicas, bordados, dibujos, fanzines, y objetos asumiéndolos como amuletos que hacen bien a las personas.

Los vestuarios de Fortuna, no solo fueron hechos a la medida, cada uno fue pensando a partir de las características particulares de la o el modelo, desde la relación personal que llevan con Kashé y Shirotta respectivamente. Lila Pesadilla tenía como objetivo que la colección retomara elementos que funcionaran para el público y para cada modelo como reminiscencias de Chapultepec y de los payasos: “Chapultepec es un lugar lleno de color, pero también es contradictorio entrar al zoológico y ver a los animales encerrados, no es una felicidad completa, hay algo de tragedia y felicidad conviviendo en el mismo lugar. Los payasos también tienen esa carga emocional que va de un extremo al otro”.

Ranchito por su parte, tenía como inspiración la mezcla ecléctica de los trajes típicos orientales en combinación con colores y elementos utilizados en la lucha libre, en específico los atuendos llenos de lentejuelas, flecos y las entradas al ring de “Macho Man” Randy Savage; los trajes de los chinelos, la danza que realizan y sus máscaras. Así como la música de Los Migues y su relación con la figura del dios Sol, una adoración a la primavera en un estilo infantil.

Vestuarios: Ranchito (Kashé) y Lila Pesadilla (Shirotta)
Maquillaje: Ranchito, Lila Pesadilla, Carren, Lina, Sara
Fotografías: A. Alejandro M. Rodriguez y Bruno Ruiz
Modelos: Pepe, Belén, Manu, Sam Pedro, Guillermo Lo, Juan Guillermo, Lina Vazquez, Karen, Miranda, Nelly S, Raquel, Laos, Elsa, Sara, Óscar, Karla Frías, Ámbar Camarena, Guillermo Gutierrez, Daniel Farlopa, América Rangel, Janine Baquerie, Julieta Montiel, Rafaela Telleache, Karen, Leslie, Ana Paula Castro, Koko, Ilse y Ranchito.
​Póster: Gato Negro Ediciones
Agradecimientos Especiales: María de la Luz Andrade Madre de Roxana, Nelly Everth Sarmiento Madre de Ilse,  Estefanía Quintana, América.

Nohacernada.org

Kashé y Shirotta, Fortuna (2019). Happening. Imagen cortesía de Nohacernada.org

Kashé y Shirotta, Fortuna (2019). Happening. Imagen cortesía de Nohacernada.org

Kashé y Shirotta, Fortuna (2019). Happening. Imagen cortesía de Nohacernada.org

Nohacernada.org no busca tener un espacio físico establecido, sino ocupar espacios que respondan a las necesidades de cada colaboración y transformar temporalmente las funciones de cada lugar. Se invitó a Kashé y Shirotta a intervenir el metro con una colección de vestuarios creados ex profeso, tomando en cuenta ideas como la movilidad en el transporte público local, el espacio compartido entre cuerpos diversos, las rutinas-rituales, la fugacidad, la buena suerte; así como las formas que, sin querer, acontecen diariamente para romper la sensación de lo cotidiano por un momento.

El happening no sólo era sitio-específico, había una precisión incluso en el tiempo en el que se desarrollaría por lo que no había segundas oportunidades ni repeticiones. El lugar era el medio, el evento sucedió en movimiento y en varios espacios a la vez, el instructivo que debía seguir el espectador para coincidir con la acción fue divulgado previamente mediante invitaciones por email, Instagram, Facebook, así como un póster impreso como memoria y difusión de este suceso. Se recomendó a los asistentes llegar 5 minutos antes al andén (dirección Mixcoac), esperar al primer tren que pasara después de las 8:30, abordarlo y tomar un lugar. Lo que aconteció pudo ser visto desde cualquier vagón y terminó en la estación Mixcoac. Ni los espectadores convocados ni las personas que presenciaron la acción “involuntariamente” sabían lo que ocurriría, ya que en la invitación sólo indicaba lo que debían hacer, pero no había una descripción de lo que sucedería, era como un acto de fe.

El espacio público fue tomado por quienes transitaron la pasarela y también por las personas convocadas, multiplicado así el número común de usuarios del transporte en ese horario y en esa esa dirección. Las autoridades se vieron rebasadas por el número de cómplices y decidieron solo vigilar a distancia. Lo que normalmente hubiera puesto vulnerables a las y los modelos en lo individual, (los cortes poco usuales de las prendas, los colores llamativos, las transparencias, los brillos y la piel expuesta) se desvaneció al ser un grupo.

Kashé y Shirotta es un colectivo fundado por las artistas visuales Lila Pesadilla (Ilse Monroy Sarmiento; Ciudad de México, 1996) y Ranchito (Roxana Rodríguez Andrade; Puebla, 1993) quienes viven y producen en la Ciudad de México. Impulsadas por la idea de compartir su imaginario que consta de ciertos personajes creados con base en motivos de la cultura popular, como los chinelos, los payasos, el tianguis, las chácharas, la música, Chapultepec, los perritos; estos se materializan por medio de creación de vestuarios, cerámicas, bordados, dibujos, fanzines, y objetos asumiéndolos como amuletos que hacen bien a las personas.

Los vestuarios de Fortuna, no solo fueron hechos a la medida, cada uno fue pensando a partir de las características particulares de la o el modelo, desde la relación personal que llevan con Kashé y Shirotta respectivamente. Lila Pesadilla tenía como objetivo que la colección retomara elementos que funcionaran para el público y para cada modelo como reminiscencias de Chapultepec y de los payasos: “Chapultepec es un lugar lleno de color, pero también es contradictorio entrar al zoológico y ver a los animales encerrados, no es una felicidad completa, hay algo de tragedia y felicidad conviviendo en el mismo lugar. Los payasos también tienen esa carga emocional que va de un extremo al otro”.

Ranchito por su parte, tenía como inspiración la mezcla ecléctica de los trajes típicos orientales en combinación con colores y elementos utilizados en la lucha libre, en específico los atuendos llenos de lentejuelas, flecos y las entradas al ring de “Macho Man” Randy Savage; los trajes de los chinelos, la danza que realizan y sus máscaras. Así como la música de Los Migues y su relación con la figura del dios Sol, una adoración a la primavera en un estilo infantil.

Vestuarios: Ranchito (Kashé) y Lila Pesadilla (Shirotta)
Maquillaje: Ranchito, Lila Pesadilla, Carren, Lina, Sara
Fotografías: A. Alejandro M. Rodriguez y Bruno Ruiz
Modelos: Pepe, Belén, Manu, Sam Pedro, Guillermo Lo, Juan Guillermo, Lina Vazquez, Karen, Miranda, Nelly S, Raquel, Laos, Elsa, Sara, Óscar, Karla Frías, Ámbar Camarena, Guillermo Gutierrez, Daniel Farlopa, América Rangel, Janine Baquerie, Julieta Montiel, Rafaela Telleache, Karen, Leslie, Ana Paula Castro, Koko, Ilse y Ranchito.
​Póster: Gato Negro Ediciones
Agradecimientos Especiales: María de la Luz Andrade Madre de Roxana, Nelly Everth Sarmiento Madre de Ilse,  Estefanía Quintana, América.

Nohacernada.org

Tags: , , , , , ,

The Discipline of the Cave

Pancha, the Colorful Bird and the Shining Snake

Nunca fuimos contemporáneos: XIII Bienal FEMSA, Zacatecas, México

where we meet