Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Anna Bella Geiger: Circa MMXVIII

Anna Bella Geiger

Solar dos Abacaxis Río de Janeiro, Brasil 09/29/2018 –

Anna Bella Geiger. CIRCA MMXVIII. Vista de instalación en Solar dos Abacaxis, 2018. Foto por Renato Mangolin. Imagen cortesía de Solar dos Abacaxis

Anna Bella Geiger. CIRCA MMXVIII. Vista de instalación en Solar dos Abacaxis, 2018. Foto por Renato Mangolin. Imagen cortesía de Solar dos Abacaxis

Anna Bella Geiger. CIRCA MMXVIII. Vista de instalación en Solar dos Abacaxis, 2018. Foto por Renato Mangolin. Imagen cortesía de Solar dos Abacaxis

Curaduría y texto por Bernardo Mosqueira

A mediados del siglo XX, cuando ya era un edificio centenario, el Solar dos Abacaxis pasó a tener como propietaria a una importante poeta y feminista brasileña llamada Anna Amélia de Queiroz Carneiro de Mendonça. Esta enérgica visionaria defendía los derechos de las mujeres y de lxs estudiantes e incentivaba reuniones de artistas, creadores y agentes de la política en su propia casa, aquí, donde hoy es nuestra sede. Sobre el Solar dos Abacaxis, ella escribió en los años cincuentas un poema titulado Utopía, que inicia con los siguientes versos: “Esa casa va a ser algún día / un centro de ciencia y de arte / un refugio de la historia y de la poesía. / Aquí, los jóvenes vendrán a soñar / (…) Y yo no veré, / y yo no veré (…)”. Pero nosotros ya vemos. 

En este 29 de septiembre de 2018 [1], día tan importante para la lucha por la democracia en Brasil, nosotros celebramos la fuerza de las mujeres. Son las mujeres que reafirman, en esta fecha, en las calles y en el Solar, su protagonismo en la agencia de las transformaciones del país. Este es un homenaje a Anna Amélia, con una reunión de obras de Anna Bella.

En el momento en que Brasil experimenta el luto insuperable por el incendio del Museo Nacional (1818-2018) y en que discutimos el futuro ante la posibilidad de la vuelta de los “profesionales de la violencia” al poder en Brasilia, Anna Bella Geiger preparó una ágil y contundente exposición que resuena estas urgencias de nuestro tiempo. La artista, nacida en 1933, vivió en carne propia la persecución y la represión en los Años de Plomo. Durante la dictadura militar, fue artista, educadora, mujer y madre de cuatro hijos. Es a partir de esa perspectiva que, a los 85 años, ella ha reflexionado sobre el crecimiento de las ondas fascistas en el mundo entero —y, de nuevo, sobre el papel del arte ante eso. 

Para esta muestra, Anna Bella Geiger desarrolló una instalación inédita de la serie CIRCA en que nos propone un sobrevuelo arqueológico que reúne vestigios de la presencia humana sobre la superficie del mundo en diversos locales y épocas. Aquí están restos de las pirámides egipcias, partes de las piscinas Mikvás israelís, algunos jardines babilónicos, frutos de la arquitectura de la Bauhaus, casas americanas premoldeadas, el Museo Nacional incendiado, el desastre delictivo de la Samarco en Mariana. Este CIRCA, por la primera vez, se construye de manera que podemos penetrarlo, atravesarlo por diversos recorridos, a fin de percibir el desgaste de las experiencias de la escala temporal y espacial hasta alcanzarnos la sensación de sobrevuelo tan importante para la obra de Anna Bella. 

Hay aquí también un conjunto, elaborado especialmente para esta exposición, de grabados de la serie Rrose Sélavy realizados sobre portadas de periódicos. En esta serie, Anna Bella inserta impresiones serigráficas con padrones de mapas-camuflajes y también collages de papel vegetal con los rostros de Duchamp y de su álter ego femenino Rrose Sélavy sobre periódicos, relacionándolos con las imágenes y textos de esas publicaciones. 

