Imagen cortesía de Arróniz Arte Contemporáneo

Image courtesy of Arróniz Arte Contemporáneo

Arróniz Arte Contemporáneo presenta

Agustín González, Carlos Sagrera and Hisae Ikenaga
Agustín González, Carlos Sagrera y Hisae Ikenaga

Arróniz Arte Contemporáneo

Ciudad de México

Tabasco 198, Roma Nte.
06700 Mexico City, CDMX

More information:
Arróniz Arte Contemporáneo
Facebook / Instagram / Twitter

Arróniz–Main
GHOST MOUNTAIN
Agustín González

Ghost Mountain presents a group of paintings whose common denominator is a careful reflection on the genre of landscape. The main characters of these works are volcanos, mountains, hillsides of changing colors, translucent surfaces, bamboo forests, and people that at times seem to inhabit those places.

In this series developed by Agustín González (Mexico City, 1978) from personal experiences of natural immersion in Chile, Japan, and Mexico, romantic monumental landscapes are not considered as pictorial motifs. The artist privileges and transforms, according to his own vision, details of summits or the geological constitution of particular rocks. He invites the public to see his paintings as portraits of nature. Despite the attention placed on forests and mountains of different geographical contexts, González’s point of view is not naturalist—his aim is aesthetic contemplation. The artist puts at the service of his work a dedicated and attentive look that, while being overwhelmed by the grandeur of the scenarios he visits, is also able to capture the fissures and cracks in those same landscapes; in a particular way, the slow but implacable destruction of the nature of which man is responsible. González’s painting represents those processes of gradual destruction through transparencies and dynamic and scattered brushstrokes that play with the expressive possibilities of drawing and painting.

Arróniz–Projects
HABIT
Carlos Sagrera

“Habit: A way of proceeding or repetition of same or similar acts, originated by instinctive tendencies, especially ones that are hard to give up.”

The interior space keeps the memory of those whom inhabit it alive; however, time might transform the rooms at the will or necessity of those residents.

The domestic deterioration that comes from ordinary use leaves traces on the furniture, the floors, the walls and the ceiling. The routines and habits from those who occupy the space leave evidence of living. These patterns or traces appear in the paintings; fluid and incomplete reconstructions of spaces which are no longer possible to access, but through this recreation almost seem tactile. A frozen moment in the slow process of fading memories of places that were once so familiar.

Arróniz–Terrace
AMALGAMA
Hisae Ikenaga

For her first exhibition at the gallery, Hisae Ikenga presents two series of works; on the one hand, the metallic structures with panels of the series Sutil olvido, and on the other, the ceramics Fósiles-vasija.

Both proposals mix elements and materials from different times and moments. In the case of the Sutil olvido series, the mixture of the production processes, the industrial materials, their qualities and colors, together with the forms, are the protagonists of this temporary chaos. And in the case of the Fósiles-vasija, a series of supposed rocks have sedimented over thousands of years, taking the form of a vessel with relief drawings.

Born in Mexico City, Hisae Ikenaga studied at the ENPEG, INBAL, and continued her formation at the University of Arts & Design of Kyoto and the Universidad Complutense de Madrid.

Tabasco 198, Roma Nte.
06700 Ciudad de México, CDMX

Más información:
Arróniz Arte Contemporáneo
Facebook / Instagram / Twitter
Arróniz–Principal
MONTAÑA FANTASMA
Agustín González

Montaña fantasma reúne un conjunto de pinturas cuyo común denominador es una reflexión detenida sobre el género del paisaje. Los protagonistas de estas obras son volcanes, montañas, laderas de cambiante color, superficies traslúcidas, bosques de bambús y personajes que por momentos parecen habitar esos parajes.

En esta serie desarrollada por Agustín González (MX, 1978) a partir de experiencias personales de inmersión en la naturaleza de Chile, Japón y México, los paisajes monumentales de corte romántico no se constituyen en motivos pictóricos. El artista privilegia y transforma según su propia visión de mundo detalles de cumbres o la constitución geológica de ciertos lugares, los que invitan a pensar estas pinturas como retratos de la naturaleza. A pesar de la atención puesta en bosques y montañas de distintos contextos geográficos, el afán de González no es naturalista –él prioriza, más bien, la contemplación estética. El artista pone al servicio de su obra una mirada dedicada y atenta que, al mismo tiempo que se sobrecoge ante la grandiosidad de los escenarios que visita, es capaz de captar las fisuras y quiebres de esos mismos paisajes; de modo particular, la destrucción lenta pero implacable de la naturaleza de la cual es responsable el hombre. La pintura de González se hace cargo de representar esos procesos de paulatina destrucción a través de transparencias y de pinceladas dinámicas y entrecortadas que juegan con las posibilidades expresivas del dibujo y de la pintura.
Arróniz–Proyectos
HÁBITO
Carlos Sagrera

"Hábito: una forma habitual de proceder o la repetición de actos similares o iguales, originado por tendencias instintivas, especialmente aquellas que son difíciles de abandonar.”

El espacio interior mantiene viva la memoria de quienes lo habitan; sin embargo, el tiempo puede transformar también las habitaciones por voluntad o necesidad de los residentes.

El deterioro doméstico que proviene del uso ordinario deja huellas en los muebles, los pisos, las paredes y el techo. Las rutinas y los hábitos de quienes ocupan el espacio dejan constancia de vida. Estos patrones o huellas aparecen en las pinturas; las reconstrucciones fluidas e incompletas de espacios a los que ya no es posible acceder, pero que a través de esta recreación parecen táctiles. Un momento congelado en el lento proceso de desvanecimiento de recuerdos, de lugares que alguna vez fueron tan familiares.

Arróniz–Terraza
AMALGAMA
Hisae Ikenaga

Para su primera exposición en la galería, Hisae Ikenaga presenta dos series de trabajos desarrolladas en los últimos años; por un lado, las estructuras metálicas con tableros de la serie Sutil olvido; y, por otro, los Fósiles-vasija de cerámica.

Ambas propuestas mezclan elementos y materiales de distintas épocas y características plásticas. En el caso de la serie Sutil olvido, la mezcla de los procesos de producción, los materiales industriales con sus calidades y colores, aunados a las formas, son los protagonistas de este caos temporal. Y en el caso de los Fósiles-vasija, una serie de supuestas rocas han sedimentado a lo largo de miles de años, y tomado la forma de una vasija con dibujos en relieve.

Originaria de la Ciudad de México, Hisae Ikenaga realizó sus estudios en la Escuela Nacional de Pintura Escultura y Grabado La Esmeralda y continuó su formación académica en la Universidad de Arte y Diseño de Kyoto y la Universidad Complutense de Madrid.


Déjanos un comentario

Tu correo no será publicado.