Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Colateral

Yoshua Okón

Museo Amparo Puebla, México 03/03/2018 – 06/04/2018

Yoshua Okón. Vista de la exposición Colateral en Museo Amparo, Puebla, México, 2018. Cortesía de Museo Amparo

Yoshua Okón. Vista de la exposición Colateral en Museo Amparo, Puebla, México, 2018. Cortesía de Museo Amparo

Yoshua Okón. Vista de la exposición Colateral en Museo Amparo, Puebla, México, 2018. Cortesía de Museo Amparo

Colateral, exposición coproducida con el Museo Universitario Arte Contemporáneo, presenta la política de infiltración distintiva de Okón, en la que diversos grupos y formaciones sociales —“protectores de la frontera”, agentes inmobiliarios que trabajan en los suburbios, defensores de pueblos pequeños— realizan y reinventan sus propias rutinas, entrelazándolas con fantasías y delirios especulativos. El trabajo de Okón mezcla situaciones actuadas, documentación e improvisación, cuestionando las percepciones habituales de la realidad y la verdad, la individualidad y la moralidad.

Yoshua Okón utiliza el humor como un recurso que, aunque inclemente y oscuro, está encaminado a la reflexión. Por otra parte, consistentemente se apropia de los lenguajes de la cultura de consumo para darles la vuelta y utilizarlos en su contra. Es decir, para orientarlos con una finalidad reflexiva: seducir con humor y con un lenguaje parcialmente pop para después confrontar.

Esta muestra, curada por John C. Welchman, examina veinte años de producción artística de Yoshua Okón en múltiples medios como videos, videoinstalaciones, fotografías y esculturas. Asimismo, la exposición se organiza como un espiral geográfico que se despliega desde Ciudad de México, donde Okón nació y ha trabajado la mayor parte de su carrera, mostrando obras como Bocanegra (2007) y Chocorrol (1997); hasta Herzliya, en Israel, donde presentó el performance Gaza Stripper (2006).

Estas videoinstalaciones se complementan con las figuras de circulación y reciclaje, y por un nuevo proyecto público que pone en primer plano la elaboración y significación de los emblemas nacionales y logos empresariales que desde hace tiempo interesan a Okón. Los tubos de plexiglás de HCI (2004) llevan vómito de una clínica de bulimia a través de la exposición; hay cubos de grasa cosechada de los procedimientos de liposucción; mientras que El excusado (2016) presenta el falso glamour, la desmitificación y una dosis de anticlímax flatulentos a las evacuaciones diarias del cuerpo. Los circuitos y simetrías representados por estas obras, animadas por acciones de bombeo y sifonado, circulación y descarga, repiten algunas de las imágenes clave en los videos del artista: el maniaco giro de tres vehículos todo terreno blancos en Oracle (2015); la marcha adelante y atrás en Chille (2009); la línea de producción filmada en travelling y las rutinas chupavidas que figuran en Risas enlatadas (2009); los bailes geriátricos alrededor de un tótem fantasma en The Indian Project: Rebuilding History (2015); y los promotores de la guerra recorriendo el estacionamiento de un Home Depot de Los Ángeles en Octopus (2011).

Si la obra temprana de Yoshua Okón puso énfasis en ciertas puestas en escena del yo, a menudo generadas por la disfunción social y los trastornos de la personalidad, su práctica durante aproximadamente la última década ha abierto varios proyectos con la organización social y política de los grupos. En palabras del artista, “Me interesa más plantear preguntas, estimular el pensamiento crítico y la conversación, que tú como espectador tomes una distancia crítica de lo que asumes, y reformules tu idea del mundo y tu idea de lo que te rodea. Intento plantear mi obra de tal manera que te estimule a participar activa y creativamente para definir tu propio posicionamiento ético y estético”.

http://museoamparo.com

Yoshua Okón. Vista de la exposición Colateral en Museo Amparo, Puebla, México, 2018. Cortesía de Museo Amparo

Yoshua Okón. Vista de la exposición Colateral en Museo Amparo, Puebla, México, 2018. Cortesía de Museo Amparo

Yoshua Okón. Vista de la exposición Colateral en Museo Amparo, Puebla, México, 2018. Cortesía de Museo Amparo

Colateral, exposición coproducida con el Museo Universitario Arte Contemporáneo, presenta la política de infiltración distintiva de Okón, en la que diversos grupos y formaciones sociales –“protectores de la frontera”, agentes inmobiliarios que trabajan en los suburbios, defensores de pueblos pequeños– realizan y reinventan sus propias rutinas, entrelazándolas con fantasías y delirios especulativos. El trabajo de Okón mezcla situaciones actuadas, documentación e improvisación, cuestionando las percepciones habituales de la realidad y la verdad, la individualidad y la moralidad.

Yoshua Okón utiliza el humor como un recurso que, aunque inclemente y oscuro, está encaminado a la reflexión. Por otra parte, consistentemente se apropia de los lenguajes de la cultura de consumo para darles la vuelta y utilizarlos en su contra. Es decir, para orientarlos con una finalidad reflexiva: seducir con humor y con un lenguaje parcialmente pop para después confrontar.

Esta muestra, curada por John C. Welchman, examina veinte años de producción artística de Yoshua Okón en múltiples medios como videos, videoinstalaciones, fotografías y esculturas. Asimismo, la exposición se organiza como un espiral geográfico que se despliega desde Ciudad de México, donde Okón nació y ha trabajado la mayor parte de su carrera, mostrando obras como Bocanegra (2007) y Chocorrol (1997); hasta Herzliya, en Israel, donde presentó el performance Gaza Stripper (2006).

Estas videoinstalaciones se complementan con las figuras de circulación y reciclaje, y por un nuevo proyecto público que pone en primer plano la elaboración y significación de los emblemas nacionales y logos empresariales que desde hace tiempo interesan a Okón. Los tubos de plexiglás de HCI (2004) llevan vómito de una clínica de bulimia a través de la exposición; hay cubos de grasa cosechada de los procedimientos de liposucción; mientras que El excusado (2016) presenta el falso glamour, la desmitificación y una dosis de anticlímax flatulentos a las evacuaciones diarias del cuerpo. Los circuitos y simetrías representados por estas obras, animadas por acciones de bombeo y sifonado, circulación y descarga, repiten algunas de las imágenes clave en los videos del artista: el maniaco giro de tres vehículos todo terreno blancos en Oracle (2015); la marcha adelante y atrás en Chille (2009); la línea de producción filmada en travelling y las rutinas chupavidas que figuran en Risas enlatadas (2009); los bailes geriátricos alrededor de un tótem fantasma en The Indian Project: Rebuilding History (2015); y los promotores de la guerra recorriendo el estacionamiento de un Home Depot de Los Ángeles en Octopus (2011).

Si la obra temprana de Yoshua Okón puso énfasis en ciertas puestas en escena del yo, a menudo generadas por la disfunción social y los trastornos de la personalidad, su práctica durante aproximadamente la última década ha abierto varios proyectos con la organización social y política de los grupos. En palabras del artista, “Me interesa más plantear preguntas, estimular el pensamiento crítico y la conversación, que tú como espectador tomes una distancia crítica de lo que asumes, y reformules tu idea del mundo y tu idea de lo que te rodea. Intento plantear mi obra de tal manera que te estimule a participar activa y creativamente para definir tu propio posicionamiento ético y estético”.

http://museoamparo.com

Tags: , , , , ,

Espejo negro, elefante blanco

Umbelina’s Cave Gruna

Solarism Season

Ursula Böckler: photographs from the “Magical Misery Tour” with Martin Kippenberger, at SOLO SHOWS, São Paulo