Presentamos un conjunto raro y vibrante de grabados de los años setentas de las series Superficies lunares y Polaridades. Con cuatro hijos, en un contexto de severa represión, en que había mucho miedo en sí de hablar sobre la situación política del país, Anna comenzó a imprimir las superficies lunares para que, sobre ese territorio conceptual sin Estado, pudiera hablar con seguridad y libertad. El territorio de la Luna, cuya imagen fue retirada de las primeras fotografías de los cráteres lunares realizados por la NASA, se convertiría en un “territorio libre”, un espacio gráfico-político-imaginario de Anna Bella, a partir del cual surgen también las Polaridades. En esta muestra, Anna Bella imanta en el Solar la calidad de superficie lunar, nos hace afirmar que “aquí es el centro”, nos hace percibir las tinieblas avanzando sobre el territorio brasileño, pero nos recuerda que todo es finito —y poco después de un océano de tormenta, vendrá un mar de tranquilidad. [2]

También presentamos una programación con ocho videos de las décadas de 1970 y 1980 y uno de los años 2000, incluyendo la proyección de la inédita versión colorida y remasterizada del clásico Local de la acción, que se volvió blanco y negro luego de que los militares pasaran la película por una máquina de radiografía de camino a la Bienal de Venecia. Al hacernos lidiar al mismo tiempo con la dureza de lo real y con los procesos delirantes de desplazamiento e imaginación, Anna Bella quiere, a su manera, estimular que nos movamos de modos distintos y en direcciones innovadoras. Como Anna Amélia sabía, este es el lugar adecuado para eso: el Solar es donde lxs “jóvenes vendrán a soñar”.

Esta exposición es fruto de una larga investigación, colaboración e intercambio entre Anna Bella y el Solar dos Abacaxis, y ha sido elaborada poco a poco por los últimos dos años, desde que la artista hizo su primera colaboración en un MANJAR en octubre de 2016. El Solar valora mucho el privilegio que es poder responder en su programación expositiva y educativa con rapidez (y también calma) a los acontecimientos en el campo político y social, en Río, en Brasil y en el mundo. Se catalizó la presente muestra por el actual escenario en que nos encontramos, y proponer la reunión de nuestros cuerpos en ese momento busca celebrar las maravillas que, sí, podemos realizar cuando estamos juntxs, en esta época circa MMXVIII.

Traducción al español por Isaac Norris

[1] Fecha de la manifestación de las “Mujeres contra Bolsonaro”, que tomó ciudades en Brasil y en el mundo

[2] Lunar (1973), Lunar 1 (1973), Aqui é o Centro (1973), Trevas/sin título (1974), Finito (1974), Oceanus Procellarum (1973) y Mare Tranquilitatis (1973) son algunos de los grabados presentes en la muestra.

Solar dos Abacaxis

Anna Bella Geiger. CIRCA MMXVIII. Vista de instalación en Solar dos Abacaxis, 2018. Foto por Renato Mangolin. Imagen cortesía de Solar dos Abacaxis

Anna Bella Geiger. CIRCA MMXVIII. Vista de instalación en Solar dos Abacaxis, 2018. Foto por Renato Mangolin. Imagen cortesía de Solar dos Abacaxis

Anna Bella Geiger. CIRCA MMXVIII. Vista de instalación en Solar dos Abacaxis, 2018. Foto por Renato Mangolin. Imagen cortesía de Solar dos Abacaxis

Curaduría y texto por Bernardo Mosqueira

A mediados del siglo XX, cuando ya era un edificio centenario, el Solar dos Abacaxis pasó a tener como propietaria a una importante poeta y feminista brasileña llamada Anna Amélia de Queiroz Carneiro de Mendonça. Esta enérgica visionaria defendía los derechos de las mujeres y de lxs estudiantes e incentivaba reuniones de artistas, creadores y agentes de la política en su propia casa, aquí, donde hoy es nuestra sede. Sobre el Solar dos Abacaxis, ella escribió en los años cincuentas un poema titulado Utopía, que inicia con los siguientes versos: “Esa casa va a ser algún día / un centro de ciencia y de arte / un refugio de la historia y de la poesía. / Aquí, los jóvenes vendrán a soñar / (…) Y yo no veré, / y yo no veré (…)”. Pero nosotros ya vemos.

En este 29 de septiembre de 2018 [1], día tan importante para la lucha por la democracia en Brasil, nosotros celebramos la fuerza de las mujeres. Son las mujeres que reafirman, en esta fecha, en las calles y en el Solar, su protagonismo en la agencia de las transformaciones del país. Este es un homenaje a Anna Amélia, con una reunión de obras de Anna Bella.

En el momento en que Brasil experimenta el luto insuperable por el incendio del Museo Nacional (1818-2018) y en que discutimos el futuro ante la posibilidad de la vuelta de los “profesionales de la violencia” al poder en Brasilia, Anna Bella Geiger preparó una ágil y contundente exposición que resuena estas urgencias de nuestro tiempo. La artista, nacida en 1933, vivió en carne propia la persecución y la represión en los Años de Plomo. Durante la dictadura militar, fue artista, educadora, mujer y madre de cuatro hijos. Es a partir de esa perspectiva que, a los 85 años, ella ha reflexionado sobre el crecimiento de las ondas fascistas en el mundo entero —y, de nuevo, sobre el papel del arte ante eso.

