Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Barco a Venus

Curaduría por Tonatiuh López

Centro Cultural de la Diversidad Ciudad de México June 6, 2019 – June 30, 2019

Barco a Venus (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de Tonatiuh López

Barco a Venus (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de Tonatiuh López

Barco a Venus (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de Tonatiuh López

Enmarcada en el 32 Festival Internacional de la Diversidad Sexual, Barco a Venus/Chemsex es una exposición colectiva de artistas nacionales e internacionales que aborda el tema del chemsex (uso de ciertas drogas recreativas antes y durante los encuentros sexuales) en su dimensión estético-emotiva, apoyándose de diversos materiales como publicaciones, piezas artísticas, gráficos, videos y material rescatado de archivos y de tecnologías de socialización utilizadas por hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH).

Chemsex es un término proveniente de la unión de las palabras inglesas chems/chemicals (químicos/drogas) y sex (sexo); fue acuñado en las aplicaciones de geo-socialización utilizadas por la comunidad de hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH) para definir un comportamiento sindémico relacionado al uso de ciertas drogas recreativas antes y durante los encuentros sexuales. Estas drogas proveen a sus usuarios de una peculiar desinhibición sexual y un apetito incesante que les permite mantener “sesiones” prolongadas y con un número mayor de interacciones, además de facilitar ciertas prácticas sexuales que podrían ser dolorosas (por ejemplo el fisting o introducción del puño en el ano y recto), así como promover fantasías de conexión con los otros e intimidad emocional.

Debido al alto potencial adictivo y el desconocimiento generalizado de los efectos secundarios de las sustancias involucradas en el chemsex, éste se ha transformado en un problema de salud pública hasta ahora poco tratado. Pero no sólo eso, pues el chemsex es también un elemento de construcción identitaria para un muy particular conjunto de población; y aunque este hábito refiere a un grupo diferenciado de individuos con una forma muy concreta de experimentar la sexualidad, la pregunta principal al respecto apunta en otra dirección: ¿qué se esconde detrás de esta práctica y cómo es que las sociedades contemporáneas la estamos entendiendo?

Barco a Venus/Chemsex es el primer proyecto colectivo en abordar el tema en México desde el punto de vista del arte contemporáneo y forma parte de una serie de acciones emprendidas en colaboración con Inspira A.C. para el tema del chemsex en la esfera pública con el objetivo de crear espacios de reconocimiento y medidas de contención y cuidados frente a las problemáticas que de estas prácticas se pueden desatar.

—Texto y curaduría por Tonatiuh López

Artistas

Antonio Barrientos, John Bartel, Itay Bern, Pennie Key, Adrián Morado, Víctor Muñoz, Mariana Portela Echeverri, Michael Prescott (AKA Doomed Creatures), Nathalie Ruejas, Matt Spike y Alfonso Zárate.

Centro Cultural de la Diversidad

Barco a Venus (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de Tonatiuh López

Barco a Venus (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de Tonatiuh López

Barco a Venus (2019). Vista de instalación. Imagen cortesía de Tonatiuh López

Enmarcada en el 32 Festival Internacional de la Diversidad Sexual, Barco a Venus/Chemsex es una exposición colectiva de artistas nacionales e internacionales que aborda el tema del chemsex (uso de ciertas drogas recreativas antes y durante los encuentros sexuales) en su dimensión estético-emotiva, apoyándose de diversos materiales como publicaciones, piezas artísticas, gráficos, videos y material rescatado de archivos y de tecnologías de socialización utilizadas por hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH).

Chemsex es un término proveniente de la unión de las palabras inglesas chems/chemicals (químicos/drogas) y sex (sexo); fue acuñado en las aplicaciones de geo-socialización utilizadas por la comunidad de hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH) para definir un comportamiento sindémico relacionado al uso de ciertas drogas recreativas antes y durante los encuentros sexuales. Estas drogas proveen a sus usuarios de una peculiar desinhibición sexual y un apetito incesante que les permite mantener “sesiones” prolongadas y con un número mayor de interacciones, además de facilitar ciertas prácticas sexuales que podrían ser dolorosas (por ejemplo el fisting o introducción del puño en el ano y recto), así como promover fantasías de conexión con los otros e intimidad emocional.

Debido al alto potencial adictivo y el desconocimiento generalizado de los efectos secundarios de las sustancias involucradas en el chemsex, éste se ha transformado en un problema de salud pública hasta ahora poco tratado. Pero no sólo eso, pues el chemsex es también un elemento de construcción identitaria para un muy particular conjunto de población; y aunque este hábito refiere a un grupo diferenciado de individuos con una forma muy concreta de experimentar la sexualidad, la pregunta principal al respecto apunta en otra dirección: ¿qué se esconde detrás de esta práctica y cómo es que las sociedades contemporáneas la estamos entendiendo?

Barco a Venus/Chemsex es el primer proyecto colectivo en abordar el tema en México desde el punto de vista del arte contemporáneo y forma parte de una serie de acciones emprendidas en colaboración con Inspira A.C. para el tema del chemsex en la esfera pública con el objetivo de crear espacios de reconocimiento y medidas de contención y cuidados frente a las problemáticas que de estas prácticas se pueden desatar.

—Texto y curaduría por Tonatiuh López

Artistas

Antonio Barrientos, John Bartel, Itay Bern, Pennie Key, Adrián Morado, Víctor Muñoz, Mariana Portela Echeverri, Michael Prescott (AKA Doomed Creatures), Nathalie Ruejas, Matt Spike y Alfonso Zárate.

Centro Cultural de la Diversidad

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

El Esplendor Geométrico

L’1%, c’est moi

Bodies under Boom

Sinestesia olfativa