Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

En tránsito

José Dávila, Adam Pendleton, Gonzalo Lebrija, Jorge Méndez Blake, Milena Muzquiz, Pablo Dávila, JIS

Travesía Cuatro Guadalajara, Jalisco, México 06/30/2015 – 08/15/2015

01

11

15

Entering a storage room involves a confrontation with things in their full material condition as inactive forms. The human dynamics that impregnate everything with meaning are momentarily suspended in these places; the constitutive actions that coat everything with a certain familiarity are replaced by specialized codes that impose an approach defined by protocols towards objects, generating autonomous and closed languages, which true meaning is only accessed by a reduced group of people.

In a commercial context, stored products cease to be sold and become mere volumes; something similar happens with artworks: the exhibition space is left behind and the role of the spectator is eliminated, visibility and interpretation are no longer the main considerations. The pieces are arranged and organized in direct relation to their conservation and the maximization of the use of space.

The storage room is created based on the necessity for inaccessibility and the delimitation of a private space isolated from the transit and circulation that determine the public sphere, aiming to certain invisibility. The storage space belongs to the reduced category of places created by human beings that are not constructed entirely based on human dispositions or discursive needs. If every container is determined by its content, then the storage room is a completely objective space; human presence assumes a secondary and transient character. Codes, protocols and logistical languages are the only sources of mediation.

En tránsito demands an overall reconsideration of the exhibition space and the implications of exhibiting artworks in optimum conditions, paired with an interpretation guide provided by the curator. Proposing a simulation of a storage room, the gallery is transformed into the moment before the exhibition itself, into that which is out from public view and is not regulated by a curatorial perspective. Here it takes place an authentic confrontation: the visitor encounters a set of artworks that are disposed for themselves and the space it contains them. The pieces demand effort and compromise in order to be isolated from the general, uniform and homogenous volume.

This simulation is a gesture that involves providing visibility to a series of places and artworks that have remained hidden, but it also offers the possibility of problematizing the consideration of contemporary art that has consolidated during the last decades: in the best museographic conditions and complemented by a curatorial discourse. The encounter with the codified volumes conformed by the stored artworks could lead the viewer to incomprehension, but it also offers the possibility of creating personal connections between the artworks, guided only by the inherent potency of the pieces.

http://www.travesiacuatro.com/

Courtesy of Travesía Cuatro, Guadalajara

01

11

15

Travesía Cuatro se enorgullece en presentar En tránsito, una muestra colectiva que recorre la obra reciente y las piezas icónicas de artistas representados por la galería y otros artistas que han formado parte de proyectos específicos. La idea de esta exposición se originó a partir de las visitas a las bodegas de los estudios de nuestros artistas en Guadalajara, al ver que muchas de las obras almacenadas nunca habían sido expuestas en la ciudad donde fueron creadas.

Entrar en un almacén implica enfrentarse con las cosas en su plena condición material como formas inactivas. Las dinámicas humanas que lo impregnan todo con significado y sentido, son suspendidas momentáneamente en estos espacios; las acciones constitutivas que recubren todo con una cierta familiaridad, son remplazadas por códigos especializados que imponen un acercamiento protocolario a los objetos, generando así lenguajes autónomos y clausurados, cuyo verdadero significado es reservado a un grupo reducido de personas.

En un contexto comercial, las mercancías embodegadas dejan de ser comercializadas y devienen en meros bultos; algo similar sucede con las obras de arte, pues abandonando el contexto expositivo se elimina el papel del espectador, dejando a un lado nociones de visibilidad y comprensión, las obras son resguardadas y dispuestas en el almacén teniendo en consideración su conservación y la maximización del uso del espacio.

El almacén es un espacio creado a partir de la necesidad de inaccesibilidad, de la delimitación de un espacio privado apartado del tránsito y la circulación que determinan a lo público; aspirando a una cierta invisibilidad. El espacio de almacenamiento es uno de los pocos espacios creados por el ser humano que no se construye por completo en base a las disposiciones humanas o a un determinado discurso. Si todo contenedor es definido por aquello que contiene, el almacén es un espacio plenamente objetivo, la presencia humana adquiere un carácter secundario y transitorio. Los códigos, protocolos y lenguajes de organización son únicamente procedimientos de mediación.

En tránsito exige la reconsideración del espacio expositivo y las implicaciones de exponer una obra de arte en condiciones óptimas, acompañada de la guía de interpretación provista por el curador. Por tratarse de la simulación de una bodega, la galería se transforma en el momento previo a la exposición, aquello que está fuera de la vista del espectador y que no se rige por lineamientos curatoriales.  En el almacén se desarrolla un auténtico enfrentamiento, el visitante encuentra un conjunto de obras de arte dispuestas para sí mismas y para el espacio. Las piezas exigen un esfuerzo para ser delimitadas, pues deben ser extraídas del volumen general, uniforme y homogéneo.

Esta simulación es un gesto que implica dotar de visibilidad a una serie de espacios y obras que han permanecido ocultos, pero ofrece también la oportunidad de problematizar la aproximación al arte contemporáneo que se ha consolidado durante las últimas décadas: en óptimas condiciones museográficas y con el acompañamiento de un discurso curatorial. El encuentro con el volumen codificado propio del almacén puede llevar a la incomprensión, pero también a la creación de un recorrido propio guiado por la potencia propia de las piezas, las posibilidades de establecer relaciones entre las obras son infinitas en dicho contexto.

http://www.travesiacuatro.com/

Cortesía de Travesía Cuatro, Guadalajara

Tags: , , , , , , , , , ,

netherrrrrr

1+2 ≡

Maid’s Room

Invisible Green