Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

New Fantaisies

Pedro Almodóvar, Javier Calvo, Lygia Clark, María Teresa Hincapié, Mikhail Kalatozov, Yves Klein, Fernand Leger, Cristina Lucas, Citlally Miranda, Pilar Moreno, Natalia Porras Araya, Joaquín Rodríguez del Paso, Nicol Roman, Domenico Tintoretto, Lauren Vargas, Paulina Velázquez, Akram Zaatari, y inserciones de la colección Virginia Pérez-Ratton : Jonathan Harker, Emilia Prieto.

TEOR/éTica San Jose, Costa Rica 10/03/2013 – 02/08/2014

10553529483_a3e63b5b27_c

10553330674_01fac85931_c

10553407586_1c418c9d14_cCuradores : Lina Castañeda Bonilla, Inti Guerrero

Nos enseñaron a seguir instrucciones y se nos han entregado modelos, protocolos y tratados de cómo debemos ser, de cómo debemos actuar. El control es como un virus que invade los cuerpos y nos inculca que cada cuerpo pertenece a uno de los dos géneros -femenino y masculino- y que cada género tiene sus propias reglas y características. Desafiar estas reglas trae problemas. Los roles están establecidos y solo permiten ciertas actuaciones o performances, las otras se criminalizan.
Seguir estos roles y ejercer la libertad personal al mismo tiempo es una fantasía. Por ejemplo, la seducción está permitida e incluso exigida al género femenino, pero solo en su justa medida. Cuando la seducción se exagera o se usa libremente también se criminaliza. A quienes desafían ese límite se les llama perras, se les llama putas. Ser libre desafiando el género impuesto es cumplir una fantasía. Agradarse a uno mismo, siguiendo o no las reglas de género, es ser verdaderamente libre. Ser lo que se quiere ser es el más grande empoderamiento.
Sin embargo, la puta o perra no es solamente la que se permite ser quien quiere ser y actuar como quiere actuar. Puta y perra también es la sumisa, la que acata las reglas, la que se deja explotar, la que está al servicio de otro, la ama de casa. Esta es la dualidad de las putas, empoderadas y sumisas al mismo tiempo.

http://www.teoretica.org

Esta exposición cuenta con el apoyo de AC/E Acción Cultural Española y Teorema Fundación Educativa y Cultural.

10553529483_a3e63b5b27_c

10553330674_01fac85931_c

10553407586_1c418c9d14_c

Curadores : Lina Castañeda Bonilla, Inti Guerrero

Nos enseñaron a seguir instrucciones y se nos han entregado modelos, protocolos y tratados de cómo debemos ser, de cómo debemos actuar. El control es como un virus que invade los cuerpos y nos inculca que cada cuerpo pertenece a uno de los dos géneros -femenino y masculino- y que cada género tiene sus propias reglas y características. Desafiar estas reglas trae problemas. Los roles están establecidos y solo permiten ciertas actuaciones o performances, las otras se criminalizan.
Seguir estos roles y ejercer la libertad personal al mismo tiempo es una fantasía. Por ejemplo, la seducción está permitida e incluso exigida al género femenino, pero solo en su justa medida. Cuando la seducción se exagera o se usa libremente también se criminaliza. A quienes desafían ese límite se les llama perras, se les llama putas. Ser libre desafiando el género impuesto es cumplir una fantasía. Agradarse a uno mismo, siguiendo o no las reglas de género, es ser verdaderamente libre. Ser lo que se quiere ser es el más grande empoderamiento.
Sin embargo, la puta o perra no es solamente la que se permite ser quien quiere ser y actuar como quiere actuar. Puta y perra también es la sumisa, la que acata las reglas, la que se deja explotar, la que está al servicio de otro, la ama de casa. Esta es la dualidad de las putas, empoderadas y sumisas al mismo tiempo.

http://www.teoretica.org

Esta exposición cuenta con el apoyo de AC/E Acción Cultural Española y Teorema Fundación Educativa y Cultural.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

My Life in Grey

Sobre glaciares y avalanchas

Apodi 69

Told and Untold