Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Letras y volúmenes

Federico Herrero

Proyectos Monclova Ciudad de México, México 04/10/2014 – 06/14/2014

1

2

3

Proyectos Monclova se complace en presentar la primera exposición individual de Federico Herrero en México.

La aproximación de Herrero a la pintura se vincula a tradiciones relacionadas del conceptualismo latinoamericano, el muralismo, así como el abstraccionismo geométrico, aunque simultáneamente, se sitúa fuera de ellas. El artista va más allá de los límites tradicionales de la pintura no solamente en la manera en la que trabaja con el margen del lienzo, sino en la forma en la que su trabajo se sitúa dentro y con el espacio. Además del típico lienzo y muros, los soportes y superficies que utiliza son tan variados y van desde una calle, hasta un autobús, o el fondo de una alberca, además de que recientemente ha utilizado concreto y elementos de madera esculturales a los que se refiere como “volúmenes”. Una serie de estas unidades tridimensionales se exhiben junto a pinturas de gran formato en el primer piso de la galería. No obstante, el artista no las considera escultura; en lugar, las plantea como espacios alternativos para intervenciones pictóricas.

Estos objetos aluden a fragmentos de arquitectura modernista, complementando el paisaje mental que se presenta en los lienzos. La imaginería de Herrero comprende parches cromáticos de color, figuras caricaturescas, la falta de pintura, así como ojos incorpóreos. El uso de distintos medios como pintura al óleo, acrílico, marcadores, plumas y pintura de aerosol en un mismo trabajo, disuelve jerarquías de técnicas tradicionales y refleja el proceso de la pintura en sí. Riesgo e improvisación son cruciales en la práctica de Herrero.

Su trabajo puede leerse como un estudio de espacios liminales –los huecos entre figura y fondo, lienzo y muro, privado y público, obra y espectador.

Federico Herrero también cuestiona los límites espaciales de los museos y las galerías, presentando trabajos que utilizan aproximaciones similares a una instalación. En Letras y volúmenes, el artista presenta una serie de pinturas en dialogo con el color aplicado directamente en el interior de la arquitectura. Utiliza el espacio del sótano de la galería para expandir el concepto de pintura y su percepción. El piso se convierte en un lienzo: un azul cielo brillante cubre el piso completamente y se extiende sutilmente hacia las paredes transformando así el espacio de exposición en un contenedor o vasija, y demostrando sus propiedades volumétricas.

Al suspender los límites entre muros y piso, Herrero subvierte jerarquías de presentación que se ejercen en instituciones tradicionales. Sin embargo, este momento de transferencia no se agota en este punto. Mientras pinta en su estudio, Federico Herrero protege el suelo con una superficie de plástico blanco. Marcada con distintos trazos incluyendo gotas de color, pisadas y marcas de tierra, esta cubierta se convierte en una pieza que se presenta en el muro de la exposición, montada de forma tradicional sobre un bastidor. Uno podría llamar estas obras, índices de pinturas del proceso de la pintura.

Este mecanismo accidental y automático es de interés particular para el artista, quien explora las posibilidades de imitar lo aleatorio y el azar.

Federico Herrero nació en San José, Costa Rica, en 1978, y estudió pintura en Pratt Institute, Nueva York, de 1997 a 1998. En 2001, ganó el premio especial de la Bienal de Venecia para jóvenes artistas. Herrero vive y trabaja en San José. Entre sus exposiciones individuales se encuentran Fondazone Bevilacqua La Masa, Venecia (2006); Kunstverein Freiburg, Alemania, y CCA Wattis Institute for Contemporary Arts, San Francisco (ambas en 2008); Galería Juana de Aizpuru, Madrid, y TEOR/éTica, San José, Costa Rica (ambas en 2009); 21-seiki Gendai Bijustsukan, Kanazawa, Japón (2012); y La Casa Encendida, Madrid (2013). Su trabajo se ha presentado en exposiciones colectivas incluyendo la Bienal de Venecia: Plateau of Humankind (2001); Bienal de Habana (2003); Diverse Ways of Happiness, Aichi World Expo, Nagoya, Japón (2005); Interrogating Systems: CIFO Grants and Commissions Exhibition, Cisneros Fontanals Art Foundation, Miami (2008); Play with Me, Museum of Latin American Art, Los Ángeles (2012); On Painting, Centro Atlántico de Arte Moderno, Las Palmas de Gran Canaria, España (2013).

http://www.proyectosmonclova.com

Cortesía de Proyectos Monclova

1 3 2

Proyectos Monclova se complace en presentar la primera exposición individual de Federico Herrero en México.