Para esta muestra, Anna Bella Geiger desarrolló una instalación inédita de la serie CIRCA en que nos propone un sobrevuelo arqueológico que reúne vestigios de la presencia humana sobre la superficie del mundo en diversos locales y épocas. Aquí están restos de las pirámides egipcias, partes de las piscinas Mikvás israelís, algunos jardines babilónicos, frutos de la arquitectura de la Bauhaus, casas americanas premoldeadas, el Museo Nacional incendiado, el desastre delictivo de la Samarco en Mariana. Este CIRCA, por la primera vez, se construye de manera que podemos penetrarlo, atravesarlo por diversos recorridos, a fin de percibir el desgaste de las experiencias de la escala temporal y espacial hasta alcanzarnos la sensación de sobrevuelo tan importante para la obra de Anna Bella.

Hay aquí también un conjunto, elaborado especialmente para esta exposición, de grabados de la serie Rrose Sélavy realizados sobre portadas de periódicos. En esta serie, Anna Bella inserta impresiones serigráficas con padrones de mapas-camuflajes y también collages de papel vegetal con los rostros de Duchamp y de su álter ego femenino Rrose Sélavy sobre periódicos, relacionándolos con las imágenes y textos de esas publicaciones.

Presentamos un conjunto raro y vibrante de grabados de los años setentas de las series Superficies lunares y Polaridades. Con cuatro hijos, en un contexto de severa represión, en que había mucho miedo en sí de hablar sobre la situación política del país, Anna comenzó a imprimir las superficies lunares para que, sobre ese territorio conceptual sin Estado, pudiera hablar con seguridad y libertad. El territorio de la Luna, cuya imagen fue retirada de las primeras fotografías de los cráteres lunares realizados por la NASA, se convertiría en un “territorio libre”, un espacio gráfico-político-imaginario de Anna Bella, a partir del cual surgen también las Polaridades. En esta muestra, Anna Bella imanta en el Solar la calidad de superficie lunar, nos hace afirmar que “aquí es el centro”, nos hace percibir las tinieblas avanzando sobre el territorio brasileño, pero nos recuerda que todo es finito —y poco después de un océano de tormenta, vendrá un mar de tranquilidad. [2]

También presentamos una programación con ocho videos de las décadas de 1970 y 1980 y uno de los años 2000, incluyendo la proyección de la inédita versión colorida y remasterizada del clásico Local de la acción, que se volvió blanco y negro luego de que los militares pasaran la película por una máquina de radiografía de camino a la Bienal de Venecia. Al hacernos lidiar al mismo tiempo con la dureza de lo real y con los procesos delirantes de desplazamiento e imaginación, Anna Bella quiere, a su manera, estimular que nos movamos de modos distintos y en direcciones innovadoras. Como Anna Amélia sabía, este es el lugar adecuado para eso: el Solar es donde lxs “jóvenes vendrán a soñar”.

Esta exposición es fruto de una larga investigación, colaboración e intercambio entre Anna Bella y el Solar dos Abacaxis, y ha sido elaborada poco a poco por los últimos dos años, desde que la artista hizo su primera colaboración en un MANJAR en octubre de 2016. El Solar valora mucho el privilegio que es poder responder en su programación expositiva y educativa con rapidez (y también calma) a los acontecimientos en el campo político y social, en Río, en Brasil y en el mundo. Se catalizó la presente muestra por el actual escenario en que nos encontramos, y proponer la reunión de nuestros cuerpos en ese momento busca celebrar las maravillas que, sí, podemos realizar cuando estamos juntxs, en esta época circa MMXVIII.

Traducción por Isaac Norris

[1] Fecha de la manifestación de las “Mujeres contra Bolsonaro”, que tomó ciudades en Brasil y en el mundo

[2] Lunar (1973), Lunar 1 (1973), Aqui é o Centro (1973), Trevas/sin título (1974), Finito (1974), Oceanus Procellarum (1973) y Mare Tranquilitatis (1973) son algunos de los grabados presentes en la muestra.

Solar dos Abacaxis

Tags: , , , , , , ,

Pájaro piedra

FICUNAM 2018, Mexico City

Moving Images

Garden