Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Différance

Juan Pablo Villegas

Le Laboratoire Ciudad de México, México 06/09/2015 – 07/11/2015

21

18

23

Différance
(la a en vez de la e)

Lo que es distinto es diferido… la voz de en medio que precede y establece la oposición entre lo pasivo y lo activo… un ensamblaje como unión de dos palabras diferentes, diferente diferido.

De este modo comienza la conferencia que Jaques Derrida dio en la sociedad francesa de filosofía el 28 de enero de 1968, previa a los disturbios estudiantiles y sociales de ese emblemático año. Para el filósofo, Différance es una palabra inventada ya que una a substituye a la e. Dos paradojas surgen: la a no cambia la pronunciación de la palabra (no suena); Derrida no desea crear un concepto nuevo (la unión de dos palabras), pero lo hace a pesar de sí mismo dejando una huella profunda en el pensamiento filosófico actual.

Diferir es temporalizar, es crear un espaciamiento, es espacio convirtiéndose en tiempo y el tiempo volviéndose espacio. Para Derrida es imposible asir el presente, mostrarlo en sí mismo, tenemos que significar, desviarnos a través de una cadena o sistema dentro del cual un signo se refiere a otros conceptos gracias al sistemático juego de las diferencias.

De esto trata esta exposición, de la imposibilidad del arte de mostrar a un utópico ser único, al objeto artístico en sí. Vivimos en una serie de espejos oblicuos en donde la idea original no existe, solo existe la huella, el efecto sin la causa, o la huella de la huella, de la huella[1]….. Hemos incluido aquí la obra de 7 artistas mexicanos pensando en esta sucesión de ecos sonoros, en donde cada uno de ellos es distinto del que lo precede. Del mismo modo, las obras todas juntas son diferencias diferidas, no están ligadas las unas con las otras más que en el subconsciente del visitante, que tal vez (de manera diferida), pueda encontrar una nueva diferencia, un nuevo eco.

La différance en esta exposición puede ser la incomunicación, una interpretación errática que no obstante revela ideas nuevas (G. Galindo), pueden ser las diferencias de un origen diferido (M. Rocha Iturbide, V. Rojo Cama, G. Santamarina, JP. Villegas), puede ser la acumulación de diferencias – signos – en una sola palabra – un solo signo – (D. Lara), o pueden ser las diferencias entre el mensaje aural y el mensaje escrito (R. Arcaute). Différance  es una exposición que se desdobla en una época tardo capitalista en la que los orígenes parecen haber dejado de existir, solo nos quedan los vestigios, los efectos. ¿Acaso nos hemos quedado sin ideas nuevas? Aunque el origen pudiera haber dejado de existir, o nunca haya existido, subsisten sin embargo las transformaciones que vagamente lo recuerdan, cada una de ellas enigmática, emblemática y diferente de las demás. Ellas nos validan, nos hacen únicos, nos hacen diferentes.


[1] En el lenguaje de la metafísica, la paradoja de este tipo de estructura es la inversión del concepto metafísico que produce el efecto siguiente: el presente se convierte en el sigo de signos, la huella de las huellas. Ya no es lo que toda referencia refiere en la ultima instancia; se convierte en una función, en un estructura referencial generalizada. Es una huella, y una huella de la borradura de una huella.

Curated by Barbara Perea and Manuel Rocha Iturbide

http://www.lelaboratoire.mx/

Courtesy of Galería Le Laboratoire

21

18

23

Différance
(la a en vez de la e)

Lo que es distinto es diferido… la voz de en medio que precede y establece la oposición entre lo pasivo y lo activo… un ensamblaje como unión de dos palabras diferentes, diferente diferido.

De este modo comienza la conferencia que Jaques Derrida dio en la sociedad francesa de filosofía el 28 de enero de 1968, previa a los disturbios estudiantiles y sociales de ese emblemático año. Para el filósofo, Différance es una palabra inventada ya que una a substituye a la e. Dos paradojas surgen: la a no cambia la pronunciación de la palabra (no suena); Derrida no desea crear un concepto nuevo (la unión de dos palabras), pero lo hace a pesar de sí mismo dejando una huella profunda en el pensamiento filosófico actual.

Diferir es temporalizar, es crear un espaciamiento, es espacio convirtiéndose en tiempo y el tiempo volviéndose espacio. Para Derrida es imposible asir el presente, mostrarlo en sí mismo, tenemos que significar, desviarnos a través de una cadena o sistema dentro del cual un signo se refiere a otros conceptos gracias al sistemático juego de las diferencias.

De esto trata esta exposición, de la imposibilidad del arte de mostrar a un utópico ser único, al objeto artístico en sí. Vivimos en una serie de espejos oblicuos en donde la idea original no existe, solo existe la huella, el efecto sin la causa, o la huella de la huella, de la huella[1]….. Hemos incluido aquí la obra de 7 artistas mexicanos pensando en esta sucesión de ecos sonoros, en donde cada uno de ellos es distinto del que lo precede. Del mismo modo, las obras todas juntas son diferencias diferidas, no están ligadas las unas con las otras más que en el subconsciente del visitante, que tal vez (de manera diferida), pueda encontrar una nueva diferencia, un nuevo eco.

La différance en esta exposición puede ser la incomunicación, una interpretación errática que no obstante revela ideas nuevas (G. Galindo), pueden ser las diferencias de un origen diferido (M. Rocha Iturbide, V. Rojo Cama, G. Santamarina, JP. Villegas), puede ser la acumulación de diferencias – signos – en una sola palabra – un solo signo – (D. Lara), o pueden ser las diferencias entre el mensaje aural y el mensaje escrito (R. Arcaute). Différance  es una exposición que se desdobla en una época tardo capitalista en la que los orígenes parecen haber dejado de existir, solo nos quedan los vestigios, los efectos. ¿Acaso nos hemos quedado sin ideas nuevas? Aunque el origen pudiera haber dejado de existir, o nunca haya existido, subsisten sin embargo las transformaciones que vagamente lo recuerdan, cada una de ellas enigmática, emblemática y diferente de las demás. Ellas nos validan, nos hacen únicos, nos hacen diferentes.


[1] En el lenguaje de la metafísica, la paradoja de este tipo de estructura es la inversión del concepto metafísico que produce el efecto siguiente: el presente se convierte en el sigo de signos, la huella de las huellas. Ya no es lo que toda referencia refiere en la ultima instancia; se convierte en una función, en un estructura referencial generalizada. Es una huella, y una huella de la borradura de una huella.

Curaduría: Barbara Perea y Manuel Rocha Iturbide

http://www.lelaboratoire.mx/

Cortesía de Galería Le Laboratoire

Tags: , , , , , , , , , ,

Transmutaciones & Uno sólo, eterno, que se repite

“The Exactness of Mistake”, Elena Damiani.

Siberia

Doble fondo