Contemporary Art in the Americas Arte Contemporáneo en las Américas

Aria

María Teresa Hamon

ABRA Caracas, en Centro de Arte Los Galpones Caracas, Venezuela 05/13/2018 – 07/08/2018

Three Blackbirds, 2017. 25 x 20 cm. Imagen cortesía de ABRA Caracas

Irreversible [Mecánicas del silencio] (detalle), 2017. 25 x 30 cm. Imagen cortesía de ABRA Caracas

Vista de instalación. A la izquierda: Rot, 2015. 87 x 58 cm. A la derecha: Índigo, 2017. 67,5 x 45 cm. Imagen cortesía de ABRA Caracas

El espacio llama a la acción,
y antes de la acción la imaginación trabaja.
Gaston Bachelard

La percepción requiere participación.
Antoni Muntadas

Enfrentarse al trabajo de María Teresa Hamon no ha sido una tarea fácil y ha puesto en crisis, a menudo, mis discursos sobre la fotografía. Este texto que estoy a punto de escribir responde exactamente a ese quiebro que Aria ha generado.

La obra de Hamon parece recusar cualquier intento de ser comprendida a través de las estructuras racionales que intentamos construir para facilitarnos el acceso a la obra de arte: intentamos construir paralelismos con obras y praxis artísticas ya digeridas; intentamos reconstruir la lógica que se esconde detrás de la estructura expositiva; intentamos analizar el texto del curador que suele acompañar la obra, en formato exposición, en búsqueda de claves de lecturas que nos ayuden a entender; buscamos cualquier indicio, como los tacos de salida del corredor de cien metros, que nos den sustento.

¿Es de verdad necesario tener esas ayudas para comprender el espacio donde la obra de Hamon vive? ¿No puedo dejar aparte todas esas estructuras con las que he aprendido a ver, disfrutar, criticar y escribir sobre el arte? Probablemente no del todo, pero lo he intentado. ¿Cuántos tipos de amores, dolores, sexualidades, de nosotros mismos existen? ¿Acaso el dolor por la pérdida de sí mismo es más agudo que el dolor de la pérdida de alguien querido?

Aria es un lugar de multiplicidades, donde se mezclan códigos, personalidades, pasiones y, por cierto, pérdidas.

Caen las hojas en primavera.
Se desaparece… por mitad.

Explorar Aria ha sido como entrar en un acelerador que ha generado una secuencia de colisiones y dislocaciones, donde la única brújula a mi alcance ha sido el potente afloramiento de la imaginación.

Yo,
Salvatore M. Elefante

https://www.abracaracas.com

Three Blackbirds, 2017. 25 x 20 cm. Imagen cortesía de ABRA Caracas

Irreversible [Mecánicas del silencio] (detalle), 2017. 25 x 30 cm. Imagen cortesía de ABRA Caracas

Vista de instalación. A la izquierda: Rot, 2015. 87 x 58 cm. A la derecha: Índigo, 2017. 67,5 x 45 cm. Imagen cortesía de ABRA Caracas

El espacio llama a la acción,
y antes de la acción la imaginación trabaja.
Gaston Bachelard

La percepción requiere participación.
Antoni Muntadas

Enfrentarse al trabajo de María Teresa Hamon no ha sido una tarea fácil y ha puesto en crisis, a menudo, mis discursos sobre la fotografía. Este texto que estoy a punto de escribir responde exactamente a ese quiebro que Aria ha generado.

La obra de Hamon parece recusar cualquier intento de ser comprendida a través de las estructuras racionales que intentamos construir para facilitarnos el acceso a la obra de arte: intentamos construir paralelismos con obras y praxis artísticas ya digeridas; intentamos reconstruir la lógica que se esconde detrás de la estructura expositiva; intentamos analizar el texto del curador que suele acompañar la obra, en formato exposición, en búsqueda de claves de lecturas que nos ayuden a entender; buscamos cualquier indicio, como los tacos de salida del corredor de cien metros, que nos den sustento.

¿Es de verdad necesario tener esas ayudas para comprender el espacio donde la obra de Hamon vive? ¿No puedo dejar aparte todas esas estructuras con las que he aprendido a ver, disfrutar, criticar y escribir sobre el arte? Probablemente no del todo, pero lo he intentado. ¿Cuántos tipos de amores, dolores, sexualidades, de nosotros mismos existen? ¿Acaso el dolor por la pérdida de sí mismo es más agudo que el dolor de la pérdida de alguien querido?

Aria es un lugar de multiplicidades, donde se mezclan códigos, personalidades, pasiones y, por cierto, pérdidas.

Caen las hojas en primavera.
Se desaparece… por mitad.

Explorar Aria ha sido como entrar en un acelerador que ha generado una secuencia de colisiones y dislocaciones, donde la única brújula a mi alcance ha sido el potente afloramiento de la imaginación.

Yo,
Salvatore M. Elefante

https://www.abracaracas.com

Tags: , , , , , , ,

Con Wilson… dos décadas vulnerables locales y visuales

Necessary Force: Art in the Police State

Estallar las apariencias

Paisaje infinito