La aproximación de Herrero a la pintura se vincula a tradiciones relacionadas del conceptualismo latinoamericano, el muralismo, así como el abstraccionismo geométrico, aunque simultáneamente, se sitúa fuera de ellas. El artista va más allá de los límites tradicionales de la pintura no solamente en la manera en la que trabaja con el margen del lienzo, sino en la forma en la que su trabajo se sitúa dentro y con el espacio. Además del típico lienzo y muros, los soportes y superficies que utiliza son tan variados y van desde una calle, hasta un autobús, o el fondo de una alberca, además de que recientemente ha utilizado concreto y elementos de madera esculturales a los que se refiere como “volúmenes”. Una serie de estas unidades tridimensionales se exhiben junto a pinturas de gran formato en el primer piso de la galería. No obstante, el artista no las considera escultura; en lugar, las plantea como espacios alternativos para intervenciones pictóricas.

Estos objetos aluden a fragmentos de arquitectura modernista, complementando el paisaje mental que se presenta en los lienzos. La imaginería de Herrero comprende parches cromáticos de color, figuras caricaturescas, la falta de pintura, así como ojos incorpóreos. El uso de distintos medios como pintura al óleo, acrílico, marcadores, plumas y pintura de aerosol en un mismo trabajo, disuelve jerarquías de técnicas tradicionales y refleja el proceso de la pintura en sí. Riesgo e improvisación son cruciales en la práctica de Herrero.

Su trabajo puede leerse como un estudio de espacios liminales –los huecos entre figura y fondo, lienzo y muro, privado y público, obra y espectador.

Federico Herrero también cuestiona los límites espaciales de los museos y las galerías, presentando trabajos que utilizan aproximaciones similares a una instalación. En Letras y volúmenes, el artista presenta una serie de pinturas en dialogo con el color aplicado directamente en el interior de la arquitectura. Utiliza el espacio del sótano de la galería para expandir el concepto de pintura y su percepción. El piso se convierte en un lienzo: un azul cielo brillante cubre el piso completamente y se extiende sutilmente hacia las paredes transformando así el espacio de exposición en un contenedor o vasija, y demostrando sus propiedades volumétricas.

Al suspender los límites entre muros y piso, Herrero subvierte jerarquías de presentación que se ejercen en instituciones tradicionales. Sin embargo, este momento de transferencia no se agota en este punto. Mientras pinta en su estudio, Federico Herrero protege el suelo con una superficie de plástico blanco. Marcada con distintos trazos incluyendo gotas de color, pisadas y marcas de tierra, esta cubierta se convierte en una pieza que se presenta en el muro de la exposición, montada de forma tradicional sobre un bastidor. Uno podría llamar estas obras, índices de pinturas del proceso de la pintura.

Este mecanismo accidental y automático es de interés particular para el artista, quien explora las posibilidades de imitar lo aleatorio y el azar.

Federico Herrero nació en San José, Costa Rica, en 1978, y estudió pintura en Pratt Institute, Nueva York, de 1997 a 1998. En 2001, ganó el premio especial de la Bienal de Venecia para jóvenes artistas. Herrero vive y trabaja en San José. Entre sus exposiciones individuales se encuentran Fondazone Bevilacqua La Masa, Venecia (2006); Kunstverein Freiburg, Alemania, y CCA Wattis Institute for Contemporary Arts, San Francisco (ambas en 2008); Galería Juana de Aizpuru, Madrid, y TEOR/éTica, San José, Costa Rica (ambas en 2009); 21-seiki Gendai Bijustsukan, Kanazawa, Japón (2012); y La Casa Encendida, Madrid (2013). Su trabajo se ha presentado en exposiciones colectivas incluyendo la Bienal de Venecia: Plateau of Humankind (2001); Bienal de Habana (2003); Diverse Ways of Happiness, Aichi World Expo, Nagoya, Japón (2005); Interrogating Systems: CIFO Grants and Commissions Exhibition, Cisneros Fontanals Art Foundation, Miami (2008); Play with Me, Museum of Latin American Art, Los Ángeles (2012); On Painting, Centro Atlántico de Arte Moderno, Las Palmas de Gran Canaria, España (2013).

http://www.proyectosmonclova.com

Cortesía de Proyectos Monclova

Tags: , , , ,

Body in Change

After the Utopian Sleep

Sangre de yegua preñada

Frágiles