Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Reptile Dialectics

Theo Michael

Galería OMR Ciudad de México, México 04/24/2014 – 06/28/2014

1

2

3

En Reptile Dialectics, su segunda exhibición en OMR, Theo Michael (Grecia, 1978) presenta los vestigios de una civilización imaginada al plantear diálogos entre posiciones conceptuales y materiales aparentemente incongruentes. La naturaleza paradójica de la tosca sofisticación de las piezas, así como el espíritu de un primitivismo futurista, complican deducir si Michael es un arqueólogo o un vidente.

A lo largo de los últimos meses, Theo Michael dejó de lado los medios con los que se sentía más cómodo para trabajar desde cero con materiales previamente desconocidos para él, como cerámica, cartón y espuma de poliuretano. El uso de tierra y sedimentos para sus pinturas a muro funciona como un ejercicio de estratificación, revelando su exploración del tiempo en términos geológicos. Estas pinturas que a primera vista parecen paisajes de Marte o dioramas geológicos de algún planeta presentado por NASA, funcionan tanto como contexto físico para situar a las otras obras en la exposición y como pinturas gestuales con referencias al expresionismo abstracto.

Situados en tiempo y espacio ambiguos, los objetos, artefactos y maquetas de construcciones primitivas y cuevas, son los rastros de una cosmogonía creada por Theo Michael. Estos fósiles de una civilización desconocida – que bien podría estar perdida o aún por descubrir – rebosan de mitopoiesis y, sin embargo, están metódicamente ordenadas como si fueran parte de una investigación antropológica. Las figuras totémicas esféricas vislumbran una teología basada en la creación de mitos, como emblemas de la deificación de criaturas primitivas. Asimismo, las entidades amorfas representadas en las esculturas de poliuretano y cerámica son a la vez religiosas y cómicas y llevan un péndulo para percibir el movimiento, como rudimentarios sismógrafos.

Michael apela sobre la coexistencia de lo sublime y lo ridículo en su serie de cascos y máscaras presentados en el patio de la galería. Hechos de materiales elementales como cartón, masking tape y una variedad de objetos encontrados, constituyen un ejercicio etnográfico cargado de humor efímero y juguetón y evocan connotaciones de un performance que pudo o no haber sucedido.

En contraste con su última exposición en OMR, esta nueva serie de trabajos es el resultado de un proceso más intuitivo y espontáneo. Evitar la autocensura y el sobre-análisis fue central para el desarrollo de las obras. El encuentro entre los dioses del caos y los dioses de la geometría permite la exploración de la coexistencia del éxtasis y el pensamiento racional. Es la comprensión nietzscheana del impulso artístico, el reconocimiento del escepticismo y cuestionamiento de la voluntad propia del artista, la que nos da la clave para entender la exposición. Reptile Dialectics abarca las contradicciones del pensamiento y visiones de un sofisticado neo-primitivismo.

www.facebook.com/omr.gallery
www.theomichael.com

1

2

3

En Reptile Dialectics, su segunda exhibición en OMR, Theo Michael (Grecia, 1978) presenta los vestigios de una civilización imaginada al plantear diálogos entre posiciones conceptuales y materiales aparentemente incongruentes. La naturaleza paradójica de la tosca sofisticación de las piezas, así como el espíritu de un primitivismo futurista, complican deducir si Michael es un arqueólogo o un vidente.

A lo largo de los últimos meses, Theo Michael dejó de lado los medios con los que se sentía más cómodo para trabajar desde cero con materiales previamente desconocidos para él, como cerámica, cartón y espuma de poliuretano. El uso de tierra y sedimentos para sus pinturas a muro funciona como un ejercicio de estratificación, revelando su exploración del tiempo en términos geológicos. Estas pinturas que a primera vista parecen paisajes de Marte o dioramas geológicos de algún planeta presentado por NASA, funcionan tanto como contexto físico para situar a las otras obras en la exposición y como pinturas gestuales con referencias al expresionismo abstracto.

Situados en tiempo y espacio ambiguos, los objetos, artefactos y maquetas de construcciones primitivas y cuevas, son los rastros de una cosmogonía creada por Theo Michael. Estos fósiles de una civilización desconocida – que bien podría estar perdida o aún por descubrir – rebosan de mitopoiesis y, sin embargo, están metódicamente ordenadas como si fueran parte de una investigación antropológica. Las figuras totémicas esféricas vislumbran una teología basada en la creación de mitos, como emblemas de la deificación de criaturas primitivas. Asimismo, las entidades amorfas representadas en las esculturas de poliuretano y cerámica son a la vez religiosas y cómicas y llevan un péndulo para percibir el movimiento, como rudimentarios sismógrafos.

Michael apela sobre la coexistencia de lo sublime y lo ridículo en su serie de cascos y máscaras presentados en el patio de la galería. Hechos de materiales elementales como cartón, masking tape y una variedad de objetos encontrados, constituyen un ejercicio etnográfico cargado de humor efímero y juguetón y evocan connotaciones de un performance que pudo o no haber sucedido.

En contraste con su última exposición en OMR, esta nueva serie de trabajos es el resultado de un proceso más intuitivo y espontáneo. Evitar la autocensura y el sobre-análisis fue central para el desarrollo de las obras. El encuentro entre los dioses del caos y los dioses de la geometría permite la exploración de la coexistencia del éxtasis y el pensamiento racional. Es la comprensión nietzscheana del impulso artístico, el reconocimiento del escepticismo y cuestionamiento de la voluntad propia del artista, la que nos da la clave para entender la exposición. Reptile Dialectics abarca las contradicciones del pensamiento y visiones de un sofisticado neo-primitivismo.

www.facebook.com/omr.gallery
www.theomichael.com

Tags: , , , ,

The Telomeric Cut

LOVE Georges Herms

No se puede hacer una revolución con guantes de seda

Everybody! Come stand on the altar!